Firmas

Carta abierta a todos los candidatos a decano del Colegio de la Abogacía de Madrid

Carta abierta a todos los candidatos a decano del Colegio de la Abogacía de Madrid
Miguel Durán, socio director de Durán y Durán Abogados, hace una serie de reflexiones sobre los candidatos a decano del Colegio de la Abogacía de Madrid, cuyas elecciones han sido fijadas para el 20 de diciembre próximo. Foto: Confilegal.
17/10/2022 06:47
|
Actualizado: 16/10/2022 20:49
|

En diciembre próximo, Deo volente, tendremos elecciones al Decanato del Colegio de Abogados de Madrid o, por mejor decir, viviremos el día en el que elegiremos a aquellas personas que habrán de regir los destinos del colegio y, por ende, los de nuestro “Gremio”, los de nuestros intereses.

Parece que son ya cinco o seis las candidaturas en ciernes: ¿muchas?

¿Pocas?

A mí no me parece mal una cierta hipertrofia de competidores, pero sólo si ello sirve para que haya posturas, ofertas programáticas novedosas, ¡y eso habrá que verlo! -dice este humilde abogado ciego-.

Por eso y para VER cómo andan de programas los optantes, es por lo que escribo esta carta, con preguntas inocentes y fáciles de responder:

PRIMERO

Asistimos desde hace ya décadas al “circo” del reparto político del Poder Judicial entre los Partidos mayoritarios, aunque también mojan algunos cuando son o tienen la condición de “partidos bisagra: ¿El futuro nuevo Equipo de Gobierno tiene posición institucional al respecto?

Hasta ahora, que yo sepa y salvo que se me haya escapado algo, nuestros representantes han venido estando mudos ante esta infamia política que consiste en el mayor supuesto de tráfico de influencias perpetrado en nuestra Bendita España: políticos que nombran los miembros del CGPJ y, luego, miembros del CGPJ que nombran magistrados y jueces, muchas veces por mera afinidad o amiguismo.

Todo esto ¿tiene o no tiene luego influencia en la resolución de determinados pleitos, sobre todo, los de mayor trascendencia? ¿Queremos una Administración de Justicia limpia, o admitimos que siga como está?

Candidato, etimológicamente, viene de la palabra latina “candidus” (blanco, puro, inmaculado). ¿Cómo sois los candidatos al ICAM?desde hace ya décadas al “circo” del reparto político del Poder Judicial entre los Partidos: ¿El futuro nuevo Equipo de Gobierno tiene posición institucional al respecto?

SEGUNDO

En España, , desde que se aprobó la Constitución hasta ahora, han cambiado muchas cosas; ¿pero cuántas han cambiado de verdad en la Administración de Justicia? Los abogados  venimos obligados por Ley a cumplir los plazos, porque ya sabemos lo que sucede en caso contrario.

¿Cuántos jueces, cuántos tribunales, cuántos fiscales cumplen con los plazos que la Ley establece? ¿Cuánto y con qué medios estáis vosotros dispuestos a batallar para que también ellos cumplan los plazos?

¿No os produce sonrojo tener que decirle a los clientes lo de siempre: ¡uy, esto va para largo!; ¡cuente Usted un par de años o más!, por ejemplo? ¿No creéis que ya está bien de tanta incuria política y, en su caso, judicial?

¿Estáis dispuestos a proponerles a los jueces, en pie de igualdad, una lucha abierta para que haya más medios en la Administración de Justicia? ¿No os da vergüenza institucional y personal que el Gobierno esté derrochando miles y miles de millones en cosas más que discutibles y, sin embargo, no se le exija que se invierta algo en dotar de muchos más medios a los juzgados y tribunales españoles, subiendo los sueldos de los jueces y magistrados, de los demás operadores judiciales, y exigiendo a cambio -eso sí- mayores ( muy mayores) índices de productividad?

¿Estaríais dispuestos a llegar a promover “un plante” de la profesión si esto no se arregla? ¿No tenemos nada que decir ante los enésimos y enésimos proyectos de reforma de las leyes procesales, que siguen en los cajones de los también sucesivos ministros de Justicia? Desde que se aprobó la Constitución hasta ahora, han cambiado muchas cosas; ¿pero cuántas han cambiado de verdad en la Administración de Justicia?

Los abogados  venimos obligados por Ley a cumplir los plazos, porque ya sabemos lo que sucede en caso contrario.

¿Cuántos jueces, cuántos tribunales, cuántos fiscales cumplen con los plazos que la Ley establece? ¿Cuánto y con qué medios estáis vosotros dispuestos a batallar para que también ellos cumplan los plazos?

¿No os produce sonrojo tener que decirle a los clientes lo de siempre: ¡uy, esto va para largo!; ¡cuente Usted un par de años o más!, por ejemplo? ¿No creéis que ya está bien de tanta incuria política y, en su caso, judicial?

¿Estáis dispuestos a proponerles a los jueces, en pie de igualdad, una lucha abierta para que haya más medios en la Administración de Justicia?

¿No os da vergüenza institucional que el Gobierno esté derrochando miles y miles de millones en cosas más que discutibles y, sin embargo, no se invierta nada en dotar de muchos más medios a los juzgados y tribunales españoles, subiendo los sueldos de los jueces y magistrados, de los demás operadores judiciales, y exigiendo a cambio -eso sí- mayores ( muy mayores) índices de productividad?

¿Estaríais dispuestos a llegar a promover “un plante” de la profesión si esto no se arregla?

¿No tenemos nada que decir ante los enésimos y enésimos proyectos de reforma de las leyes procesales, que siguen en los cajones de los también sucesivos ministros de Justicia?

TERCERO

¿Os parece que la profesión de abogado está suficientemente dignificada?

Estáis dispuestos, por ejemplo, a lograr que el ICAM tenga verdadera proyección institucional (participación efectiva) en los procesos de tramitación legislativa? ¿Cómo pelearíais este asunto con los partidos políticos?

¿Os conformaréis sólo con que os inviten a los actos oficiales?

¿Es adecuado el peso que el ICAM  tiene en el CGAE? ¿Qué estáis dispuestos a reivindicar como línea de actuación del CGAE? ¿Os parece que la profesión de abogado está suficientemente dignificada?

CUARTO

Sabemos que el Juez es quien dirige el Procedimiento y, sobre todo, quien dirige el funcionamiento de las vistas orales. Pero ¿no os parece imprescindible lograr desde el ICAM que el CGAE exija abrir un diálogo, una negociación, para definir mejor y mucho más claramente el trato que los abogados merecemos por parte de Jueces y Magistrados?

¿Existe algún Decano, de los que lo han sido hasta ahora, que pueda preciarse de haber logrado que algún Juez sea sancionado por trato vejatorio a algún abogado?

¿Queréis decir que no ha habido casos merecedores de ello?

¿Es que el Régimen disciplinario sólo existe para sancionar a los abogados? ¿Tan incómodo resulta defender a quienes pagamos las cuotas?

QUINTO

En este formato de “elección presidencialista” es lo cierto que prima la figura de quien se postula para Decano.

¿Pero no creéis necesario hacer algo para primar también el equipo que acompaña al Candidato?

¿Estáis dispuestos a explicar claramente qué funciones desempeñará cada uno de los miembros de vuestro Equipo?

¿Os comprometéis a respetar esas funciones y mantenerlas, excepción hecha de causa sobrevenida que lo impida objetivamente?

SEXTO

Somos colegiados, o sea, “agremiados”. ¿pero, pensando en el futuro, seguirá siendo imprescindible ostentar esta condición para tener derecho a ejercer la profesión? Hay muchas voces que se levantan en demanda de la supresión de lo que, al fin y a la postre, no deja de ser “una barrera de acceso” al ejercicio de la Abogacía; y ¿os habéis preguntado por qué?

Yo sí, y creo que es porque nuestros colegios viven del “dolce far niente”, esto es, de la acomodación, del conformismo con lo que hay.

Pero, a este paso y con lo que avanzan las ciencias y las técnicas, día llegará -y más pronto que tarde- en que alguien haga ver que esto no deja de ser “un montaje plenamente superfluo, prescindible”, susceptible de ser sustituido por una relación mucho más directa entre profesional y cliente, regida por la legislación general aplicable.

¿Cuánto y qué estáis dispuestos a hacer para lograr que el ICAM sea una verdadera herramienta útil para los colegiados, en definitiva, para ganaros el puesto de representación que pretendéis?

