Firmas

El dinero digital ha llegado para quedarse

Carlos Franco
El dinero digital ha llegado para quedarse
El columnista, Carlos Franco, opina que las criptomonedas son el futuro y que han llegado para quedarse. Foto Freepik.
15/6/2021 06:46
|
Actualizado: 15/6/2021 06:46
|

Recientemente, en nuestro artículo relativo a los efectos de la desaparición del dinero efectivo en el mundo rural, desarrollado tras la Proposición no de Ley sobre la orientación del sistema tributario ante la crisis provocada por el COVID-19[1] que proponía como medidas de prevención y erradicación “Introducir límites más rigurosos para los pagos en efectivo y realizar un estudio de los efectos que tendría su potencial eliminación, sobre todo, en los colectivos más afectados por esta medida, así como su impacto en zonas rurales menos pobladas”, adelantábamos el auge de las criptomonedas, como Bitcoin y Ethereum.

El incremento de la utilidad de las criptomonedas, sus múltiples beneficios y su aceptación por el conjunto de la ciudadanía mundial no ha pasado inadvertido y así ha quedado clara constancia de ello.

En este sentido, El Salvador, se ha convertido en el primer país del mundo en reconocer el Bitcoin como moneda de curso legal.

El pasado martes 8 de junio, la Asamblea Legislativa salvadoreña aprobó la llamada Ley Bitcoin, que salió adelante gracias al voto a favor de 62 diputados de los 84 que componen el Parlamento de mayoría oficialista y entrará en vigor 90 días después de su publicación en el Diario Oficial.

Esta Ley tiene por objeto la regulación del Bitcoin como moneda de curso legal, ilimitado en cualquier transacción y a cualquier título que las personas naturales o jurídicas públicas, o privadas pretendan materializar.

La meritada Ley establece, entre otras cuestiones, que el cambio entre el Bitcoin y el Dólar estará establecido «libremente por el mercado» y no estará sujeta a impuestos sobre las ganancias de capital al igual que cualquier moneda de curso legal.

Asimismo, también recoge que todo agente económico deberá aceptar el Bitcoin como forma de pago «cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio» y que el órgano Ejecutivo creará la estructura institucional necesaria para la circulación de la criptomoneda, de acuerdo a lo establecido en la Ley.[2]

Una de las principales ventajas para los defensores de esta iniciativa en El Salvador es que, gracias a las transacciones de Bitcoin, la población podría ahorrarse las comisiones de intermediarios en las remesas que reciben del extranjero y que pueden elevarse hasta un 30% del dinero enviado, según dijo el presidente del gobierno salvadoreño.

Las remesas son un sustento vital de la economía salvadoreña, al suponer cerca del 16% de su Producto Interior Bruto (PIB).

Pese a la pandemia, el año pasado el país recibió casi 6.000 millones de dólares estadounidenses de sus emigrantes, de los que aproximadamente 2,5 millones viven en Estados Unidos.

El presidente destacó también que en torno al 70% de la población no tiene cuenta bancaria y trabaja en la economía informal, por lo que las criptomonedas podrían mejorar su inclusión financiera. [3]

Esta decisión es considerada como una alternativa a la expuesta en su inicio por TOBIN en el año 1985[4].

Se trata de las Central Bank Digital Currency o Monedas Digitales de Banco Central (CBDC).

Podemos definir las CBDC como el dinero emitido por un banco central en sustitución del dinero en efectivo. Es el equivalente digital a los billetes y las monedas. Su propietario es acreedor del banco central y puede realizar pagos electrónicos instantáneos.[5]

Este sistema ha sido desarrollado por el Banco Central Europeo en su informe “Exploring anonymity in central bank digital currencies”[6]. En dicho documento se estudia y se abre la posibilidad del diseño de una moneda digital manejada por el BCE.

Se explica cómo esta CBDC estaría apoyada por tecnología DLT, más específicamente tecnología Corda de la empresa R3; evidentemente todo ello en conjunción con una serie de sistemas que servirían para crear un nuevo sistema de pagos y de masa monetaria.

Todo ello ajustado a las necesidades de privacidad y anonimato controlado que permita garantizar el cumplimiento de la normativa dirigida a combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Adicionalmente, el BCE establece que el Sistema Europeo de Bancos Centrales (ESCB) comience con la construcción de una prueba de concepto (PoC) para probar la tecnología.

Parte de estas pruebas son apoyadas cercanamente por empresas como Accenture y R3.

Sin embargo, este informe también aclara que el trabajo realizado no está orientado a la implementación práctica y no implica ninguna decisión para proceder con CBDC.

En pocas palabras, el BCE simplemente está indagando en la tecnología, pero de momento no planea lanzar un criptoeuro, salvo de que surja la necesidad en el futuro.[7]

Esta opción ha sido tomada en consideración por el Banco Central de Nigeria que ha estado explorando la posibilidad de emitir una moneda digital durante aproximadamente dos años, encontrándose en disposición de avanzar hacia el desarrollo de una red blockchain de prueba de concepto para ejecutar pruebas piloto para el esquema.[8]

En el mismo sentido, el gobernador del Banco Central de Ghana, ha revelado que se encuentran en fase avanzada de la creación de una CBDC.[9]

Referenciar finalmente, el caso del Petro, introducida por el Gobierno Bolivariano de Venezuela como “la primera moneda digital promovida y emitida por un Estado, respaldada por las riquezas naturales”.[10] Estas riquezas naturales consisten en el petróleo, oro, hierro y diamante.[11]

No obstante, a finales de abril de 2020, una serie de inconvenientes comenzaron a observarse en la plataforma del PetroApp, que acabaron afectando al funcionamiento de exactamente la misma y de todos y cada uno de los exchanges.

Los inconvenientes se resolvieron en la primera semana de mayo, mas muchos usuarios de la moneda Petro (en especial aquellos que habían trasladado sus saldos a PetroApp y el Banco de Venezuela) reportaron que sus saldos habían desaparecido por completo y que sus transacciones no aparecen en la blockchain.

La comunidad cripto venezolana estudió el hecho y descubrieron lo que pasó: la blockchain de Petro se reinició desde cero.

Toda transacción que haya tenido sitio ya antes del 6 de mayo de 2020 sencillamente no existe.

En verdad, todos esos bloques nunca existieron por el hecho de que el nuevo bloque génesis de la criptomoneda es del cinco de mayo de 2020.

De un solo extraño acontecimiento se borraron prácticamente un par de años de historia «blockchain», y absolutamente nadie notificó del acontecimiento.

Como corolario, nos encontramos ante un panorama económico-jurídico en constante cambio y evolución donde el apogeo de las criptodivisas, particularmente del Bitcoin, han creado en la comunidad mundial la necesidad de eliminación de fronteras transaccionales, gastos de intermediación y rapidez en las operaciones económicas, ciertamente impensables hasta hace escasos años y evidentemente siendo objeto de estudio y desarrollo por los actores internacionales.

——————————

[1] Disponible en: https://www.congreso.es/public_oficiales/L14/CONG/BOCG/D/BOCG-14-D-119.PDF

[2] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-57373067

[3] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-57422737

[4] TOBIN, J., “Financial Innovation and Deregulation in Perspective”, BOJ Monetary and Economic Studies, Vol. 3, núm. 2, 1985, pp. 19 – 29.

[5] SÁNCHEZ-QUIÑONES, J., “Dinero digital (CBDC)”, Expansión, 7 de mayo de 2021. Disponible en: https://www.expansion.com/blogs/blog-jsq/2021/05/07/dinero-digital-cbdc.html

[6] https://www.ecb.europa.eu/paym/intro/publications/pdf/ecb.mipinfocus191217.en.pdf

[7] https://academy.bit2me.com/que-es-el-criptoeuro-cbdc-para-europa/

[8] https://es.cointelegraph.com/news/nigeria-s-central-bank-plans-cbdc-pilot-launch-before-the-end-of-2021

[9] https://es.cointelegraph.com/news/ghana-gearing-for-central-bank-digital-currency-pilot

[10] Recordar que el Petro fue sancionado mediante orden ejecutiva del Presidente de Estados Unidos el 19 de marzo de 2018 prohibiendo todas las transacciones» vinculadas al sistema financiero estadounidense «con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018». https://www.efe.com/efe/usa/portada/trump-impone-sanciones-sobre-el-petro-y-cuatro-altos-cargos-de-venezuela/50000064-3557981

[11] http://www.minci.gob.ve/petro-hacia-la-revolucion-digital-economica/

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Carlos Franco:
Últimas Firmas