Rosalía Pascua, candidata a decana del ICAS: ‘Haré una defensa a ultranza de los abogados, como hizo Lara en Málaga’
Si saliera elegida no sólo sería la primera decana de Sevilla, también la primera en Andalucía.

Rosalía Pascua, candidata a decana del ICAS: ‘Haré una defensa a ultranza de los abogados, como hizo Lara en Málaga’

Es la única mujer que se presenta a decana del Colegio de Abogados de Sevilla (ICAS)
|
21/11/2022 11:30
|
Actualizado: 21/11/2022 11:50
|

«Si soy decana defenderé a los abogados hasta las últimas consecuencias, como hizo Francisco Javier Lara en el Colegio de Abogados de Málaga, es mi referente». Así lo manifiesta Rosalía Pascua Ponce, candidata a decana del Colegio de Abogados de Sevilla (ICAS) en las elecciones del próximo jueves, 24 de noviembre, a las que se han presentado cuatro candidaturas a decano y una a vicedecano.

Se pronuncia así en referencia a que Lara decidió suspender en mayo de 2020 la asistencia presencial de los letrados de guardia por la falta de medidas de seguridad y se le va a juzgar por supuesta desobediencia. El juicio está señalado para el junio de 2023.

Rosalía Pascua (Sevilla, 1977) ejerce la abogacía desde 2008 y el turno de oficio desde 2010, en el partido judicial de Carmona, y es vocal de la junta directiva de la asociación Defenda.

Es la primera vez que en Sevilla alguien de un partido judicial opta a un puesto tan importante, y la segunda ocasión en la que una mujer se presenta a decana del ICAS. La primera fue Silvia Muñoz, en las pasadas elecciones y que va en su candidatura como vicedecana. 

Si saliera elegida no sólo sería la primera decana de Sevilla, también la primera en Andalucía. 

¿Por qué ha dado este paso?

Por razones de coherencia. Llevamos muchos años advirtiendo de que había que hacer algo y quisimos presentar una alternativa para el cambio. «Otro colegio es posible. Empecemos por valorar lo nuestro», este es nuestro lema de campaña.

¿Cuáles son los pilares de su candidatura?

La dignificación del colectivo y pelear por el turno de oficio, que es el hermano pobre de la abogacía y el que más necesitado está de protección actualmente. Haremos una defensa a ultranza de los compañeros.

Y de una manera activa, no son sólo palabras. Nosotros ya estamos trabajando en ello incluso antes de pensar en presentar la candidatura. El pasado mes de septiembre estuvimos en el Parlamento andaluz haciendo reivindicaciones al consejero de Justicia, José Antonio Nieto. También nos reunimos con el portavoz de la oposición, Víctor Torres, del PSOE. Hemos presentado nuestras reclamaciones a PP y PSOE en el Senado, y el popular Fernando de Rosa nos dio las gracias por dignificar el derecho de defensa.

Nosotros daremos voz a los abogados de a pie. Es una candidatura diferente, en muchos sentidos. 

Por ejemplo, si gano sería la primera decana de Sevilla y de Andalucía. Sólo el 20% de los representantes de Colegios de la Abogacía en España son mujeres y en esta Comunidad Autónoma se da la circunstancia de que todavía no ha habido ninguna.

¿Cuál es la situación del turno de oficio en Andalucía?

En Andalucía muchas de las actuaciones no las abonan. Nos pagan 140 euros por 24 horas de guardia, 30 euros por el desplazamiento a un juicio, en mi caso desde el partido judicial de Carmona a Sevilla hay a 30 kilómetros, pero el que vaya desde Cazalla peor suerte tiene, porque hay más distancia. Tampoco nos cubren los costes de aparcamiento. 

Un letrado en Canarias puede cobrar una media de 1.000 euros, mientras que en Andalucía yo he cobrado en el último trimestre 300 porque me rechazan todas las actuaciones y me pagan sólo la guardia.

Cuando asistimos un caso, tenemos que presentar la justificación al Colegio para que nos la paguen, pero sólo nos dan tres meses para hacerlo, por lo que si lo realizamos fuera de plazo no cobramos, pese a que hay una ley nacional, que es el Código Civil, que establece tres años para hacerlo.

Otra cosa importante que denunciamos es que los recursos de reforma sólo nos los pagan si los ganamos, y eso es algo que atenta contra el derecho de la defensa. 

Y cuando nos llega un caso durante una guardia, tenemos que hacerle firmar al justiciable unos papeles para que la Junta de Andalucía los investigue y le permita ver su situación económica. Me hacen a mí hacer la carga burocrática, que no tengo por qué soportarla, y puede ocurrir que si el cliente tiene ingresos y no se le da el derecho de justicia gratuita, la Junta me dice que pelee yo los honorarios, otro abuso.

