PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El magistrado Florit se adhiere a la recusación del fiscal superior contra los jueces designados para enjuiciar el ‘caso Móviles’

Miguel Florit (a la izquierda), junto a su abogado José Zaforteza, llegando a los juzgados para declarar. Foto: Isaac Buj/EP.
|

El magistrado Miguel Florit se ha adherido a la recusación del fiscal superior de las Islas Baleares, Bartolomé Barceló contra los jueces del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) por el ‘caso Móviles’, los cuales van a enjuiciarlo por ordenar la obtención del listado de llamadas y posicionamientos de dos periodistas e incautar sus móviles.

En el escrito, se explica que la adhesión se hace en “el ejercicio del derecho de defensa” y la representación de Florit manifiesta su “respeto” a la “muy conocida e impecable trayectoria profesional” de los magistrados a quienes se ha recusado.

El pasado 8 de noviembre, el fiscal superior de Baleares presentó un escrito en el que pide al presidente del TSJIB, Antoni Terrasa, y a los magistrados Carlos Gómez y Pedro José Barceló que se abstengan o sean recusados de este caso porque considera que han perdido “la apariencia de imparcialidad” por distintas actuaciones derivadas de esta causa.

En el ‘caso Móviles’ se investiga a Florit tras una querella presentada por Europa Press, ‘Diario de Mallorca’ y los periodistas de estos dos medios, Blanca Pou y Kiko Mestre, respectivamente, después de la incautación de sus teléfonos móviles -así como dos ordenadores y diverso material en la sede de Europa Press- por prevaricación, delito contra la inviolabilidad del domicilio y vulneración del secreto profesional periodístico.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Le piden 42 años de inhabilitación y multas que suman 58.400 euros.

Florit, como instructor, ordenó estas actuaciones en diciembre de 2018 en el marco de una pieza abierta para investigar el origen de informaciones periodísticas publicadas sobre el ‘caso Cursach’.

PUBLICIDAD