PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sicario colombiano reconoce haber matado al hombre al que confundieron con otro

El supuesto "ejecutor", Breiner Portillo, cuando fue detenido en Bogotá, en mayo de 2016; un año después fue extraditado a España.
|

El sicario colombiano Breiner Augusto Portilla Tapasco, alias "JJ", reconoció ayer, ante el tribunal del jurado de la Audiencia Provincial de Madrid, haber matado a balazos a José Luis Lucas Serrano la tarde del 12 de septiembre de 2014.

Sin embargo, a preguntas del fiscal, aseguró haber sido "él solo" quien mató al joven de 32 años, sin que hubiera existido encargo para ello

PUBLICIDAD

¿Y cuál fue el móvil? Por un asunto de unas joyas por encontrarse en aquél entonces bajo los efectos de las drogas y el alcohol, contestó al fiscal.

PUBLICIDAD

En una confusa declaración, reconoció haber llevado a cabo vigilancias y haber disparado a la víctima, que recibió ocho disparos que le alcanzaron en el pecho, la cara, el cuello y el brazo derecho, muriendo segundos después.

Breiner Portilla –que adoptó el alias de Jhon Jairo Velásquez Vásquéz, sicario "personal" del desaparecido capo de la droga colombiano, Pablo Escobar Gaviria–, afirmó que los otros dos acusados no habían tenido participación alguna en el asesinato.

PUBLICIDAD

Añadió que "quería pedir perdón a la familia por el daño causado".

De esa forma, Breiner Portilla asumió toda la culpa por lo que, tanto la Fiscalía como la acusación particular, consideran que fue un asesinato por encargo, supuestamente ordenado por el también colombiano José Arbey Rentería Acevedo, alias “Snoopy”, imputado en esta causa también. 

Un asesinato por error, porque confundieron a su objetivo con el joven Lucas Serrano.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en cuanto el abogado de la acusación particular Jaime Sanz de Bremond comenzó a interrogarle se negó a dar detalle alguno. Rechazó contestar más preguntas, pese a haber empezado manifestando que estaba dispuesto a contestar a todas las preguntas de todas las partes.

EL SICARIO ASUME TODA LA CULPA PARA EXCULPAR A LOS OTROS DOS, SEGÚN SANZ DE BREMOND

"Estoy convencido de que Breiner Portilla ha reconocido haber matado a José Luis Lucas Serrano porque ha recibido instrucciones de asumir él solo la autoría del asesinato, sin reconocer el encargo recibido ni el error cometido, para así facilitar la absolución de los otros dos acusados”, declaró Sanz de Bremond después.  

PUBLICIDAD

Antes que Breiner Portilla fue interrogado Johnson Andrés Medina Vargas, acusado de haber facilitado el arma y la moto que utilizó Breiner Portilla, para asesinar a Lucas Serrano.

De acuerdo con Medina Vargas, lo único que hizo fue gestionarle la póliza del seguro para la scooter de la que hizo uso Breiner Portilla –modificando los números de la matrícula– para llevar a cabo el crimen.

El tercer acusado, el colombiano José Arbey Rentería Acevedo, alias “Snoopy”, negó conocer a los demás acusados y tener relación alguna con el asesinato.

A Arbey Rentería, uno de los hombres más peligrosos que han habitado España en las últimas dos décadas, relacionado con una “oficina de cobros”, grupo de asesinos a sueldo, que ha sido ya acusado otras veces de asesinato u homicidio pero no condenado, y que se encuentra cumpliendo una condena de 5 años de prisión pactada con Fiscalía por depósito de armas de guerra, las acusaciones le atribuyen ser “Reveca”.

"Reveca" es el apodo de la persona que procuró un domicilio a Breiner Portilla, quien también efectuó vigilancias al objetivo a abatir, la persona a la que Breiner daba cuenta del resultado de las vigilancias efectuadas al objetivo y de los problemas que surgieron con la moto utilizada en el asesinato y la persona que recogió todas sus pertenencias inmediatamente después del asesinato, y que mantuvo comunicación con Breiner cuando esa misma noche este huyó de Madrid.

PUBLICIDAD

El cerebro del crimen, en cuatro palabras.

El juicio comenzó el lunes, día en el que inicialmente se fijó la declaración de los acusados e incluso la de algunos testigos, pero la selección del jurado se prolongó durante toda la mañana, que no quedó finalmente constituido hasta pasadas las 15 horas, por nueve hombres y mujeres y dos sustitutos.

La letrada de la Administración de Justicia del tribunal comenzó la sesión de ayer dando lectura de los escritos de conclusiones de la Fiscal, de la acusación particular y de las tres defensas.

Después cada una de las partes se dirigió después oralmente al jurado efectuando alegaciones sobre sus respectivas conclusiones y la prueba propuesta. A continuación se llevaron a cabo los interrogatorios.

El juicio continuará mañana jueves con la declaración de los primeros testigos de una larga lista.