El juez rechaza la última recusación de Villarejo y le reprocha que haga un uso «fraudulento» con fines dilatorios
El comisario jubilado José Manuel Villarejo sale de declarar en la Audiencia Nacional. Se le reprocha uso fraudulento de recusación con fines dilatorios

El juez rechaza la última recusación de Villarejo y le reprocha que haga un uso «fraudulento» con fines dilatorios

El comisario acusó al instructor de preparar la declaración del denunciante de la macrocausa
|
05/7/2022 18:42
|
Actualizado: 05/7/2022 18:48
|

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, que investiga los negocios privados de José Manuel Villarejo, ha rechazado la última recusación formulada por el comisario jubilado para apartarle de las pesquisas por cómo se desarrolló la declaración del pasado 2 de junio del denunciante del caso, Francisco Menéndez, al considerar que no hay razón para ello, al tiempo que le ha reprochado hacer un uso «fraudulento» de este instrumento con fines dilatorios.

En un auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 se niega a apartarse de la investigación de ‘Tándem’, la macrocausa donde indaga en las investigaciones ilegales que Villarejo habría llevado a cabo por encargo de clientes privados con su grupo empresarial, CENYT, valiéndose de los medios policiales a su alcance.

El comisario acusó a García-Castellón de haber perdido su imparcialidad por cómo se materializó la diligencia señalada para el 2 de junio, destinada a tomar declaración tanto a Villarejo como a Menéndez y a David Rodríguez Vidal, que se identifica como un antiguo colaborador del CNI que fue quien envió a la Fiscalía Anticorrupción la denuncia de la que partió ‘Tándem’ con la información proporcionada por el empresario.

Según Villarejo, cuando él llegó Menéndez ya estaba dentro de la sala junto al juez y al fiscal, en una especie de «puesta en escena» que habría servido para preparar la declaración del denunciante a espaldas del resto de partes.

García Castellón explica en su auto que Menéndez «ostenta un estatus procesal privilegiado, en cuanto que se le ha conferido cierto grado de protección», indicando que su presencia en la sala con anterioridad obedecía a «las necesidades del servicio, a los dispositivos y protocolos de seguridad».

Se dio una «situación concreta», afirma el magistrado, que «no implica ni que el acto hubiese comenzado ni que se hubiese dado ningún tipo de instrucción ni mucho menos que se tratase de una suerte de teatro orquestado».

Además, asegura que a Villarejo le consta que Menéndez tiene dicho estatus, por lo que «la causa alegada es endeble, inconcreta, injustificada y obedece a una finalidad espuria», «una suerte de estrategia procesal dilatoria».

APUNTA A UN FRAUDE PROCESAL

A este respecto, recalca el hecho de que el comisario ya ha formulado varias recusaciones en su contra, además de las presentadas contra el tribunal que le juzga por las piezas ‘Iron’, ‘Land’ y ‘Pintor’, lo que le lleva a observar un «uso abusivo y fraudulento» de este instrumento por parte de Villarejo.

«Se halla en juego el principio del juez natural, y el uso abusivo de la institución de la recusación puede llevar a su perversión y a su indebida aplicación», alerta García Castellón, que aprecia en ello «indicios de abuso de derecho en su vertiente de fraude procesal».

Con todo, concluye que «no existen méritos suficientes para admitir a trámite el pretendido incidente» de recusación porque «en modo alguno» se ha quebrado la imparcialidad judicial ni el derecho a la defensa del solicitante.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales