PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Fiscalía denuncia a la Comunidad Valenciana por clorar agua vertida al mar para reducir la contaminación fecal de las playas

Considera que el método de cloración pudo constituir un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, y remite la causa al Juzgado Decano de MassamagrellDías después de esta práctica aparecieron peces muertos en la desembocadura de una de las acequias; en la imagen Playa Patacona, una de las cerradas en el verano de 2019. Foto: EP
| | Actualizado: 11/01/2021 9:34

La Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo ha denunciado a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) de la Consejería de Agricultura de la Comunidad Valenciana y a la empresa SAV por las actuaciones llevadas a cabo para la desinfección del vertido al mar de las acequias en la comarca de La Huerta Norte de Valencia en julio y agosto de 2019 para reducir la contaminación fecal que obligó a cerrar algunas playas.

Días después de esta práctica aparecieron peces muertos en la desembocadura de una de las acequias.

El Ministerio Público considera que el método de cloración pudo constituir un delito medioambiental.

Así consta en un decreto de la fiscal instructora de las diligencias.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sostiene que de la actuación de la EPSAR y la adjudicataria de la cloración, la Sociedad Agricultores de la Vega (SAV), se desprenden indicios de la comisión de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, previsto en el artículo 325 del Código Penal, por lo que remite la causa al Juzgado Decano de Massamagrell para su reparto.

La Fiscalía pide que se requiera a la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para que identifique a los miembros de la Comisión Técnica de Seguimiento de la calidad de las aguas de baño de las playas de los municipios de La Huerta Norte, creada a consecuencia de los diferentes episodios de cierres de playas por contaminación microbiológica ocurridos en junio y julio de 2019, y que se remita el acta de la reunión en la que se adoptó la decisión de proceder a la cloración de las aguas de las acequias más conflictivas.

También solicita que se aporte aquella documentación, informes o elementos que llevaron a la decisión de clorar las acequias en cuestión o bien facilite la identidad del organismo que esté en disposición de hacerlo y requerir tanto a EPSAR como a SAV para que aporten las analíticas y comprobaciones llevadas a cabo para controlar la cloración, o en su caso, indiquen el organismo encargado de hacerlo.

Según se desprende de la resolución del fiscal, durante los meses de junio y julio de 2019 se registraron diferentes episodios de cierres de playas en La Huerta Norte y en Valencia por contaminación microbiológica, conforme a los análisis periódicos de aguas de baño que realiza la Dirección General del Agua de la Consejería de Agricultura, al superarse los límites establecidos en la legislación vigente para aguas de baño.

PUBLICIDAD

Ante las consecuencias negativas que los cierres de playas generaban en la ciudad de Valencia y en las poblaciones costeras, la Consejería constituyó una Comisión Técnica de Seguimiento de la calidad de las aguas de baño de las playas, que concluyó con que la contaminación fecal se originó por el vertido al mar de los excedentes de las acequias de riego por el vertido de viviendas aisladas que no están conectadas a las redes de alcantarillado municipal.

La Comisión Técnica creada por la Consejería planteó la necesidad de rebajar el nivel de contaminación fecal en las acequias antes de su vertido y acordó que la EPSAR prepararía lo necesario para la cloración, unos trabajos que se declararon «de emergencia» y se adjudicaron a la SAV, que los realizó entre el 5 y 6 de agosto.

El día 8 aparecieron peces muertos en la desembocadura de la acequia de La Tanca (Medicalia-El Puig) junto al mar.

PUBLICIDAD

La Fiscalía expone en la resolución que existen informes periciales de los que se desprende que existían otros métodos «menos invasivos» que la cloración de las acequias para paliar y/o eliminar los efectos de la contaminación de origen fecal en medios naturales, como un desvío del vertido de modo que no alcanzara la playa o una fuerte dilución.

Además, indica que al no ser la cloración de las playas «una práctica habitual, regulada o admisible desde el punto de vista ambiental, no existen parámetros establecidos sobre dicho mecanismo de desinfección para evitar riesgos ambientales o para la salud de las personas».

PUBLICIDAD

EL PPCV TRASLADARÁ A LA FISCALÍA LA DOCUMENTACIÓN QUE POSEE DE LAS PASTILLAS DE CLORO EN LAS PLAYAS

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) trasladará a la Fiscalia la documentación que posee de las pastillas de cloro en la playa.

“Desde el PPCV, ante la denuncia de la Fiscalía a la Consejería de Mireia Mollà por la posible comisión de un delito medioambiental al colocar dispensadores de cloro en la desembocadura de acequias en varias playas de municipios valencianos, ponemos a su disposición la denuncia que presentamos hace dieciséis meses ante la Guardia Civil”, ha anunciado la portavoz de Medio Ambiente del Grupo Popular en las Cortes Valencianas, Elisa Díaz.

«En esa denuncia se recoge el testimonio de quienes pudimos ver in situ lo que muestran los documentos gráficos adjuntos, aspectos como que no se realizaba un control exhaustivo sobre los dispensadores de cloro, pastillas de cloro vertidas directamente en la desembocadura de las acequias a pocos metros de la orilla del mar al alcance de cualquier niño», medidas de seguridad «insuficientes o en condiciones nada idóneas de seguridad o, entre otras, ausencia de señalización visible advirtiendo de la peligrosidad de los productos”, ha señalado.

PUBLICIDAD

La diputada ‘popular’ ha indicado que desde el PPCV interpelaron a la consejera, presentarons mociones tanto en el parlamento autonómico como en los municipios afectados por las “cloradoras” y consiguieron que se desinstalaran al cabo de un tiempo, pero esperaban «una reacción más allá de esa retirada de las cloradoras”.

Según ha explicado, fue entonces cuando la consejera anunció actuaciones para desviar las aguas fecales a otros lugares y evitar que llegaran al mar.

El PP manifiesta que a fecha de hoy todavía desconocen qué actuaciones se han llevado a cabo al respecto, estas u otras, como reparar colectores de la depuradora de la Huerta Norte-la Puebla de Farnals​, tras los daños que se produjeron por la borrasca Gloria hace un año y que «aun empeora más la situación para acabar con los vertidos de aguas fecales» en playas de Massamagrell, El Puig, Puzol, Puebla de Farnals, Valencia, Alboraya y Meliana.

Noticias relacionadas:

La Guardia Civil investiga a 46 personas por delitos vinculados a la contaminación marina y al tráfico de residuos

La UE investigará si Murcia ha incumplido la normativa de protección del Medio Ambiente en el Mar Menor