PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los CDR vuelven a tirar basura y excrementos a las puertas de una veintena de juzgados catalanes

En una protesta por el inminente inicio del juicio por el "procés", el próximo 12 de febreroImagen de cómo los Comités de Defensa lanzaban excrementos en la Ciutat de la Justicia de Barcelona. Foto: @CDRCATOFICIAL
|

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han vuelto a tirar excrementos y basura en las puertas de una veintena de juzgados catalanes, en protesta por el juicio en el Tribunal Supremo del ‘caso procés’, que arrancará el próximo 12 de febrero.

Han hecho estos ataques en la Ciutat de la Justícia de Barcelona, en los juzgados de Vic, Mataró, Esplugues de Llobregat, Granollers, Mollet del Vallès, Gavà, Martorell, Berga, Manresa, Cerdanyola del Vallès, Rubí, Vilafranca del Penedès (Barcelona), Figueres, Olot, Sant Feliu de Guíxols, Ripoll, Girona, Santa Coloma de Farners (Girona), Solsona (Lleida), Tortosa (Tarragona) y en el Palacio de Justicia de Vinaròs (Castellón).

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Además, en algunos de los edificios judiciales han hecho pintadas contra la Justicia, de lazos amarillos y han lanzado pintura amarilla.

En un tuit, especifican que  pronto empezará este juicio y que “la sentencia ya está escrita”.

“No podemos normalizar la situación. Pronto empezará el #juicioFARSA y la sentencia ya está escrita. Quieren encarcelar a todo un pueblo. Ante este atentado contra el estado de derecho, nos mantenemos firmes y movilizadas”, ha expresado textualmente, en catalán.

PUBLICIDAD

El pasado viernes también fue atacada la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña con pintura roja y amarilla, en el marco de una manifestación cercana convocada por CDR para protestar por el traslado a Madrid de los políticos procesados para su enjuiciamiento en el Tribunal Supremo.

La Fiscalía Superior de Cataluña se encuentra en, Barcelona, en la Pau Claris; así quedó.

La Fiscalía General del Estado condenó el ataque y reafirmó el compromiso con sus funciones constitucionales y el apoyo a los compañeros de Cataluña”.

PUBLICIDAD

Los hechos también fueron condenados por la ministra de Justicia, Dolores Delgado.

Los 17 fiscales superiores de las Comunidades Autónomas advirtieron en un comunicado que nada “va a quebrar” su voluntad “para seguir defendiendo en Cataluña el respeto por la Ley, los valores constitucionales y los derechos fundamentales de todos los ciudadanos”.

El pasado 14 de noviembre la organización juvenil Arran, vinculada a la CUP, también atacó el domicilio particular del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, ubicado en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), ‘instructor del caso procés’.

Arran lanzó un cubo de pintura amarilla contra el portal y los telefonillos. 

El magistrado lleva meses sufriendo ataques, que van desde un escrache, a pintadas tildándolo de “fascista” e instándole a abandonar el municipio.

Así quedo el portal del edificio en el que vive el magistrado Pablo Llarena en Barcelona tras el ataque de Arran.

“Por llevar a cabo una instrucción complicada en un ambiente difícil de una forma independiente y firme”, Confilegal distinguió al juez Llarena en los premios Confilegal 2018, en la categoría de Independencia.

Como en anteriores ocasiones, los CDR han difundido por las redes sociales sus ataques: