CSIF, sindicato de la Policía Municipal de Madrid, critica que la alcaldesa Carmena acepte un informe que califica a la policía de represora
De la lectura del comunicado de la CSIF se desprende que la Policía Municipal de Madrid siente que la alcaldesa Carmena no confía en ellos. CSIF.

CSIF, sindicato de la Policía Municipal de Madrid, critica que la alcaldesa Carmena acepte un informe que califica a la policía de represora

|
11/10/2016 06:55
|
Actualizado: 29/11/2017 15:28
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha exigido explicaciones al Ayuntamiento de Madrid por incluir un informe para la elaboración de un Plan de Derechos Humanos del consistorio que tendrá vigencia hasta 2020 en el que se califica al cuerpo de «represor».

La CISF lamenta de nuevo la poca protección que da a su Policía el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena por aceptar un informe de un grupo de trabajo compuesto por distintas asociaciones que incluye afirmaciones como que «la policía, en lugar de ser garante de derechos son represores», así como menciones al «abuso de autoridad» o «uso excesivo de la fuerza» de los agentes municipales.

Para este sindicato es muy extraño que el Ayuntamiento no cuente con los representantes de los propios policías, quienes podrían trasladar al Consistorio numerosas propuestas para el documento que están preparando, y haya acudido en cambio, a organizaciones como SOS Racismo, Legal Sol o Fundación Secretariado Gitano para que realicen aportaciones a este Plan de Derechos Humanos.

La CSIF rechaza las afirmaciones categóricas que contiene, que no se sustentan sobre base alguna.

«Nos referimos a frases como las anteriormente mencionadas, relativas al supuesto carácter represor de la Policía Municipal de Madrid» -dice la CSIF en un comunicado- o a los «rasgos en común» de los agentes que entran en el cuerpo, a saber: «afán y motivación por ser autoridad y ejercer poder, en lugar del afán de proteger o formar parte de un cuerpo garante de los DDHH».

«Una vez más, el Ayuntamiento no está al lado de su Policía, la cual hace un trabajo de servicio público por la seguridad de la ciudadanía, sin exclusiones de ningún tipo, y con arreglo a la Ley», concluye el sindicato de policía.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política