PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Como adelantó Confilegal, la Sala del 61 resolverá la recusación contra el tribunal del «procés»

La Sala del 61 del Supremo está formada por cada uno de los presidentes de las cinco salas del Supremo y por el magistrado más antiguo y más moderno de cada una de ellas; en este caso, Marchena y Andrés Martínez, el más antiguo de la Sala II, han quedado excluidos por afectarles el procedimiento. Confilegal.
|

Confilegal lo adelantó hace unos días. La Sala del artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) tendría la última palabra para resolver la recusación presentada contra el tribunal, que va a enjuiciar a los 18 procesados del caso «procés», a partir de mediados de enero del próximo año.

Y así ha sucedido, solo que el magistrado instructor que ha enviado el asunto a la Sala del 61 no ha sido Francisco Monterde sino Vicente Magro, quien lo ha sustituido por encontrarse de baja.

PUBLICIDAD

Las recusaciones fueron presentadas en dos tandas. Las primeras fueron dirigidas contra el presidente del tribunal, Manuel Marchena Gómez y  tienen fecha de 20 de noviembre.

PUBLICIDAD

Fueron interpuestas, por una parte, por los procuradores del líder de Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez Picanyol, y los exconsejeros Jordi Turull Negre y Josep Rull Andreu; y del exvicepresidente de la autonomía catalana, Oriol Junqueras Vies y del también exconsejero, Raül Romeva Rueda, el 20 de noviembre pasado.

La segunda tanda de recusaciones se produjo un día más tarde, en representación de la expresidenta del parlamento autonómico, Carme Forcadell Lluis y de Anna Simó Castelló, exsecretaria primera de la Mesa de esa cámara parlamentaria;  también contra Marchena.

PUBLICIDAD

El procurador de Jordi Cuixart Navarro, líder de Òmnium Cultural, presentó también la suya -telemáticamente, como las otras- extendiendo el incidente de recusación al resto de los miembros del tribunal, los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo Gómez de la Torre, Luciano Varela Castro, Antonio del Moral García, Andrés Palomo del Arco y Ana María Ferrer García.

La representación legal de Cuixart, la abogada Marina Roig, basó esta nueva acción legal en los mensajes de WhatsApp del senador del PP, Ignacio Cosidó, conocidos la pasada semana, en los que decía que tendrían controlada a la Sala de lo Penal «desde detrás», con Marchena como presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, además de la Sala del 61.

Los procesados Carme Forcadell Lluis, Anna Simó Castelló, Dolors Bassa Coll, y Juan Josep Nuet Pujols se adhirieron a la ampliación de la recusación a todo el tribunal.

PUBLICIDAD

Tanto el Ministerio Fiscal como la acusación popular, representada por VOX, así como los magistrados Marchena y Martínez Arrieta, remitieron sus respectivos escritos rechazando las recusaciones.

El resto de los miembros del tribunal han manifestado «in voce», de palabra, al juez instructor, Vicente Magro que no admiten las causas de recusación formuladas.

PUBLICIDAD

Magro, por su parte, ha rechazado, como prueba, la petición de que declare el portavoz del PP en el Senado, Cosidó, y que se cotejen los enlaces periodísticos en los que se publicó la información del WhatsApp.

La pelota, pasa ahora, por lo tanto, a la Sala del 61, que tiene la última palabra en este asunto.