Covite pide a Marlaska que haya ‘repudio’ de los presos hacia ETA para ser acercados

SE OPONE A LA CESIÓN DE LA COMPETENCIA DE PRISIONES AL GOBIERNO VASCOEl ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, confirmó el 29 de agosto que habrá acercamiento de presos de ETA a las cárceles del País Vasco./ EP.
|

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) pidió ayer al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que el repudio a ETA sea una “condición fundamental e ineludible” para que los presos etarras sean acercados a cárceles del País Vasco.

“Es importante lograr que repudien a la banda terrorista porque ETA ejerció violencia política, y el proyecto político totalitario y excluyente por el que asesinaron lo defiende ahora la izquierda abertzale desde las instituciones”, destaca.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite, se reunió con el ministro del Interior, y le trasladó también su rechazo a la cesión de la competencia de prisiones al ejecutivo vasco.

Ordóñez afirma que “los nacionalistas no han querido gestionar la competencia de prisiones para no ser carceleros” y que “si ahora quieren serlo, es para abrir las puertas de las cárceles”.

Advierte de que la preocupación de éstos “es buscar la vía para ayudar a los etarras encarcelados a salir, es decir, impunidad”.

PUBLICIDAD

Asimismo, subraya que “si se transfieren las competencias de prisiones al Gobierno vasco, se estarían transfiriendo los derechos de las víctimas a la legítima justicia a los nacionalistas”.

EXIGE LA DISOLUCIÓN DE ETA POR EL ESTADO

Para Covite, “lo primero” que debería abordar el Gobierno es la disolución de ETA por el Estado de Derecho, y “la orden pendiente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para detener a todos los etarras”.

PUBLICIDAD

“A los criminales se les detiene, no se les ruega que se disuelvan”, denuncia Consuelo Ordóñez, y lamenta que es una petición que “el anterior Ejecutivo no atendió”.

PUBLICIDAD

Según ha informado el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Grande-Marlaska se ha comprometido a “tenerlo en cuenta de cara a la Cumbre con el Gobierno de Francia el próximo 1 de octubre”. 


Asimismo, el ministro ha transmitido a Covite que los acercamientos de presos de ETA serán “puntuales” y priorizando a quienes no tengan delitos de sangre y cuenten con la mayor parte de la condena ya cumplida.

Le ha garantizado que se realizarán de manera “progresiva”, tanto en tiempo como en distancia, y que serán decisiones estudiadas de manera cautelosa y con la prioridad de ser transparentes.

Además, se ha compromotido a comunicar “los próximos traslados de presos de ETA”, algo que valora Covite, dado que “nunca antes ningún Gobierno” le informó de los acercamientos.

Cabe recordar que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, admitió el pasado 29 de agosto, en su comparecencia en el Congreso, que habrá acercamiento de presos de ETA a las cárceles del País Vasco, pero aseguró que siempre tras un “estudio individualizado” y de acuerdo a la ley penitenciaria.

PUBLICIDAD

Cifró en 233 los presos de ETA en cárceles españolas, de los que 203 están clasificados en primer grado; 28 en segundo grado u ordinario; y dos en tercer grado. 205 de ellos son hombres y 28, mujeres.

En tercer grado están los etarras Olga Sanz Martín y Javier Moreno Ramajo, que fueron trasladados en verano desde Asturias a Basauri (Vizcaya).

Marlaska defendió que los traslados no son propiamente beneficios penitenciarios en lo referente a la progresión de grados, que es lo que exige, de acuerdo a la ley, condiciones previas como el rechazo al terrorismo, el pago de las deudas o la colaboración con la justicia.

DOS PRESOS DE ETA SERÁN TRASLADADOS A LOGRONO Y ZARAGOZA

Precisamente, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ordenó ayer el traslado de dos etarras a centros cercanos al País Vasco. Se trata de Marta Igarriz Iceta y Kepa Arronategui Azurmendi.

Éste último intentó matar al Rey emérito, Juan Carlos de Borbón, durante la inauguración del museo Guggenheim de Bilbao en octubre de 1997. Será trasladado de la cárcel de Almería a la de Zuera (Zaragoza).

Por su parte, Marta Igarriz Iceta será trasladada del Centro Penitenciario Castellón I al de Logroño después de que la Junta de Tratamiento propusiera el pasado agosto el acercamiento atendiendo a su evolución y por su vinculación familiar.

Covite ha dicho que respecto a estos acercamientos no tiene “nada que objetar”.

Arronategui ingresó en prisión el 17 de octubre de 1997 y cumple una condena de 158 años, 8 meses y 20 días por asesinatos, tenencia de explosivos, daños, pertenencia a banda armada y atentado a la autoridad. Aún no se le ha aplicado la acumulación jurídica de la pena que supondrá una condena efectiva de 30 años.

Está condenado a 72 años de cárcel por preparar un atentado contra el Rey en 1997. Resultó frustrado gracias a la intervención del ertzaina José María Aguirre Larraona, que fue asesinando a tiros.

Arronategi sufre una patología psicótica grave y se le aplica el protocolo para evitar suicidios.

Igarrizz está en la cárcel desde el 11 de abril de 2005 y cumple una condena de 15 años y seis meses por tenencia de explosivos y colaboración con banda armada.

EiTB ha publicado que según fuentes consultadas, “también podría producirse próximamente la excarcelación de Ibon Etxezarreta, preso de Zaballa acogido a la ‘Vía Nanclares’”.

Etxezarreta participó directamente en el atentado que acabó con la vida del exprocurador y exgobernador civil y militante socialista Juan María Jáuregui. Condujo el coche en el que huyó junto a los dos autores materiales.

Fue condenado a 79 años de cárcel por haber participado en los asesinatos de Juan María Jáuregui, el 29 de julio de 2000 en Tolosa, y del director financiero de El Diario Vasco Santiago Oleaga, el 24 de mayo de 2001 en San Sebastián.

En 2014 pidió perdón directamente a la viuda de Jáuregui, Maixabel Lasa.

‘FRANCIA DENIEGA LAS SOLICITUDES DE ACERCAMIENTOS A LAS CÁRCELES DE BAYONA Y DE PAU’

Ordoñez también traslado al ministro que el Gobierno francés ha denegado todas las solicitudes que han hecho los presos de ETA en Francia de ser trasladados a las prisiones de Bayona y de Pau, en el País Vasco francés.

Covite conoció estos datos en un encuentro que mantuvo el pasado 11 de septiembre con la magistrada del Ministerio de Justicia francés Hélène Davo.

Consuelo Ordóñez, en el Ministerio de Justicia francés.

En su lugar, el Gobierno de Emmanuel Macron ha realizado acercamientos de manera individualizada y de acuerdo con la legislación penitenciaria común a las cárceles de Mont de Marssan y de Lannemezman, limítrofes al País Vasco.

Además, “ninguno de los presos trasladados tiene participación directa en delitos de sangre, ni es de los jefes de la cúpula militar de ETA, ni tiene causas pendientes en España”, afirma Covite, y celebra que “Francia sigue cumpliendo con sus líneas rojas prometidas en enero”.

BILDU DICE QUE EL GOBIERNO ‘NO ESTÁ CUMPLIENDO SU PALABRA’ AL ‘NO ACABAR CON LA DISPERSIÓN’ DE PRESOS

Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, ha denunciado hoy que el Gobierno “no está cumpliendo su palabra” en lo referido al acercamiento de presos de ETA y “no está acabando con la dispersión”.

En declaraciones a Onda Vasca, ha afirmado que el Ejecutivo “revictimiza” a los presos y sus familiares, además de “jugar un poco con las expectativas”.

Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu en la Cámara vasca./ EP

Por otra parte, ha denunciado que en el caso de Kepa Arronategui el Gobierno “filtró una situación que el recluso y su familia no querían que se hiciera pública” -la relativa a su enfermedad- y ha reprochado que “no se le trae a Euskal Herria”, sino que se le va a trasladar a la prisión aragonesa de Zuera.

“Pedimos que se acabe con la dispersión, que todos los presos estén en Euskal Herria y que quien haya cumplido más de tres cuartas partes de la condena y quienes tengan más de 70 años queden libres”, ha expresado.

A su juicio, para que todo esto se cumpla “queda mucho por hacer”, y aunque las primera palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “no sonaban mal, hay que pasar de las palabras a los hechos y estos están lejos de lo que se reivindica en Euskal Herria mayoritariamente”.

Respecto a que los reclusos “deben reconocer el daño causado”, ha asegurado que ya lo han hecho,  y sobre que haya garantía de no repetición, ha indicado que esta circunstancia se produce porque ETA “ya no existe”.

“No se pueden hacer listas de condiciones, hay que cumplir la ley”, ha expresado, y acto seguido ha añadido que, “probablemente”, el Gobierno ha tenido “vértigo en hacer lo que dijo”.