Firmas

Ante la huelga de los LAJ: Si nos tenemos un respeto mutuo, las actuaciones judiciales serían más fáciles para todos

Lourdes Pulido Alcón
Ante la huelga de los LAJ: Si nos tenemos un respeto mutuo, las actuaciones judiciales serían más fáciles para todos
Lourdes Pulido es abogado y candidata a vicedecana en la lista electoral que lidera Begoña Trigo.
30/11/2022 06:48
|
Actualizado: 30/11/2022 01:10
|

Ayer y hoy está convocada una huelga por parte de los Letrados de la Administración de Justicia.

Se ha publicado una resolución de servicios mínimos en donde expone que: “De conformidad con el artículo 82 d) del Real Decreto 1608/2005, de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico del Cuerpo de Secretarios Judiciales, las letradas y los letrados de la Administración de Justicia ejercerán el derecho de huelga conforme a lo establecido en la legislación general del Estado para funcionarias/os públicos, aunque estará, en todo caso, sujeto a las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la Administración de Justicia».

Ayer ya se estaba informando por los grupos de WashatApp de abogados que, en algunos Juzgados, se están suspendiendo todos los juicios. Por ello, ayer llamé a un juzgado, dado que hoy tengo un juicio en Julián Camarillo.

Preguntamos si nos podían informar si mañana (por hoy) se iban a suspender los juicios señalados y la respuesta fue: “Pues mire, no lo sé. A mí nadie me ha dicho nada, y si nadie me dice nada pues mañana se celebra. Además, no voy a llamar al LAJ para preguntarle y su Señoría está de permiso.”

Este tipo de respuestas, tales como «no sé, llame mañana»; «el compañero no está»; «si no le hemos dicho nada es que no hay nada»; «venga usted mañana y ya le informamos»; «por teléfono no damos información», etcétera, son muy habituales cuando llamamos a un Juzgado.

En ocasiones el trato no es el más adecuado. No llegamos a comprender que no se entienda que solo y exclusivamente estamos haciendo nuestro trabajo y que si llamamos al Juzgado es por necesidad.

NO SE CONSIDERA NECESARIO TENERNOS EN CUENTA

Una vez más, los abogados somos alguien a quien se considera que no es necesario tener en cuenta en las diligencias judiciales, y a quien no hay que llamar. Incluso aunque se suspendan vistas, como me pasó el viernes pasado en un juzgado de familia que había suspendido todos los juicios, y que, aunque se nos dijo en sede judicial que habían llamado a la procuradora y a la cliente, allí estábamos las tres a la hora señalada, la procuradora, la cliente y yo.

¿Sería porque nadie nos avisó? Si bien es cierto que el LAJ nos pidió disculpas, y nos atendió con consideración, una funcionaria, ante nuestro enfado, insistía en que nos habían llamado, cuando era evidente que no.

¿Por qué cuesta tanto tener en cuenta a los abogados? ¿Por qué cuesta tanto tener un mínimo de sensibilidad y empatía con nosotros?.

Cuando se suspende un juicio y, sobre todo, cuando se prevé que se va a suspender, no avisar al abogado supone, en primer lugar, que ese profesional estará el día anterior preparando ese juicio.

Supone que al día siguiente tendrá que acudir al Juzgado, empleando su tiempo y su dinero para trasladarse allí.

Supone, que su cliente también tendrá que dedicar tiempo y dinero para comparecer ante el Juzgado.

Pero, todo ello, no parece ser relevante para la Administración de Justicia. Quizás, porque a ellos ni les cuesta su tiempo ni su dinero.

Queremos poner de manifiesto, que si todos ponemos de nuestra parte, posiblemente la Justicia se agilizaría algo más.

Si nos tenemos un respeto mutuo, las actuaciones judiciales serían más fáciles para todos, incluidos funcionarios y profesionales (abogados y procuradores), y sobre todo, no se estaría dando la imagen de que el ciudadano es también otro cero a la izquierda a la hora de tomar decisiones en los Juzgados.

Nadie le cuestiona el derecho de huelga de los letrados de la Administración de Justicia. Nadie.

Están ejerciendo un derecho que la legislación les tiene reconocido. Pero ese derecho, no tiene por qué llevar a perjudicar a terceros, cuando con una simple llamada de teléfono se pueden evitar traslados y pérdidas de tiempo de profesionales y ciudadanos.

Insisto, ni yo ni nadie cuestiona el derecho de huelga de los LAJ, aunque, téngase en cuenta que nosotros, los abogados, no tenemos derecho de huelga.

Otras Columnas por Lourdes Pulido Alcón:
Últimas Firmas