La mujer de Bárcenas se escuda en la confianza «total» en su marido para desvincularse de sus negocios
Rosalía Iglesias, la mujer de Luis Bárcenas, durante su comparencia en el juicio de la Gürtel.

La mujer de Bárcenas se escuda en la confianza «total» en su marido para desvincularse de sus negocios

|
24/1/2017 05:58
|
Actualizado: 23/1/2017 22:10
|

La mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, ha afirmado en el juicio se la Gürtel que  firmó todo tipo de documentos sin cuestionarse en ningún momento de qué se trataba amparándose en la «confianza total y absoluta» hacia su marido.

Iglesias se enfrenta a una petición fiscal de 24 años y 1 mes de cárcel como supuesta autora y cooperadora en los delitos de Bárcenas, se ha desligado de los mismos en su declaración.

Algo que ya se esperaba tras la comparencia del propio Bárcenas que ya la había desvinculado en su declaración ante el tribunal.

Rosalía Iglesias tan solo ha empleado 50 minutos para responder únicamente a su abogada, Marta Giménez-Cassina, y ha apuntado que ella no gestionaba el patrimonio familiar, sino que «llevaba la casa».

Así, ha explicado que el extesorero del PP era el que realizaba las operaciones pertinentes sobre su cartera de valores y de su patrimonio, aunque ha querido puntualizar que ella no es «tonta», pero que tiene una  «total y absoluta» confianza en su marido.

Y ha añadido: «En estos ocho años (de la instrucción judicial) y en los periodos más difíciles nunca he perdido la confianza en mi marido, es que no tengo absolutamente ningún motivo para hacerlo».

«Nunca», «jamás» y «ninguna»

Toda la estrategia de la mujer de Bárcenas ha  girado en desmarcarse de todas las acciones y decisiones tomadas por el extesorero. «Nunca», «jamás» y «ninguna» han sido las palabras más utilizadas por Iglesias.

«Yo… no quiero explicar, pero en fin, yo no soy tonta, pero si mi marido me dice… y desde luego no pongo jamás en cuestión, ni lo he puesto, documentos que requieran mi firma; él gestiona una cartera de valores mía y doy por hecho que son compraventa de acciones», ha dicho al respecto.

También ha querido subrayar que nunca hablaba con su marido de trabajo: «Mi marido conmigo nunca ha hablado de temas de trabajo; afortunadamente tenemos una vida personal llena y no es que no me interese, es que no es un tipo de conversación que tengamos nosotros», ha afirmado.

Por eso, ha señalado que no sabía que su marido tenía cuentas en Suiza, pese a que en varias ocasiones le acompañó a bancos del país helvético, ni conocía los negocios de su esposo.

Desconocía también que era titular de una cuenta en España en la que figuran ingresos de hasta 120.000 euros a su nombre, pero sí consentía que Bárcenas firmara su declaración tributaria con su autorización. «Consideraba que era lo mismo que lo firmase yo o no».

«Todo lo que él hace, parece una estupidez decir esto, me parece bien», ha aseverado Iglesias al explicar lo que hacía cuando Bárcenas le pedía que firmara documentos, como era el caso de la compraventa de valores.

Tampoco sabía nada de la contabilidad B del PP

En cuanto a la contabilidad B del PP, solo una alusión para manifestar que «no sabía» de su existencia, de la cual se enteró a lo largo del procedimiento, como de otras tantas cosas de su marido. (CONFILEGAL /EP)

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales