Un español dirige la comunicación del TJUE: Se llama Juan Carlos González
El máximo responsable de comunicación del TJUE desde hace 15 años fotografiado en la Gran Sala del TJUE, que tiene su sede en Luxemburgo. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Un español dirige la comunicación del TJUE: Se llama Juan Carlos González

Juan Carlos González Álvarez es el jefe de prensa de la institución europea desde hace más de quince años.
|
17/4/2022 01:00
|
Actualizado: 17/4/2022 00:15
|

Con un perfecto francés que hace dudar de su procedencia, Juan Carlos González Álvarez (Sama de Langreo, Asturias, 1963) busca el equilibrio entre la precisión del derecho y que el mensaje emitido por los jueces del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sea entendido por los ciudadanos, a través de los medios de comunicación de los 27 países que conforman la Unión.

Es su norte profesional y su función como jefe de Prensa e Información –el Departamento de Comunicación– del TJUE desde su sede de Luxemburgo. Una responsabilidad que ostenta desde hace más de 15 años.

Con otros tantos años de experiencia a sus espaldas cubriendo información comunitaria en diferentes medios, afirma que no se arrepiente de «haberse pasado al otro lado de la barrera».

Es una política que han adoptado otros órganos jurisdiccionales europeos, incluyendo el español. ¿Quién mejor que un periodista con experiencia, conocedor del mundo de los medios, para saber lo que necesitan esos medios y de qué forma se les puede hacer llegar la información de una forma precisa, objetiva, neutral y respetuosa?

Juan Carlos González en la Sala de Deliberaciones de los jueces del TJUE. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
Durante la pandemia muchas de las deliberaciones se hicieron telemáticas al ciento por ciento, después se hicieron mixtas y ahora han vuelto a la cuasi normalidad. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
La pared de la Sala de Deliberaciones presenta la jurisprudencia que, desde su nacimiento, ha dictado el TJUE, clasificada por materias y colores. Una jurisprudencia que se puede encontrar en su página web. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

INICIOS INTENSOS

Licenciado en Periodismo por la Universidad Libre de Bruselas, en 1990, tras finalizar el Máster UAM-El País, González volvió a Bruselas y empezó a cubrir información comunitaria como «freelance» para El Mundo y para otros medios, como EFE, El Observador, El País, Cadena Ser, La Gaceta, La Nueva España y el Faro de Vigo.

Un inicio de carrera que él mismo califica como intenso.

“La capital belga tiene como característica que se trabaja en tiempo real y la información económica e internacional es preponderante”, explica González, que compartió despacho con un personaje que después se ha hecho muy famoso mundialmente y al que conoció muy bien. Entonces era el corresponsal del diario londinense The Telegraph. Hoy es el primer ministro del Reino Unido: Boris Johnson.

El periodista apunta que un corresponsal en Bruselas tiene más contacto con los miembros del gobierno de su Estado miembro que los periodistas en las capitales nacionales. Esto se debe a que todos los meses acuden a una reunión ministerial, en Bruselas o Luxemburgo.

“Una plaza apasionante y donde se trabaja sin parar”, afirma.

Como todos los órganos importantes, el TJUE también tiene su galería de exmiembros. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Este asturiano se encontraba trabajando desde la capital belga para El Mundo y Europolitique/Eurpolitics cuando fue seleccionado, tras pasar varias pruebas, para dirigir la Jefatura de Prensa e Información del TJUE.

El Tribunal había empezado a buscar en 2005 un periodista que conociera bien los dos mundos. Para aumentar su visibilidad.

“Se presentaron más de media docena de candidatos de toda Europa, y aparentemente las pruebas no me salieron mal. Y me seleccionaron”, explica González.

Desde entonces, es el único profesional de la comunicación en un mundo totalmente jurídico.

Para el jefe de Prensa e Información del TJUE lo más apasionante de su posición es lidiar con la jerga legal para lograr, a través de comunicados de prensa, un texto que entienda todo el mundo.

Pese a que las sentencias son públicas y están disponibles en todas las lenguas oficiales el mismo día en que se pronuncian, para González es fundamental que el Tribunal comunique en nombre propio. En un lenguaje que entiendan los periodistas de los medios.

“Al principio, no todo el mundo entendía en la institución la necesidad de un departamento de comunicación”, recuerda el asturiano.

Imagen de los pasillos interiores del TJUE. «Las tripas del Leviatán», podría titularse de un modo lírico. Durante la pandemia, el tribunal ha permanecido en su mayor parte desierto. Todos sus jueces y empleados trabajaron telemáticamente. Los retrasos fueron mínimos. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

COMUNICAR DESDE EL TJUE

Subraya que la labor de su departamento es la de explicar, que no interpretar, las decisiones del TJUE.

“Algunas tienen un impacto directo en la vida de millones de europeos”, afirma. “Basta con citar toda la jurisprudencia sobre el derecho de los pasajeros aéreos cuando un vuelo es anulado o tiene un retraso de más de tres horas” añade.

González explica que tienen a más de 1.500 periodistas en sus bases de datos y, en su opinión, “la prensa española está bastante bien representada”.

Asimismo considera que, además de los casos de los independentistas catalanes (Carles Puigdemont y Oriol Junqueras), hay muchas más áreas de interés para el público español.

Cita, a modo de ejemplo, el caso del derecho al paro de las empleadas del hogar o las cláusulas suelo, donde destaca que la cobertura de la prensa española ha sido intensa.

La conocida entrada al TJUE. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
La llamada pequeña sala del TJUE, donde los jueces escuchan lo que tienen que decir las partes. Foto: G. Fessy/TJUE.
El uso abusivo de los contratos de interinos en España es contrario al derecho comunitario, según el TJUE
Plano general de los cuatro edificios altos que conforman el TJUE. A los que hay que sumar el edificio principal y el del Tribunal General de la Unión Europea, la primera instancia de esta institución. Foto: TJUE.

En cuanto a la evolución de su departamento, el jefe de prensa explica que en la actualidad los miembros del área de comunicación pueden informar a la prensa de Europa, o incluso de países terceros, “tan solo cinco minutos después de que el juez lea en Luxemburgo el dispositivo de la sentencia en una sala de vistas en sesión pública”.      

“Todavía me acuerdo, siendo periodista, recibir un fax de Luxemburgo con un comunicado de prensa del Tribunal de Justicia de la UE”, comenta González.

Y aunque afirma que todavía conserva en su despacho uno de aquellos faxes, apunta que los correos electrónicos, las redes sociales o el sector audiovisual son algunas de las herramientas que hoy utiliza el Tribunal.

“El éxito del crecimiento de las cuentas de Twitter y de LinkedIn es impresionante”, apunta. Es la consecuencia directa de la aplicación de la política de transparencia adoptada por lo que algunos medios españoles ya han definido como el Tribunal Supremo de los 27 Supremos de la Unión Europea. Una política cuyo timón controla este español.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Mundo Judicial