La magistrada progresista Carmen Lamela será la nueva titular del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional

|

Carmen Lamela Díaz, 54 años, con 29 años y un mes en la carrera judicial y puesto 651 en el escalafón, se convertirá proximamente en la nueva titular del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, al ser la magistrada más antigua que ha solicitado este destino. Sustituye a Juan Pablo González.

Así se decidirá en la próxima Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El vacío dejado por el magistrado Javier Gómez Bermúdez cuando se marchó de juez de enlace a París se cubrió provisionalmente, y por un plazo de seis meses, con la llegada de González, al final se ha cubierto de forma definitiva con Lamela.

Carmen Lamela está destinada en comisión de servicios, desde 2011, en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. En concreto en la Sección Tercera, que preside actualmente el magistrado Alfonso Guevera.

Sin embargo, su destino consolidado era el de presidenta de la Sección 17 de lo Penal de la Audiencia Provincial de Madrid.

PUBLICIDAD

Su nombre sonó con fuerza en 2010, cuando formó parte de la terna de magistrados que propuso la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional –Pablo Ruz, Carmen Lamela y Carmen Rodríguez-Medel- a la Comisión Permanente del CGPJ, para que eligiera a la persona de debía dirigir el Juzgado Central de Instrucción 5 de Baltasar Garzón, que acababa de ser suspendido cautelarmente.

Lamela formó parte del equipo de Iñaki Sánchez, cuando éste fue secretario general de la Administraciónde Justicia, bajo el mandato del Ministro Francisco Caamaño. Allí coincidió con José de la Mata, como director general de Modernización de Justicia, actualmente titular del Juzgado Central de Instrucción 5, de quien es muy amiga, y con quien comparte su dedicación al trabajo -y eficacia- en el trabajo. 

PUBLICIDAD

Lamela tiene larga experiencia en el proceso de la instrucción, al que se va a dedicar a partir de ahora. Hasta 1989 estuvo destinada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Manzanares. Luego pasó al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Badalona, donde permaneció hasta 1990, en que fue nombrada magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona.

PUBLICIDAD

En 1993 se trasladó a Madrid, para convertirse en magistrada del Juzgado de Instrucción 25. Y en 1997 pasó a la Sección 16 de lo Penal de la  Audiencia de Madrid. Después, cambió a la Sección 17, de la que ha dejado de ser presidenta con este nuevo paso.

Lamela es, en opinión de sus compañeros, “una hormiguita”, discreta y muy trabajadora. Siempre ha huido de las cámaras y de cualquier clase de protagonismo. Algo que no podrá evitar en esta nueva fase de su vida. 

Todos los puestos jurisdiccionales que ha ocupado han sido por riguroso orden de escalafón, como va a ser en este caso.