Firmas

En defensa de nuestros símbolos nacionales

En defensa de nuestros símbolos nacionales
El senador por el PP, y magistrado en servicios especiales, aborda la votación que tuvo lugar esta semana en el Senado para despenalizar los ataques a la corona o a la bandera.
29/5/2022 06:49
|
Actualizado: 29/5/2022 12:16
|

El Senado avaló el pasado miércoles 25 de mayo la iniciativa presentada por ERC-BILDU en la que se instaba al Gobierno a iniciar la reforma del Código Penal para despenalizar las injurias a la Corona o la quema de símbolos oficiales de España.

La propuesta data de marzo de 2020 pero siempre había contado con el voto negativo de los socialistas. Hasta el último pleno referido.

Lo sorprendente fue que, durante el debate, el portavoz socialista dijo que no le parecía adecuado abrir una polémica que solo llevaba al enfrentamiento y que los grupos proponentes lo que pretendían era poner en cuestión la Transición española y la Constitución de 1978, tras ese discurso parecía deducirse que de nuevo el Grupo Socialista iba a votar en contra.

Pero no fue así. Lo que ocurrió durante el tiempo que transcurrió entre el debate y la votación solo los socialistas y sus aliados independentistas lo saben, ya que fue una sorpresa tremenda el resultado final.

La iniciativa contó con el rechazo del PP, pero salió adelante gracias al voto favorable de los senadores del PSOE.  

El resultado fue 145 votos a favor, 111 en contra y dos abstenciones.

El apoyo  de los socialistas permite mantener viva la proposición de ley que elimina como delito la quema de banderas o la injuria a la corona y pasará al congreso de los diputados para su debate, y todo ello en aras de la “libertad de expresión”.

Nunca la expresión puede ser libre para incitar el odio y provocar el enfrentamiento, ese es el límite que el Tribunal Constitucional ha marcado para  el ejercicio de los derechos

Fue doloroso ver como  el Grupo Socialista apoyó sin fisura alguna el ataque de los radicales independentistas a nuestros símbolos nacionales y a la Corona, porque el concepto de España como unidad indisoluble y la figura de Su Majestad el Rey están intrínsecamente unidos a nuestro estado de derecho.

No es tolerable el ataque frontal contra nuestros sentimientos nacionales amparándose en un mal entendido derecho a la libertad de expresión, porque nunca la expresión puede ser libre para incitar el odio y provocar el enfrentamiento, ese es el límite que el Tribunal Constitucional ha marcado para  el ejercicio de los derechos.

Otras son las cuestiones que preocupan a los españoles y a las que debemos de dar respuesta y no las peticiones sectarias y frentistas de unos radicales de izquierda que quieren desestabilizar nuestra convivencia.

EN GRECIA, ALEMANIA O FRANCIA SE PROTEGEN LOS SÍMBOLOS NACIONALES

En los países de nuestro entorno castigan con penas de cárcel los ataques contra los símbolos nacionales, así en Grecia se sanciona con pena de hasta dos años de prisión los ultrajes a la bandera, en Alemania no se admite la más mínima broma en lo que se refiere a sus símbolos nacionales fijando una pena de tres años de prisión, en Francia este delito se introdujo por unanimidad en el año 2003 fijando la ofensa del himno o la bandera pena de cárcel si es hecha  en grupo.

La obsesión contra los símbolos de España por parte de estos grupos extremistas de la izquierda radical tiene su origen en que la sociedad española, de forma democrática, ha vencido los ataques brutales contra la convivencia efectuados por sus representantes políticos tanto de Bildu como de ERC, los cuales son los socios del gobierno socialista tanto en algunos ayuntamientos y Comunidades Autónomas como en la gobernabilidad de España ,

Pero hay que decir la verdad, la libertad de expresión alegada por estos grupos para defender la reforma del Código Penal para legalizar los ataques contra los símbolos nacionales comunes, no es cierta puesto que entre los papeles incautados al exjuez  y exsenador Santiago Vidal el 20 de septiembre de 2017 por orden del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, se encontró el texto de la futura “Constitución Catalana” que se hubiera aplicado si hubiera triunfado el golpe de estado del 1 de octubre de 2017, que preveía importantes limitaciones de derechos políticos para los partidos y los ciudadanos  que no compartiesen el independentismo. 

LA REPÚBLICA CATALANA FUE IDEADA POR LOS QUE HOY SE ESCUDAN EN LA LIBERTAD DE EXPRSIÓN PARA ATACAR LOS SÍMBOLOS NACIONALES

En la “república catalana” ideada por los que ahora se escudan en la libertad de expresión para atacar los símbolos nacionales y la Corona, no todas las ideas podrían ser defendidas. Así pues en el texto del documento constitucional había  un artículo que preveía permitir la existencia de todo tipo de participación política “siempre y cuando su programa electoral no vaya contra la existencia de Cataluña como estado ni contra esta Constitución», es decir se prohibía  la libertad de poder expresarse contra los símbolos de la futura república catalana.

También preveía la creación de una policía  especializada en “españolismo” para  ejercer «presión» sobre los ciudadanos que mostraran su oposición a dicha república, es decir que se prohibía la libertad de expresión , de opinión y de manifestación de los que pensaran contrario al régimen establecido, y por consiguiente tendrían pena de cárcel.

Es decir en el Reino de España dichos grupos pueden expresar libremente sus ideas , pueden rechazar los símbolos nacionales, atacar al Estado Español siempre y cuando no realicen actos violentos, pero en “su futura República” esto no sería posible.

Por lo que la petición aprobada en el Senado con el voto de los socialistas es una muestra más de las contradicciones  del independentismo que se aprovechan una vez más de la debilidad del gobierno central.

Es importante que la izquierda entienda que se han convertido en una máquina que alimenta al independentismo radical con su  blanqueamiento desde el gobierno a los ataques al estado de derecho, y sobre todo ha de ser consciente que han caído de nuevo en brazos de aquellos que quieren destruir nuestra democracia.

La verdadera intención de ERC-Bildu, Compromís y el resto de grupos independentistas, es que les salga gratis injuriar a la Corona o quemar la bandera de España, por lo que no es cierto que su propuesta de derogar estas figuras del código penal sea la defensa de la libertad de expresión, porque en el colmo del cinismo sabemos, gracias a los papeles incautados al exjuez Santiago Vidal, cual sería el futuro de los que pensamos distinto en el régimen que saldría tras la independencia del País Vasco, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana o Baleares: la cárcel.

Otras Columnas por Fernando de Rosa Torner:
Últimas Firmas
  • Opinión | Cómo los abogados manejamos las dudas jurídicas: estrategias y recursos esenciales
    Opinión | Cómo los abogados manejamos las dudas jurídicas: estrategias y recursos esenciales
  • Opinión | Ventajas de un Comité de Cumplimiento Normativo frente a un «Compliance Officer» individual
    Opinión | Ventajas de un Comité de Cumplimiento Normativo frente a un «Compliance Officer» individual
  • Opinión | Posibles excesos en favor del Ejecutivo en el proyecto de ley de función pública 
    Opinión | Posibles excesos en favor del Ejecutivo en el proyecto de ley de función pública 
  • Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
    Opinión | El derecho a no declarar: a propósito del caso Begoña Gómez
  • Opinión | El TEAC contradice a la  Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    Opinión | El TEAC contradice a la Dirección General de Tributos respecto a la ventaja fiscal
    ,