PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Pleno del CGPJ hace bueno el mérito y la capacidad nombrando a Javier Borrego magistrado de la Sala Tercera

Javier Borrego Borrego, hasta ahora abogado del Estado-Jefe, ha sido elegido magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. Poder Judicial.
|

A veces el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sorprende con sus decisiones, por acertadas. Este es el caso de la elección, por parte del Pleno del órgano de gobierno de los jueces, de Javier Borrego Borrego, como nuevo magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

Borrego ha sido elegido hoy por 16 votos, de los 21 en liza que componen el Pleno. Una mayoría más que holgada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El nuevo magistrado de la Sala Tercera, que tiene 69 años, ha sido elegido por el turno de juristas de reconocido prestigio.

Hasta ahora ha sido abogado del Estado-Jefe ante el Tribunal de Cuentas.

Sin embargo, es uno de los juristas españoles más internacionales, conocidos, respetados y reputados y uno de los mejores conocedores de las instituciones europeas. 

PUBLICIDAD

No en vano, entre 2003 y 2008 fue juez del Tribunal Europeo de Derechos Human0s, que tiene su sede en Estrasburgo, Francia.

Y entre 1990 y 2003 fue Agente del Reino de España y Abogado del Estado-Jefe en el Servicio Jurídicos ante la Comisión Europea y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

PUBLICIDAD

En términos futbolísticos, el “fichaje” de Borrego por el Tribunal Supremo se asemeja al de un “crack” del momento por el bagaje, la experiencia y los conocimientos que va a aportar al Alto Tribunal.

PUBLICIDAD

Un terreno que no le es desconocido puesto que sirvió, entre marzo y septiembre de 2012, en su seno antes de marchar al Tribunal de Cuentas.

En este último destino ha servido entre 2012 hasta la fecha.

Borrego comenzó su carrera profesional en 1970, tras licenciarse, con solo 20 años, como secretario judicial de las entonces denominadas Magistraturas de Trabajo –hoy, juzgados de lo Social- y en 1976 ocupó sus primeros destinos como Abogado del Estado en las Delegaciones de Hacienda y Tribunales de Castellón, Teruel y Cuenca.

Entre 1982 y 1986 fue Abogado del Estado-Jefe en Cuenca y desde 1986 a 1990, Abogado del Estado-Jefe en el Servicio Jurídico del Estado en el Gobierno Civil de Cuenca. Después marchó a Europa.

De los otros aspirantes, la candidata Belén Triana Reyes, obtuvo 2 votos, mientras María del Amor Albert Muñoz, Pilar Cancer Minchot y Eusebio Pérez Torres lograron un voto cada uno.

PUBLICIDAD