Firmas

Otra huelga en la Justicia: ¡Más anarquía!

Otra huelga en la Justicia: ¡Más anarquía!
El autor de esta columna es socio director de Luis Romero Abogados y doctor en Derecho Penal.
15/9/2023 06:30
|
Actualizado: 15/9/2023 09:43
|

Cuando pensábamos que ya no habría más barricadas en las puertas de los juzgados, que no nos controlarían más a los abogados y a nuestros clientes al atrevernos a entrar en los edificios judiciales, no digamos a los testigos y peritos e incluso a los que tuvieran algún interés en la causa, lejos ya las huelgas de los LAJ y de los funcionarios. Ahora ¡Sí, ahora! Vuelve a haber nubarrones en el horizonte de la Justicia en una administración sumida en el caos.

¿Qué diría Mariano José de Larra si visitara en estos momentos alguno de nuestros juzgados?

Lejanos ya aquellos días de la pandemia cuando se derogó el derecho a un proceso público y la única forma de conseguir que franquearan la entrada a un ciudadano que deseara asistir como público a un juicio.

¡Qué atrevimiento!

Era invocando el derecho a la audiencia pública y la advertencia de la nulidad del juicio.

Esos días guardando cola delante de los palacios de justicia, en pueblos y ciudades, junto a los justiciables, me recordaban a aquellas filas que se formaban ante el consultorio cuando yo acompañaba a mi padre médico y la gente se apartaba amablemente para dejarnos paso.

Cuando hay juicios que se están señalando para 2027 y siguen sumándose cientos de miles de afectados por la parálisis judicial agravada por los paros y huelgas de los funcionarios, con un amago aún no disipado de jueces y fiscales, ¿se sumarán también los médicos forenses??

¡Los abogados no podemos pues nos pueden condenar injustamente como al valiente y brillante Decano Francisco Javier Lara!

Cuando hay escritos y recursos aún no proveídos, cuando hay querellas y demandas de meses atrás sin respuesta procesal, cuando hay procesos que se alargan sine die, cuando hay días que llegamos a un juzgado y no están ni la mitad de los funcionarios, cuando nos cuesta tanto trabajo que nos atiendan por teléfono en la oficina judicial, y cuando solicitamos copia del expediente judicial y pareciese que estamos pidiendo el Código de Hammurabi: entonces, justo entonces, nos advierten los Letrados Judiciales que van a una nueva huelga.

El gobierno de España les ha engañado y no recibieron en la nómina de julio sus emolumentos con la subida salarial pactada, así que no pudieron disfrutar de unas vacaciones con aumento de nómina.

¡No busquen más excusas de mal pagador!

Claman.

Y mientras tanto, con la zozobra de no saber si se acordará con los separatistas un plebiscito para la división de España y desconociendo si Montesquieu será ignorado de nuevo concentrando insolentemente el ejecutivo los tres poderes para una amnistía general a más de 50 condenados, y hasta a Puigdemont impúdicamente.

Así, iniciamos el nuevo curso judicial con los más altos órganos judiciales y de control sin cubrir o renovar, con reformas del Código Penal dudosamente constitucionales y más bien interesadas y unas amenazas de huelga que hacen temblar al templo de la Justicia, que hacen titilar los platillos de la balanza de la Diosa Justicia ¿Pues qué justicia hay en estas condiciones?

Quizás encontremos que el raciocinio y la responsabilidad de los servidores públicos junto a la moral del gobierno, hagan que la senda de la justicia en España brille por su eficiencia aunque ello nos cueste décadas.

Otras Columnas por Luis Romero Santos:
Últimas Firmas
  • Opinión | Tribunal Constitucional: En el recurso de amparo, ¿tribunal de garantías? o ¿de instancia? 
    Opinión | Tribunal Constitucional: En el recurso de amparo, ¿tribunal de garantías? o ¿de instancia? 
  • Opinión | La certificación de personas en el ámbito jurídico: esa gran desconocida
    Opinión | La certificación de personas en el ámbito jurídico: esa gran desconocida
  • Opinión | La desconocida ‘Security for Costs’ en el Derecho de Inglaterra y Gales: Un abismo para los incautos (V)
    Opinión | La desconocida ‘Security for Costs’ en el Derecho de Inglaterra y Gales: Un abismo para los incautos (V)
  • Opinión | Ley Beckham, ¿una oportunidad dorada con doble cara?
    Opinión | Ley Beckham, ¿una oportunidad dorada con doble cara?
  • Opinión | Cómo los abogados manejamos las dudas jurídicas: estrategias y recursos esenciales
    Opinión | Cómo los abogados manejamos las dudas jurídicas: estrategias y recursos esenciales