PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La UCO concluye que Indra financió con 566.497 euros la campaña del PP de Madrid en 2011 con contratos falsos

La agenda de Ignacio González habla de reuniones a las que habrían asistido también Esperanza Aguirre y Francisco GranadosImagen de un agente de la Guardia Civil ante un ordenador de control. Guardia Civil.
|

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha concluido que la empresa Indra financió con 566,497,58 euros la campaña electoral del año 2011 del PP de Madrid, que entonces dirigía Esperanza Aguirre, a través de contratos falsos.

Según un nuevo informe aportado al ‘caso Púnica’ y al que ha tenido acceso Europa Press, los investigadores destacan que las evidencias documentales prueban la «aquiescencia de directivos de Indra a pagar gastos vinculados» al PP de Madrid, lo que se hizo a través de «servicios no realizados a empresas vinculadas a la campaña electoral».

PUBLICIDAD

Todo esto ocurrió antes de la llegada del actual presidente de Indra, Fernando Abril.

PUBLICIDAD

«Dichos servicios, según documentación de la propia Indra Sistemas, no habrían sido efectivamente acometidos. Además, según las mismas fuentes, esta forma de proceder ya se habría registrado en el año 2008, tras los comicios del año 2007″, subraya el informe.

Este ha sido remitido al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, encargado del ‘caso Púnica’, en una de cuyas piezas se investiga la presunta financiación irregular del PP de Madrid.

PUBLICIDAD

Según la UCO, los fondos que habría aportado Indra fueron a petición de altos cargos de la Comunidad de Madrid y «habrían servido para retribuir los trabajos» que el entramado empresarial había prestado al PP de Madrid, sirviéndose de la empresa pública Agencia de Informática y Telecomunicaciones (ICM).

Ese entramado al que se refiere la Guardia Civil son Juan Miguel Madoz, administrador de Swat S.L., y el empresario Óscar Sánchez Moyano, quienes mantenían contactos frecuentes con Ignacio González que fueron reflejados en la agenda del entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

AGUIRRE, GRANADOS Y GONZÁLEZ ASISTIERON A REUNIONES

A estas reuniones, según la agenda de González, asistían también otras autoridades del Gobierno autonómico del PP.

PUBLICIDAD

Allí se encontraban la propia presidenta Aguirre, el que fuera secretario genreral PP de Madrid Francisco Granados y otros exresponsables del PP madrileño como Borja Sarasola, Salvador Victoria o Isabel Gallego.

El informe, de 68 páginas, realiza un análisis de las cuentas e información tributaria de las sociedades de Madoz y Sánchez Moyano.

PUBLICIDAD

Estas permiten comprobar que los fondos que recibe la sociedad Formaselect Constulting S.L. de Indra «se transfieren casi inmediatamente a otras sociedades controladas» por estas dos personas.

De hecho, Formaselect obtuvo de Indra la práctica totalidad de sus ingresos en 2012 (99,4 por ciento) y 2013 (el 90,1 por ciento), según detalla la UCO.

La Guardia Civil también alude en su informe a la complejidad del análisis de los movimientos de dinero diseñados por Sánchez Moyano y Madoz por encontrarse «borrada o encriptada» la escasa documentación encontrada.

Finalmente, los investigadores añaden que del análisis de los proveedores de las empresas analizadas no se ha podido concluir que respondan al pago de gastos de campaña de terceras empresas que hayan actuado como proveedores del PP en las elecciones autonómicas de 2011:

«Sino que el dinero recibido se filtra y acaba en la estructura societaria» de los dos empresarios mencionados.

PUBLICIDAD

«De este modo, concluyen, los fondos aportados por Indra a petición de altos cargos de la Comunidad de Madrid habrían servido para retribuir los trabajos que dicho entramado había prestado para el Partido Popular de Madrid, sirviéndose de la empresa pública ICM», explica la UCO.

No es la primera vez que Esperanza Aguirre es mencionada en un informe de los investigadores de Púnica.

El pasado abril, la UCO entregó otras conclusiones en las que situaba a la expresidenta madrileña en varias reuniones con otros exdirigentes del PP madrileño.

En ellas se habrían dado instrucciones para recompensar con contratos públicos a empresas de la trama Púnica que habrían realizado trabajos de las campañas electorales del partido en 2003 y 2007.

Pero tanto en el informe que hablaba de las campañas de 2003 y 2007 como en el de 2011, no se especifican las fechas de esas reuniones en las que habría participado Aguirre con otros exaltos cargos.