Manos Limpias combate la imputación de Pedraz afirmando que es nula

Afirma que 'el juez impidió su defensa durante la instrucción' del 'Caso Ausbanc'Manos Limpias informó ayer en un comunicado que ha pedido la nulidad radical 'del procedimiento conocido como Operación Nelson' "por vulneración de derechos fundamentales por parte del Juez Pedraz".
|

Manos Limpias, liderado por Miguel Bernad, ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz la “nulidad radical del procedimiento conocido como Operación Nelson” porque, según asegura, ha impedido que sus abogados estén presentes durante toda la instrucción.

Así lo informó ayer en un comunicado Manos Limpias, al día siguiente del auto dictado por el juez Pedraz en el que abrió juicio oral contra el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad; el expresidente de la Asociación de Usuarios de Servicio de la Banca (Ausbanc) Luis Pineda; la abogada Virginia López Negrete y otras siete personas por supuestamente integrar una supuesta organización criminal de extorsión contra empresas, entidades bancarias y asociaciones a cambio de no hacerles publicidad negativa,

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Según recoge el auto del magistrado, el juicio se dirigirá contra Ausbanc como persona jurídica y otras 25 sociedades civiles relacionadas con ésta desde las que se realizaban los supuestos delitos.

Manos Limpias explicó ayer que su abogado Fermín Guerrero registró ayer un escrito dirigido al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 para pedir que anule todas las actuaciones del caso abierto.

Afirma que se ha vulnerado “de manera consciente y deliberada” el derecho de defensa y la tutela judicial y efectiva contenida en el Artículo 24 de la Constitución Española, de Manos Limpias.

PUBLICIDAD

Según explica, a lo largo de todo el procedimiento en el que se pide la disolución del Sindicato Manos Limpias, éste “no ha tenido ni abogado ni procurador que le defienda y le represente”.

El sindicato expone que el pasado mayo el letrado Fermín Guerrero, en nombre de Manos Limpias, intentó personarse en la causa, algo que el juez instructor rechazó “bajo el falso pretexto de que había otro letrado encargado de la defensa del sindicato y que era necesario solicitarle previamente la venia a éste”.

PUBLICIDAD

Y añade que esto es “falso”, y que en el auto de apertura de juicio oral pidió a Manos Limpias que designase abogado y procurador “por inexistencia de los mismos”.

PUBLICIDAD

“Con esta actuación el juez Pedraz ha impedido al sindicato Manos Limpias a lo largo de toda la instrucción poder ejercitar su derecho de defensa”, señala el escrito.

Manos Limpias dice de que “está estudiando los autos, porque al parecer el juzgado ha estado notificando a una procuradora de Madrid como si fuera la representante legal del sindicato, sin serlo y sin tener poderes”.

“Es intolerable que en un Estado de derecho existan comportamientos no ajustados a derecho, precisamente por aquellos que deben ser los máximos garantes de la legalidad vigente, tal es el caso del juez Pedraz”, afirma.

‘CASO AUSBANC’

La actividad de Ausbanc y Manos Limpias se ha podido concretar en el sumario, por ejemplo, en la estrategia que supuestamente usaron Pineda y Bernad para intentar negociar la retirada de la acusación contra la Infanta Cristina en el ‘Caso Nóos’ a cambio de un acuerdo que les beneficiara económicamente, presuntamente presionando para ello al entorno de la defensa jurídica de la Infanta.

Por otra parte, Pedraz ha ratificado la prisión provisional de Luis Pineda -preso desde abril de 2016-, así como la situación personal de todos los acusados, incluida la legal de dejar constancia del domicilio en España para notificaciones y citaciones, además de la obligación de comparecer a cuantos llamamientos judiciales sean precisos.

PUBLICIDAD

Miguel Bernad quedó libre en diciembre de 2016 bajo fianza de 50.000 euros.

El juez Pedraz cerró el pasado mes de octubre la causa, tras más de dos años de investigación. En el auto de transformación de diligencias previas en procedimiento abreviado, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 finalizó la investigación asegurando que ha quedado acreditado la existencia de una organización criminal dirigida por Luis Pinedaa través de la supuesta asociación sin ánimo de lucro Ausbanc, cuya finalidad última era “la obtención de un beneficio económico ilícito de sus miembros”, bajo la cobertura de una “defensa de los consumidores”.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado 118 años y 5 meses de cárcel para Luis Pineda, y 24 años y 10 meses para Miguel Bernad.