PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El futuro de 300.000 británicos y de 150.000 españoles depende del desenlace del «Brexit»

Son casi medio millón de personas, en España y en el Reino Unido, cuyo futuro depende de cómo sea el desenlace del "Brexit".
|

Nadie sabe cuál será el desenlace del «Brexit». De momento la Unión Europea y el Reino Unido pactaron una enésima prórroga para el próximo 31 de enero, pero aún está por ver si habrá un acuerdo en la salida de los británicos de la UE.

Las empresas que tienen allí intereses todas han preparado su plan de contingencia

PUBLICIDAD

Carmen Cruz es directora de Cuentas en EMS, empresa de reubicaciones, pertenece a la Comisión de Inmigración de la Asociación de Expertos en Movilidad Internacional (AIAL).

PUBLICIDAD

Desde EMS ayudan a compañías en la expatriación de sus directivos desde el punto de vista documental y burocrático.

“Nos piden información de manera continuada nuestras empresas clientes. Quieren saber que pasa realmente. La mayor parte de las empresas ya tiene diseñado su plan de contingencia para organizar ese nuevo escenario que surja tras el Brexit”.

PUBLICIDAD

Cruz reconoce que las elecciones anteriores a esa fecha en Reino Unido pueden ser claves en el futuro del propio «Brexit».

“No es fácil saber lo que va a pasar pero si podemos avanzar en lo que está ocurriendo”, señala.

En la actualidad, tanto en la parte de española como en Reino Unido se han tomado una serie de medidas para regular ciertos momentos temporales

PUBLICIDAD

“Lo que hay es un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre del 2020 en el que los derechos de los ciudadanos de la UE como de Reino Unido van a permanecer hasta ahora. Todo quedara igual hasta esa fecha”, aclara.

Los 300.000 británicos que viven en España son la cuarta parte de todos los británicos que residen en la Unión Europea. Foto: La Sexta.

ESCENARIOS ABIERTOS

Tras esa fecha, nuestra experta señala “que hay varios escenarios abiertos, puede ocurrir que salga Reino Unido a las bravas de la UE, con lo que se convertiría en un tercer país, eso haría que nuestro país suscribiese un acuerdo bilateral, como el que tiene con otros países, especialmente de América Latina  o bien que haya un acuerdo , con lo cual España se adherirá a las directrices del mismo”.

PUBLICIDAD

En este periodo transitorio Cruz subraya “los países afectados por el ‘Brexit’ se están preparando con algunas medidas para después del 31 de diciembre del 2020. En nuestro caso está el Real Decreto 5/2019 que hace referencia a la retirada del Reino Unido de la UE sin acuerdo.

“El gobierno español se prepara y establece una serie de criterios con vista a dos objetivos; primero las personas, españoles y británicos y el flujo comercial existente”, afirma.

Esas medidas que tiene ya definidas el Gobierno español lo son con carácter temporal.

Según Cruz “son medidas que afectan a la residencia, a los trabajadores transfronterizos, centrados en Gibraltar, especialmente. También hay medidas sobre empleo público, trabajadores desplazados, seguridad social, asistencia sanitaria entre otras cuestiones”.

Las medidas son necesarias para regular los 300.000 británicos que residen en España y en el Reino Unido hay unos 150.000 españoles.

PUBLICIDAD

“Lo primero que se va a regular es el tema de la residencia. Si sale Reino Unido de la UE se convertirá en un tercer país. La norma española establece el certificado de residencia para que ese ciudadano británico tenga todos los derechos”.

Ese certificado habría que sacarlo antes de diciembre del 2020.

En el caso de un británico residente en España que no se sacase dicho certificado comunitario “España le va a reconocer el mismo derecho en ese periodo transitorio.  e podrá sacar en el plazo o después. Luego se elaborará un documento similar a ese certificado, a diferencia de Reino Unido que obligan a tener ese certificado que tiene un carácter constitutivo. Si no se tiene dentro de esos plazos pueden no considerar la residencia legal. Al final se consigue el Documento de Identidad de Extranjero”.

Las empresas con intereses en Reino Unido ya tienen definido ese plan de contingencia “los profesionales desplazados a cualquier país tienen su carta de expatriación, donde quedan definidos muchos aspectos de su desplazamiento internacional, incluido el retorno anticipado”, según Cruz.

NUEVOS DOCUMENTOS DE IDENTIDAD PARA BRITÁNICOS 

Para Cruz “habrá una carga de trabajo importante para la administración española para expedir estos dos documentos de residencia. Llevan su tiempo y afectarán alrededor de 400.000 personas. Requerirá un esfuerzo importante. La Administración española se dará un plazo de 21 meses después de la fecha de retirada para expedir esos nuevos documentos de identidad”.

AIAL organiza mañana martes una jornada para analizar cuál puede ser la situación de esos directivos y profesionales desplazados a Reino Unido. En este contexto contarán con la presencia de Juan Duarte Cuadrado –director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares y Migratorios del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación quien podrá informar de los últimos acontecimientos relacionados con el «Brexit».

Junto a Duarte, intervendrá  Teresa Udaondo, vocal asesora del Gabinete de la Subsecretaría en el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades quien se centrará en las repercusiones en la homologación de títulos, acceso a estudios universitarios, Erasmus e investigación.

“De esta parte educativa estamos también recibiendo muchas consultas porque a muchos profesionales les preocupa la educación de sus hijos”, indica Cruz.

NECESIDAD DE PLANES DE CONTINGENCIA

Precisamente los planes de contingencia será el objeto de la mesa redonda de esta jornada donde se conocerán los casos prácticos de empresas como Lourdes son el caso de Técnicas Reunidas, la propia EMS, como empresa gestora de dichos planes o INECO, empresa dedicada a la ingeniería y consultoría global de transporte en los sectores aeronáutico, ferroviario, portuario, carreteras, transporte urbano y edificación. moderados por la propia Cruz.

Las empresas con intereses en Reino Unido ya tienen definido ese plan de contingencia “los profesionales desplazados a cualquier país tienen su carta de expatriación, donde quedan definidos muchos aspectos de su desplazamiento internacional, incluido el retorno anticipado”.

Nuestra interlocutora destaca que “en periodos como éste, se ha puesto especial atención en regular si hay un ‘Brexit’ sin acuerdo y como gestionar esa salida anticipada. Hay que recordar que muchos van a desempeñar en aquel país al que se desplaza una función clave para la propia empresa, eso significa que no son fácilmente sustituibles”.

A lo largo de esta jornada lo que se pretenderá es ofrecer pautas de forma de comportarse en este escenario del Brexit “Para los españoles con más de cinco años de residencia en Reino Unido lo que se les aconseja es que se saquen el certificado de residencia permanente”, nos comenta.

Y es que “con ese certificado podrán mantener sus derechos allí. Para los que tienen menos residencia tienen que certificar el régimen de asentado para más tarde completar esos cinco años y pedir luego la residencia”, subraya.

Otra cuestión que podrían hacer es pedir la ciudadanía británica por naturalización “como ciudadano de la UE que ha vivido en Reino Unido por más de cinco años. Hay algunas condiciones, que no haya estado ausente por más de 450 días en esos cinco años y más de 90 días en el año que se hace la solicitud. Toda esta información las empresas la reclaman para proteger sus intereses y la de sus empleados”.

La intervención de Duarte, técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores, es muy esperada por los expertos en inmigración y de rhhh de empresas que desplazan directivos y que ya han confirmado su presencia en esta jornada que organiza AIAL.

“También hablará de la ventanilla de información que tiene abierta la embajada española en Reino Unido y que está ayudando a las empresas y ciudadanos españoles desplazados allí a organizar su presencia una vez que se produzca el Brexit”, aclara Cruz.

En definitiva, es fundamental establecer ese plan de contingencia para poder mitigar la salida del Reino Unido del «Brexit» y asegurarse los derechos adquiridos tanto a nivel empresarial como de profesionales.

“Los negocios no paran y hay que mantener las relaciones económicas que hay entre Reino Unido y España sin que se quiebren”. La voluntad de España es que se mantenga la reciprocidad existente en materia de derechos.