SÉPTIMO

Las elecciones se celebran cada cinco años. Pero no os parece que, de acuerdo con el índice de participación, más que unas elecciones verdaderas, no pasan de ser “unas votaciones”? ¿y os habéis preguntado por qué?

¿No es cierto que ello tiene mucho que ver con la nula y más que nula participación de los colegiados a lo largo de los cinco años que median entre votación y votación?

¿Cuánto y qué estáis dispuestos a hacer para fomentar la participación de los colegiados?

¿Os comprometéis a facilitar en el futuro el voto telemático?, ¿os comprometéis a descentralizar bien y realmente el ICAM en toda la Comunidad Autónoma de Madrid?

¿Nos dais vuestra palabra de honor profesional y personal de que realizaréis asambleas generales periódicas (al menos una por año) para someteros al juicio supremo de los colegiados?

¿Os comprometéis a que, para las elecciones de 2027, no haya restricciones de información a los futuros candidatos a fin de que éstos puedan acceder en pie de igualdad a todos los colegiados?

¿Os comprometéis a que haya tres días para poder votar?

OCTAVO

Una buena porción de electores seguro que piensa que quienes os presentáis a estas elecciones lo que realmente buscáis es el PODER con mayúsculas (aunque yo creo que, por lo que hasta ahora se ha hecho, sobran las mayúsculas), y no el beneficio de los colegiados?

En suma: ¿qué estáis dispuestos a prometer para convencernos de lo contrario?

Pero como no basta con prometer, ¿qué garantías de cumplimiento nos vais a dar?

Por ejemplo: ¿os comprometeríais a promover una moción de confianza ante todos los colegiados en la mitad de vuestro mandato?

¿Estáis dispuestos, para aquellos casos (que no son pocos) en que los arbitrajes que la gente remite como cláusula de estilo al Decano del Colegio sean puestos a disposición de todos los colegiados habilitados para ello, siempre -claro está- que los destinatarios de cada arbitraje lo consientan?

Son muchas más la  cuestiones y retos que se pueden plantear. Pero, para mí, por hoy, hay suficiente, que no quiero atragantar a nadie. Eso sí: sólo iré a votar, y sólo recomendaré hacerlo en caso de encontrar respuestas coherentes a todo esto.

NOVENO

¿Sabéis cuántos casos de Amparo son admitidos a trámite en el Tribunal Constitucional? ¡Pues menos de un 0,70%!. ¿Es que los abogados españoles no sabemos hacer demandas de amparo?

¿O es más bien que quienes cobran por estar allí no dan ni golpe?

¿Quién de vosotros tiene agallas para plantearse y para plantear esto donde corresponde? ¿A quien de vosotros no le importa “ser el niño malo  de todo esto” con tal de mejorar las garantías del Justiciable?

Son muchas más la  cuestiones y retos que se pueden plantear. Pero, para mí, por hoy, hay suficiente, que no quiero atragantar a nadie. Eso sí: sólo iré a votar, y sólo recomendaré hacerlo en caso de encontrar respuestas coherentes a todo esto.

Otras Columnas por Miguel Durán:
Últimas Firmas
  • Opinión | CDL: El pleito de M&A más complejo y largo de la historia: La compra de Autonomy por Hewlett-Packard (IV)
    Opinión | CDL: El pleito de M&A más complejo y largo de la historia: La compra de Autonomy por Hewlett-Packard (IV)
  • Opinión | Decisiones importantes antes de dar el «sí, quiero»
    Opinión | Decisiones importantes antes de dar el «sí, quiero»
  • Opinión | ¿Sueñan los letrados con demandas electrónicas?: Inteligencia artificial y deontología
    Opinión | ¿Sueñan los letrados con demandas electrónicas?: Inteligencia artificial y deontología
  • Opinión | Del apretón de manos al laberinto legal: Cómo la confianza se transformó en hoja de encargo
    Opinión | Del apretón de manos al laberinto legal: Cómo la confianza se transformó en hoja de encargo
  • Opinión | «La Gran Exclusiva», la entrevista que sacudió los cimientos de la monarquía británica
    Opinión | «La Gran Exclusiva», la entrevista que sacudió los cimientos de la monarquía británica