Albert Rivera e Inés Arrimadas denuncian a Anonymous Catalonia como los «hackers» de la cuenta de WhatsApp del primero
Albert Rivera e Inés Arrimadas, las víctimas del pirateo -en el caso del primero- y del intento de pirateo -en el de la segunda- de sus cuentas de WhatsApp por parte de Anonymous Catalonia, grupo al que el despacho Fuster Fabra Abogados ha denunciado en sus nombres por un supuesto delito de revelación de secretos y de tentativa de revelación de secretos. Foto: EP.

Albert Rivera e Inés Arrimadas denuncian a Anonymous Catalonia como los «hackers» de la cuenta de WhatsApp del primero

También lo intentaron con la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, pero no lo consiguieron
|
23/9/2019 15:10
|
Actualizado: 23/9/2019 15:19
|

Anonymous Catalonia, al supuestamente piratear la cuenta de «WhatsApp» del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tuvo acceso ilegal a todos sus contactos, grupos de contactos y mensajes privados y personales.

Así lo entienden el propio Rivera y la portavoz de la formación naranja en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas.

Por esa razón, ambos han denunciado a las personas que están detrás de la cuenta de dicha cuenta, que también lo intentaron con la de Arrimadas -sin éxito- como los responsables del «hackeo»  llevado a cabo el pasado 19 de septiembre, jueves.

Los líderes de Ciudadanos denunciaron los hechos al mediodía del viernes ante el Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, según ha podido saber Confilegal de fuentes policiales.

Este grupo de piratas informáticos  proindependentistas, Anonymous Catalonia, opera en Twitter bajo la cuenta @anonktalonia.

El delito que podrían haber cometido, en el caso de Rivera, es el de revelación de secretos, contemplado en el artículo 197 del Código Penal, el cual está castigado con penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses. 

En el caso de Arrimadas, el delito sería de tentativa de revelación de secretos.

Este grupo publicó un tuit: «Que dicen que Rivera se ha quedado sin WhatsApp».

Después, desde ese mismo perfil anunciaron que se habían hecho con los contactos de Rivera publicando otro tuit, en el que se decía: «Buenas noches. @Albert_Rivera @CarinaMejías. Accediendo a un enlace que te facilita este ‘Tweet’ te da acceso a la LISTA DE CONTACTOS de Albert Rivera».

Más tarde, publicaron un nuevo tuit: «En otros países, cuando un hacker se cuela en un servicio y lo hace público sin publicar informaciones personales porque esa no es la intención, el servicio contacta con el para intentar saber que ha pasado, dar las gracias y mejorar su seguridad, en España lo denuncian al CNI».

CÓMO ACCEDIERON A LA CUENTA DE RIVERA

El «hackeo», según la denuncia interpuesta por Rivera, se produjo a las 21 horas del 19 de septiembre.

El líder de Ciudadanos recibió un mensaje desde «WhatsApp», por parte de un número desconocido, que simuló ser del sistema de mantenimiento de la aplicación.

El mensaje le informaba que se había producido «un intento fallido de ingreso en su cuenta de ‘WhatsApp’ y que, para confirmar que no había sido él, debía enviar un código ‘PIN’ que le llegaría en pocos minutos por mensaje (‘SMS’)», según cuenta la denuncia interpuesta por el despacho Fuster-Fabra Abogados, uno de los punteros en Madrid y Barcelona, en nombre del líder de Ciudadanos.

«De este modo, D. Albert Rivera, siguiendo las instrucciones, cuando le llegó el código ‘PIN’ mediante mensaje (‘SMS’) desde el número de teléfono móvil 633 XXX XXX, lo envía y reconfigura la aplicación móvil ‘WhatsApp'», prosigue la denuncia.

Fue en ese momento cuando Albert Rivera perdió el control de su cuenta de «WhatsApp» y pasó a los hackers.

El mensaje original que recibió Rivera «era un fraude», se puede leer en la denuncia.

El líder de Ciudadanos y su equipo trató de buscar una solución. Llamaron a Telefónica, que aseguró que su tarjeta ‘SIM’ no habíasido clonada. Luego se pusieron en contacto con Facebook para tratar de recuperar la cuenta desde la propia red social y, por último, informaron a la Policía y la Guardia Civil. En esta última pusieron la denuncia.

En el proceso colaboró con el equipo de Rivera la consultora Selva Orejón, especialista en este tipo de asuntos.

CON ARRIMADAS NO LO CONSIGUIERON

En el caso de la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, los «hackers» no consiguieron acceder a su cuenta de «WhatsApp» y tomar su control.

Arrimadas, que estaba avisada de lo ocurrido a Rivera, recibió un mensaje similar.

A la política «se le informó» de que «debía bloquear el núemro de teléfono desde donde le habían enviado el mensaje» y que no responsidera a los mensajes por ‘SMS’ recibidos.

Arrimadas, según su denuncia -también articulada jurídicamente por el mismo despacho-, activó la verificación de «2-step» en su cuenta de «WhatsApp».

Esta herramienta permite averigurar si se ha producido alguna modificación en los mensajes recibidos, asegurando así la integridad de la aplicación. No se produjo ninguna.

Pero sí identificó la dirección IP del frustrador «hackeador».

El pasado mes de junio, este grupo aseguró que había accedido por «pura casualidad» a la cuenta del correo profesional del juez del Tribunal Supremo Manuel Marchena. Dijeron que ella no había ninguna referencia al juicio del «procés».

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales