Confilegal
La etarra “la Tigresa” saldrá definitivamente de prisión el próximo 13 de junio
Idoia López Riaño, "La Tigresa", en una foto de archivo. (EP)
Tribunales

La etarra “la Tigresa” saldrá definitivamente de prisión el próximo 13 de junio

19 Mayo, 2017

La etarra Idoia López Riaño, “La Tigresa”, saldrá definitivamente de prisión el próximo 13 de junio después de haber estado encarcelada durante 22 años por, entre otros, el atentado de la plaza de la República Dominicana en Madrid en 1986, según han confirmado fuentes de la Audiencia Nacional.

Condenada a más de 2.000 años de cárcel por 23 asesinatos, “La Tigresa”, de 52 años, cumplirá definitivamente sus penas el 17 de diciembre de 2017, cuando estaba previsto que saliese de prisión, si bien era posible que fuese excarcelada antes de esa fecha por su buen comportamiento.

Ya el pasado año disfrutó de permisos tras valorarse por el juez de Vigilancia Penitenciaria su arrepentimiento, que expresó en varios escritos.

Se la considera responsable de algunos de los más sanguinarios atentados de la organización terrorista, entre ellos el ya mencionado de la plaza de la República Dominicana de la capital, donde fueron asesinados 12 guardias civiles, “La Tigresa” se desmarcó de ETA en 2010 al ingresar en la cárcel de Nanclares de Oca (Álava).

López Riaño ha manifestado en varias ocasiones el “inmenso error” que fue entrar a ETA, cuya forma de proceder rechazaba por “completo”.

“Asumo total y absolutamente mi actividad delictiva en el seno de ETA, así como mi responsabilidad por la actividad de dicha organización al haber pertenecido a ella”, dijo López Riaño en un escrito a la Audiencia Nacional en 2015.

“Las muertes de este comando me duelen en lo más profundo del alma y aun más por no haber podido hacer nada por evitarlas. Yo tan solo tenía 20 años y aun así me jugué la vida en ese intento. Me costó siete años de mi vida en Argelia y que se me condenara a una pena terrible”, confesó López Riaño en un texto remitido al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, que justificó en este arrepentimiento sus permisos.

Con 18 años entró en la banda a través del comando Oker secundando primero acciones de boicot y sabotaje de intereses franceses en España y cometiendo después varios asesinatos.

Después pasó a convertirse en miembro del comando Madrid y más tarde del comando Ekaitz

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz