PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una madre y su hija aceptan dos años de cárcel por agredir a un profesor de la Universidade de Vigo

La madre y la hija, durante el juicio. Foto: EP.
|

Una madre y su hija han aceptado dos años de cárcel por agredir a un profesor de la Universidade de Vigo (UVigo) en 2019, una pena que ha quedado suspendida a condición de que no delincan en ese tiempo y paguen una multa de 450 euros, así como la indemnización de 610 euros al perjudicado, tal y como se ha acordado este martes en el Juzgado Penal número 1 de la ciudad olívica.

Los hechos se remontan a enero del año pasado, cuando Ana María M. S. y su madre Ana María S. F. se presentaron en el despacho de este profesor de la Facultad de Económicas de Vigo para revisar un examen.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el docente advirtió de que solo atendería a la alumna y eso motivó el enfado de la joven, que amenazó con presentar una queja en el Decanato.

Momentos más tarde, la estudiante volvió, esa vez sola, al despacho y, tras abordar la revisión del examen, al salir cogió unas llaves y encerró al profesor en dicha estancia, aunque él pudo salir porque tenía otro juego de llaves.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El docente se dirigió a conserjería para advertir de que había que cambiar la cerradura porque una alumna se había llevado las llaves y, al poco tiempo de regresar a su despacho, la alumna y su madre se volvieron a presentar allí.

Atentado a la autoridad y lesiones

Cuando el profesor trató de marcharse, la alumna lo golpeó con un paraguas, causándole una lesión en la nariz y rompiéndole las gafas, mientras que la madre lo acorralaba para que no pudiera salir del despacho.

Por estos hechos, la Fiscalía pedía dos años de cárcel para ambas y 1.440 euros de multa, por los delitos de atentado a la autoridad y lesiones, así como una indemnización de 710 euros. La acusación particular, por su parte, reclamaba tres años de prisión.

PUBLICIDAD

Finalmente, tras el acuerdo de conformidad alcanzado este martes, las acusadas han aceptado la pena de 2 de años de prisión (cuya ejecución queda suspendida), y se les ha aplicado la atenuante de reparación de daños, puesto que ya han abonado 210 de los 610 euros de indemnización.

Ambas deberán pagar también una multa de 450 euros.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD