De la pista de pádel a los vídeos en TikTok: actividades incompatibles con la baja médica
Estar de baja laboral y realizar tareas como bailar en TikTok, jugar al padel o aprovechar ese tiempo para realizar otro tipo de trabajos puede llevar al despido. Foto: Confilegal.

De la pista de pádel a los vídeos en TikTok: actividades incompatibles con la baja médica

|
11/7/2024 06:30
|
Actualizado: 11/7/2024 09:45
|

Estar de baja laboral y realizar tareas como bailar en TikTok, hacer deporte o aprovechar ese tiempo para realizar otro tipo de trabajos puede llevar al despido. Genera desconfianza al ser una transgresión de la buena fe contractual y un abuso de confianza. 

Además, pueden sospechar de que se ha fingido la enfermedad incapacitante. 

El 21 de noviembre de 2022, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) declaró procedente el despido de un trabajador que fue cazado ganando un torneo de pádel que duró tres días en julio mientras estaba de baja. Le habían operado de la rodilla en abril y tenía que estar seis meses recuperándose.

El tribunal de la Sala de lo Social, compuesto por María José Hernández Vitoria (presidenta y ponente), José Enrique Mora Mateo y César de Tomás Fanjul, manifestó que su participación «perturbó su curación» y afectó al proceso de baja.

Además, al finalizar dicho torneo no se reincorporó a su puesto de trabajo, sino que estuvo de baja médica hasta el 6 de septiembre de 2021.

Las actividades desarrolladas ponían de manifiesto que, o bien no había perdido la capacidad laboral, o bien que si la había perdido, la había recuperado ya, o que su realización había contribuido a retrasar su curación. 

Militar de baja trabajando de camarero

En diciembre de 2022, la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo confirmó una sanción de un año de suspensión de empleo a un soldado por cometer un delito de incompatibilidad.

Se puso a trabajar de camarero mientras estaba en el Ejército y, además, estando de baja por motivos psicológicos. Padecía un alto nivel de estrés, agobio, nerviosismo e insomnio vinculado a su trabajo como militar. 

Pero le vieron durante dos días, el 18 de febrero de 2020 y 6 de marzo de 2020 en un local llamado “La Galería de Ares” donde trabajaba como camarero.

Sin embargo, el soldado en ningún momento, “antes de la tramitación de este expediente o con posterioridad a su orden de incoación”, tramitó la compatibilidad de su desempeño como militar con actividad privada alguna. 

No obstante, los magistrados Jacobo Barja de Quiroga (ponente y presidente), Fernando Pignatelli, Clara Martínez de Careaga, José Alberto Fernández y Ricardo Cuesta desestimaron su recurso al considerar que la actividad era incompatible.

Bailes en TikTok

En marzo de 2022, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declaró procedente el despido de una teleoperadora que, mientras estaba de baja por una luxación de peroneos, subió vídeos en TikTok saltando en camas elásticas con ambos pies y haciendo volteretas hacia atrás en el aire.

La grabación iba acompañada de una canción muy utilizada en la red social para las mejores caídas, fails y accidentes graciosos. En otro de los vídeos aparecía en un parque multiaventura agarrada a dos anillas y con ambos pies sobre las cuerdas, también haciendo piruetas.

La trabajadora manifestó que tenía un informe médico en el que el doctor le había recomendado hacer ejercicios domiciliarios, por lo que estaba autorizada a saltar y a correr.

Pero los magistrados José Ignacio de Oro-Pulido, José Ramón Fernández, Virginia García y Ofelia Ruiz determinaron que “si no podía desempeñar con normalidad su profesión de teleoperadora, tampoco podía realizar actividades lúdicas de impacto”. Por lo que desestimaron el recurso y confirmaron íntegramente la sentencia de instancia. 

Algo similar ocurrió en Burgos. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) confirmó en una sentencia de 29 de septiembre de 2022 el despido de otra empleada que estaba de baja médica. El caso fue resuelto por los magistrados Carlos Martínez, María José Renedo y Jesús Carlos Galán. 

Estuvo de baja por lumbalgia durante un año y en ese periodo de tiempo subió vídeos “realizando movimientos incompatibles son sus dolencias«. Es decir, bailando en TikTok tanto acompañada de menores de edad como de otras personas.

Unas cajas de leche y coger peso con lumbalgia

En 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia sancionó con tres meses de empleo y sueldo a la trabajadora de una residencia de ancianos. Estaba de baja por lumbalgia y consideraron que estaba llevando a cabo tareas que retrasaban su curación.

Entre ellas: coger la mochila de sus hijos a la salida del colegio, andar a paso ligero durante, al menos, 9 minutos, agacharse con normalidad, coger las bolsas de la compra y cajas de 6 litros de leche o ir al mercadillo semanal durante varios días. 

Los magistrados José Luis Alonso (ponente), Rubén Antonio Jiménez y Manuel Rodríguez, detallaron que las actividades descritas no eran las recomendables para curar la lumbalgia. De modo que manifestaron que había prolongado su incorporación a su puesto de trabajo y, por tanto, se estaba produciendo una transgresión de la buena fe contractual.

Anunciarse en Instagram

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha (TSJCLM) declaró procedente el 13 de enero de 2023 el despido de un trabajador que, estando de baja por ansiedad, fue descubierto por detectives anunciando en Instagram servicios como diseñador y desarrollador web. 

Era peón y, tras las sospechas de la empresa de que el empelado estaba realizando otras labores en el tiempo en el que se encontraba en situación de incapacidad temporal, contrataron un detective durante tres semanas para seguir su actividad. 

El informe del detective concluyó que el nombre del trabajador despedido se hallaba asociado a una página encontrada en Instagram donde se anunciaba como “diseñador web y desarrollador de app web en Toledo”, información que estaba acompañada de una URL. 

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales