El regreso de la fiscal del caso Bankia podría demorarse más de un mes
Buzón en una instantanea tomada durante uno de los juicios en las salas de vistas de la Audiencia Nacional. Foto: Poder Judicial.

El regreso de la fiscal del caso Bankia podría demorarse más de un mes

|
17/1/2019 06:15
|
Actualizado: 17/1/2019 02:11
|

El fiscal anticorrupción, Alejandro Luzón, tiene una patata caliente sobre su escritorio. La fiscal del caso por la salida a Bolsa de Bankia, Carmen Launa, padece un desprendimiento de retina en ambos ojos y precisa de ser intervenida quirúrgicamente.

Aunque el tribunal suspendió, el pasado 11 de enero, durante dos semanas la celebración del juicio, es muy improbable que Launa esté en condiciones para volver en este corto periodo de tiempo.

Lo más probable es que la fiscal tenga que pasarse tres semanas boca abajo, como mínimo, inmovilizada, para poderse recuperar en condiciones.

De acuerdo con el artículo 744.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, el juicio puede suspenderse «Cuando algún individuo del Tribunal o el defensor de cualquiera de las partes enfermare repentinamente hasta el punto de que no pueda continuar tomando parte en el juicio ni pueda ser reemplazado el último sin grave inconveniente para la defensa del interesado. Lo dispuesto en este número respecto a los defensores de las partes se entiende aplicable al Fiscal».

La decisión de la magistrada presidenta del tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Ángela Murillo, ha sido prudente, sobre todo después de que Luzón le dijera a la magistrada que ningún otro fiscal podía hacerse cargo del caso, ya que se trata de una causa muy compleja.

Sin embargo, sí que lo hay: él mismo.

Hasta junio de 2017, cuando fue nombrado para el cargo que ocupa en estos momentos, era el fiscal encargado del caso.

Fue entonces cuando se lo asignó a Launa. Ha sido el autor del escrito de acusación provisional. Y el primer día de la vista, el pasado 26 de noviembre, acompañó a la fiscal en estrados.

Las razones que ha dado a la magistrada Murillo es que en estas dos semanas él se iba a encontrar fuera de España, por lo que no podía encargarse de la sustitución, y porque sus obligaciones al frente de la Fiscalía Anticorrupción le impedían ejercer dicho papel.

Esto supondrá que, una vez cumplidos los quince días, y a la vista del no regreso de la fiscal Launa, la magistrada Murillo se verá obligada a prolongar la suspensión por otros quince días, a la espera de que la recuperación de la fiscal haya sido completa.

¿Y si no es así?

Porque no se pueden producir más prolongaciones más allá de los 30 días, so pena de que lo practicado hasta ahora sea nulo y tenga que repetirse el juicio.

Según ha podido saber Confilegal, lo que podría hacer Luzón es solicitar la celebración de una vista al límite de los treinta días en la que intervendría él y luego volver a solicitar una nueva suspensión de quince días, con lo que volvería a correr los plazos.

Según el artículo 1 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, este es un «órgano de relevancia constitucional con personalidad jurídica propia, integrado con autonomía funcional en el Poder Judicial, y ejerce su misión por medio de órganos propios, conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y con sujeción, en todo caso, a los de legalidad e imparcialidad».

Y, como es sabido, las causas con preso deben tener prioridad sobre cualquier otra circunstancia, viajes y jerarquías internas incluidas.

Lo dicho. Toda una patata caliente para el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, que pronto podría encontrarse con las protestas de los abogados y de los encausados.

 

 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales