Firmas

Opinión | La comunicación y el Gobierno: Milei, el conato de dimisión presidencial y el novio de Ayuso

Opinión | La comunicación y el Gobierno: Milei, el conato de dimisión presidencial y el novio de Ayuso
Luis Romero Santos es socio director de la firma Luis Romero Abogdos y doctor en derecho. Foto: Confilegal.
06/5/2024 06:31
|
Actualizado: 07/5/2024 11:07
|

Suelo ver a menudo la televisión argentina en directo. Me gustan Argentina y los argentinos, su acento, su cultura, su elegancia. He seguido la campaña para las últimas elecciones presidenciales, los debates y los análisis posteriores; además de otros programas sobre economía, prensa rosa, etc.

Independientemente de la ideología de cada uno y de que a Javier Milei le pudiésemos corregir alguna cuestión, es el presidente de los argentinos y fue elegido con el 56% de los votos. Y somos dos países unidos por la historia, la cultura, la religión, el idioma y muchas otras cosas.

En vez de pedir disculpas por las alusiones del ministro Óscar Puente a la “ingestión de sustancias” por Milei antes de una intervención en TV, una metedura de pata propia del que habla sin pensar, el Ministerio de Asuntos Exteriores español ha emitido un comunicado desautorizando las manifestaciones del presidente Milei respecto a que Pedro Sánchez debe estar más preocupado por los problemas de su esposa.

Hubiese sido más acertado pedir perdón aunque a continuación se hubiese pedido contención respecto a las menciones a doña Begoña Gómez. Sin embargo, se decidió el “ojo por ojo”.

Argentina es una democracia que merece más respeto que las dictaduras venezolana, nicaragüense o cubana, a cuyos presidentes muy probablemente no se hubiesen dedicado esas alusiones por un ministro del gobierno y menos un comunicado como el de exteriores.

No digamos ya respecto a Marruecos.

La aplazada dimisión del presidente

Aunque algunos pensaron que el presidente Sánchez podría dimitir tras los cinco días de reflexión, otros muchos no nos creímos su puesta en escena y sabíamos que continuaría.

Sólo había que atender a su trayectoria política y gubernamental y a las desventajas que para él y los suyos hubiese tenido su salida del Palacio de la Moncloa. Si para mantenerse en el poder ha tejido la alianza que le sostiene ¿Cómo podríamos haber vaticinado una dimisión voluntaria?

Hacer alusiones a doña Begoña en su famosa carta, ha propiciado que se amplificasen todas las referencias a la presunta corrupción de la primera dama, no solamente en España sino en los cinco continentes.

Las manifestaciones públicas, no precisamente espontáneas, movilizaron a muy pocos ciudadanos. El silencio del presidente sobre su decisión incluso para los más próximos, ha causado algunas grietas en el partido.

El crédito de Pedro Sánchez ante la ciudadanía en general ha decrecido pues una carta donde se alude a la derecha y a la ultraderecha nacional (47% de intención de voto en las elecciones europeas según la reciente encuesta de Euronews-Ipsos) en reiteradas ocasiones, a la prensa que desinforma y a los jueces que dictan resoluciones injustas, todo ello para sostener su protesta por la investigación de un juzgado de instrucción de Madrid a Begoña Gómez, conduce a que esa misiva quede en la memoria de muchos españoles como una dramatización de una situación que debería ser tomada con normalidad en una democracia occidental: que un juez investigue unos presuntos hechos delictivos de familiares u otras personas cercanas al presidente del gobierno.

La presidenta Ayuso, su pareja y las filtraciones de la Fiscalía y Hacienda

Todo lo referido anteriormente contrasta con las filtraciones desde la Fiscalía de unas conversaciones entre el abogado de la pareja de la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el fiscal, además de otras informaciones procedentes del Ministerio de Hacienda.

Es el poder del Estado manejado por el Gobierno contra un ciudadano que es el novio de una presidenta autonómica de un partido distinto al del gobierno.

Al contrario, en el primer caso observamos una investigación en fase de instrucción que ni siquiera se ha iniciado pues solo se ha admitido a trámite una denuncia por delitos de tráfico de influencias y corrupción entre particulares realizada por un juez imparcial e independiente.

Relacionar esa decisión judicial con las «fake news» y el «lawfare» solo podría convencer a algunos ciudadanos desinformados o tan leales al partido que solo creen lo que les dice su máximo mandatario.

¿Qué mayor desinformación que el texto de la famosa misiva del presidente, la puesta en escena posterior y el desenlace final?

Otras Columnas por Luis Romero Santos:
Últimas Firmas
  • Opinión | La fe pública registral en las adquisiciones de inmuebles financiadas con hipoteca: sentencia del TS de 8 de mayo
    Opinión | La fe pública registral en las adquisiciones de inmuebles financiadas con hipoteca: sentencia del TS de 8 de mayo
  • Opinión | Cinco años esperando a que el Congreso y el Senado cumplan con su deber constitucional de renovar el CGPJ
    Opinión | Cinco años esperando a que el Congreso y el Senado cumplan con su deber constitucional de renovar el CGPJ
  • Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
    Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
  • Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
    Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
  • Opinión | El Tribunal Supremo refuerza la credibilidad de los abogados en la representación de sus clientes
    Opinión | El Tribunal Supremo refuerza la credibilidad de los abogados en la representación de sus clientes