Los casos de acoso, de abusos y de amenazas no se están atendiendo. Tenemos la figura del defensor del letrado, alguien que te acompaña cuando tienes un problema, pero lo que queremos es que el Colegio nos ampare y presente escritos donde haga falta. 

Abusos tenemos por todas partes, como, por ejemplo, en materia de conciliación. De ahí las 12 medidas que presentamos la semana pasada un grupo de asociaciones y el sindicato de abogados en el Congreso de los Diputados.

El consejero de Justicia andaluz se comprometió con las asociaciones a subir los baremos y a dar respuesta a sus reivindicaciones lo antes posible. ¿Alguna novedad?

Sí, supuestamente las subirán un 4%, pero no es real. Según la oposición, es sólo un 0,30& porque el resto es para los ICA. Son 127.000 euros para toda Andalucía.

¿Qué más propuestas lleva en su programa?

Cohesión territorial, unión de partidos judiciales.

En Sevilla hay 15 partidos judiciales. Yo ejerzo en Carmona, Mairena y el Viso del Alcór, donde hago guardias de 24 horas. Sevilla me pilla, como decía, a 30 kilómetros, por lo que tengo que atender a los clientes en las sedes judiciales, y nos tienen abandonados. 

Explíquese.

Aunque en las sedes judiciales tenemos despacho, compartido entre abogados y procuradores, se ha llegado a dar el caso de que nos han metido en él a los detenidos porque el edificio no tiene esas dependencias, y cuando necesitábamos entrar, nos echaban porque había un arrestado. Así estuvimos un año en uno de ellos. Yo me planté y hablé con el LAJ sobre esta barbaridad y le dije que se los metiera a su despacho.

Esto actualmente ya no está ocurriendo, pero nadie nos libra de que pueda volver a pasar.

Quiero también dejar claro que esta candidatura no solo defiende partidos judiciales, como están criticando algunos. Esta candidatura tiene también en su equipo a letrados de Sevilla capital. Por tanto, esto no es una guerra entre letrados de pueblo y letrados de Sevilla capital, sino que vamos unidos para intentar cambiar las cosas, y también se ven en ella reflejados los pequeños, medianos y grandes despachos. 

Siempre hemos buscado que sea una candidatura equitativa y que todos se vean reflejados en ella. 

Además, es igualitaria entre hombres y mujeres. Somos 18, de los cuales 10 son mujeres y 8 hombres. 

También vamos a luchar por la igualdad de los abogados. Los compañeros son integradores, pero algo está fallando cuando solamente un 20% de decanos en España son mujeres. 

Y exigimos igualmente igualdad con el resto de operadores jurídicos, y tendremos tolerancia cero con el intrusismo.

¿Usted se ha sentido representada por su Colegio?

Si soy miembro de una asociación es por algo… Porque pienso que se podrían haber hecho muchas más cosas. 

Defenda es una consecuencia del trato que recibimos al principio de la pandemia, donde los abogados nos vimos solos, desolados y nos tuvimos que unir. 

Actualmente, el ICAS nos está cobrando cuatro euros vergonzosos que nos recuerdan que el Covid no nos lo perdonaron, lo fraccionaron y lo estamos pagando. Esos cuatro euros son las cuotas que no pagamos entonces. 

¿Le hubiera gustado tener un decano como Francisco Javier Lara, decano emérito del ICA Málaga?

Por supuesto. Si soy decana defenderé a los abogados hasta las últimas consecuencias, como hizo Francisco Javier Lara en el Colegio de Abogados de Málaga, es mi referente. Tendrán en mí un apoyo férreo.

Y si salgo elegida, que sepa Lara que recibirá una llamada mía. Ya en su día le escribí un escrito haciendo un alegato en su defensa. 

También se está diciendo de mi candidatura que por ser de una asociación hay intereses y que podemos querer destruir el Colegio. Y eso no es cierto, las asociaciones lo único que queremos es mejorar la situación y estamos todas unidas por ello. 

¿Qué destacaría de los miembros de su candidatura?

Mi candidatura está formada por hombres y mujeres muy luchadores. Hombres que acuden a trabajar con bebé en el carrito y mujeres que han tenido juicio a los 10 días de dar a luz por cesárea, porque les ha obligado el juez, y han celebrado la vista con el niño en brazos.

También va en mi candidatura una mujer a quien a los 6 meses de embarazo le comunicaron que había que provocarle el parto porque el bebé se moría, finalmente nació muerto y no le suspendieron ningún juicio, pese a tener una cuarentena y tener que tomar pastillas para retirar la leche, y encima la Mutualidad de la Abogacía no la indemnizó, porque entiende que es un aborto voluntario.

Yo también he tenido que hacer guardias con riesgo de aborto. 

Que tenga por seguro la abogacía que con nosotros se sentirán escuchados, representados y defendidos.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales