PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Campo justifica la ausencia del Rey en Barcelona por la ‘obligación’ del Gobierno de proteger la monarquía

"Hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro", señala el ministro de Justicia

Juan Carlos Campo dice que la decisión "la ha tomando quien la tenía que tomar" y que se habrá hecho "sopesando muchas variables". Foto: Congreso
|

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha respaldado hoy la decisión de que el Rey Felipe VI no acuda mañana a la entrega de despachos a los nuevos jueces en la Escuela Judicial de Barcelona, apuntando a la “obligación” que tiene el Gobierno de proteger la monarquía.

“La decisión se ha tomado analizando todas las variables y la ha tomado quien la tenía que tomar”, ha señalado Campo en una entrevista en la cadena SER.

Preguntado por las razones, el ministro ha aludido a “la ponderación de bienes”, indicando que “hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro”.

“Yo no digo que no tenga trascendencia, lamento que no esté el rey presidiendo un acto que para mí es tan emotivo y me parece importantísimo que esté pero creo que en la ponderación de bienes hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro”, ha recalcado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Creo que en la mente de todos están toda una serie de circunstancias y variables que podrían cuestionar todas y, por tanto, creo que la mayor obligación que tiene el Gobierno es proteger las instituciones y, sin duda, la monarquía lo es”, ha señalado.

Además, ha llamado a no “sobredimensionar cuestiones”, argumentando que, aunque “es importante que el Rey entregue los despachos a los nuevos jueces”, el compromiso de Felipe VI con la justicia es “fuerte”.

“No hay ruptura de nada”, ha afirmado.

NIEGA QUE LA TRAMITACIÓN DE LOS INDULTOS TENGA QUE VER CON LA NEGOCIACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS 

Preguntado por la polémica suscitada tras su anuncio ayer durante la sesión de control al Gobierno de que el Ministerio de Justicia comenzará a tramitar la semana próxima las peticiones de indulto para los condenados por el proceso de independencia de Cataluña, Campo ha dicho que no haber dado trámite a las mismas habría supuesto cometer un delito de prevaricación, y ha lamentado el “guirigay” que ha provocado la noticia.

PUBLICIDAD

Además, ha desvinculado esta tramitación de la negociación con ERC para que apoyen los presupuestos generales del Estado.

Campo se ha mostrado especialmente molesto con el presidente del PP, Pablo Casado. Ha comentado que al escuchar su reacción -Casado dijo que el PP recurriría la medida de gracia ante el Tribunal Supremo- tuvo ganas de “descolgar el teléfono” para decirle: “¿Me puedes decir qué puedo hacer?, ¿quieres que me meta en una prevaricación?”.

El ministro ha incidido en que el Ministerio tiene “la obligación legal de tramitar cualquier indulto, sea de quien sea”, por lo que no atender las peticiones presentadas a favor de los sentenciados por ‘procés’ “sí que sería censurable”.

PUBLICIDAD

También ha explicado que la tramitación de indultos lleva entre cuatro y diez meses en condiciones normales, cuando se reciben unas 2.000 solicitudes, si bien ha advertido de que ahora hay un “gran atasco” en el Ministerio por la pandemia, los meses de Gobierno en funciones y la cantidad de peticiones recibidas esta vez, unas 4.000.

DICE QUE NO HABRÁ REFORMA PENAL A CORTO PLAZO

Campo se ha referido, además, a la reforma de los delitos de sedición y rebelión para reiterar que “a corto plazo no vamos a tener una modificación del Código Penal”, y ha apuntado que los tiempos vendrán marcados por “los plazos razonables” establecidos por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, no por el horizonte electoral en Cataluña.

PUBLICIDAD

El ministro ha informado que él mismo, magistrado de lo penal en excedencia, se está encargando de elaborar el primer borrador de la reforma del Código Penal y ha negado que se haya acordado ya una rebaja en las penas de dichos delitos.

Ha insistido en que se trata de una reforma necesaria para adaptar el Código Penal español porque “la realidad ha cambiado” y esos artículos no se han revisado en “200 años”.

Asimismo, ha dicho que no pretende sustraer “a nadie” del debate sobre la reforma penal.

PUBLICIDAD

LAS DECLARACIONES DE NAVAJAS

Campo también ha sido preguntado sobre las declaraciones del teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, sobre supuestas presiones de dos fiscales de Sala “contaminados políticamente” respecto al informe de las querellas contra el Gobierno o las que ha hecho sobre el fiscal Ignacio Stampa, a quien Navajas habría apartado de Anticorrupción cuando conoció su supuesta relación con la abogada de Podemos.

“Me preocupan los reproches en la Fiscalía, No son buenos cuando el Ministerio Fiscal funciona bajo los principios de unidad de acción y dependencia jerárquica”, ha manifestado el ministro.

Ha recordando que hay “mecanismos de ámbito disciplinario para aclarar las cosas”. La Inspección Fiscal ya ha abierto una investigación sobre las supuestas presiones ejercidas por la exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal sobre Navajas.

En la entrevista también ha informado que ha enviado un mensaje al presidente del PP, Pablo Casado, “para que reconsidere la absurda posición de no renovar órganos constitucionales” como el CGPJ, que lleva  en funciones casi dos años.

Aún no ha recibido respuesta de Casado.