Firmas

¿Por qué el fiscal general del Estado no utiliza a fiscales como Escarlata Gutiérrez para combatir el «problema de credibilidad»?

Carlos Berbell
¿Por qué el fiscal general del Estado no utiliza a fiscales como Escarlata Gutiérrez para combatir el «problema de credibilidad»?
Escarlata Gutiérrez, fiscal especialista contra la criminalidad informática, es una reconocida "influencer" que hace divulgación de lo que es el Ministerio Fiscal y la ley.
15/1/2023 06:50
|
Actualizado: 15/1/2023 08:39
|

En su última entrega la Revista Registradores publicó una extensa entrevista con el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, en la que confesaba que el Ministerio Público tiene un «serio problema de credibilidad». Y que, a su juicio se debía a que es «sin duda, una de las institucionales más desconocidas». Para terminar abogando sobre la necesidad de llevar a cabo una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

«La Fiscalía es sin duda una de las instituciones mas desconocidas dentro de los órganos constitucionales, tenemos un serio problema de credibilidad fruto de ese desconocimiento. No hemos sabido trasladar lo que hacemos y cómo lo hacemos, nuestra condición de servidores públicos«. Son palabras textuales suyas.

Sin embargo, Álvaro García Ortiz tiene entre sus filas fiscales que, de motu propio, lo están haciendo. Porque tienen esa vocación. Porque poseen ese don de la comunicación.

Gentes como Escarlata Gutiérrez Mayo, una «influencer» de altura. A través de su cuenta de Twitter explica las cosas más complicadas de la forma más simple e interesante. Para todos los públicos, como se solía decir antiguamente.

Solo en esa red tiene 56.430 seguidores. O «followers», como también. Lo que publica tiene impacto, influye.

Aunque es adjunta a las secciones contra la criminalidad informática y contra la delincuencia económica en la Fiscalía, Escarlata no ha dejado de publicar brillantes hilos en Twitter haciendo comprensible, para legos y para iniciados, los arcanos de la ley.

Y eso que está casada y es madre de dos precisos niños. La fiscal Gutiérrez encuentra tiempo para cumplir con esta función divulgadora de lo que más ama, la Fiscalía y la ley.

A modo de ejemplo, el pasado 8 de enero publicó un recopilatorio de los hilos jurisprudenciasles publicados en 2022 divididos por materias: Delitos contra la intimidad, quebrantamiento de la prohibición de comunciación cometida a través de redes sociales, atenuantes y agravantes, medidas de investigación tecnológica, prueba digital, presunción de inocencia y responsabilidad civil derivada del delito, publicación de menores en redes sociales y responsabilidad civil por comentarios en redes sociales.

A través de este enlace es posible acceder toda esta producción creada el año pasado.

Esta fiscal especialista contra la criminalidad informática, además, se explica en «román paladino», que decía Gonzalo de Berceo, el primer poeta en lengua castellana de la historia que por finales del siglo XIII escribió: «Quiero fer una prosa en román paladino/ En qual suele el pueblo fablar a su vecino/ Ca non so tan letrado por fer otro latino/ Bien valdrá, como creo, un vaso de bon vino».

Pero es que, además, tiene un canal de Youtube –Vídeos Jurídicos con Escarlata Gutiérrez– tiene 3.240 suscriptores y casi cien vídeos en los que aborda esta temática y mucha más.

Recientemente, además, Escarlata Gutiérrez coordinó la obra «La prueba digital paso a paso. Guía práctica sobre la prueba digital en los diferentes órdenes jurisdiccionales», publicada recientemente por Colex.

Obligatoria para todo aquel que se dedique al ejercicio de la abogacía.

En seis capítulos explica todo lo que hay que saber para que lo que se presente sobre esta materia ante los diferentes tribunales cumpla el objetivo de ser viable. Desde tener claro el concepto de prueba y prueba digital, los diferentes medios de prueba en lps procesos judiciales, ¿qué medio de prueba es la prueba digital?, proposición y admisión de la prueba digital, el valor probatorio de las pruebas en formato digital y las pruebas obtenidas vulnerando derechos fundamentales.

Además, incluye un anexo con valiosos formularios, como por ejemplo, el de recurso de reposición por inadmisión de prueba en proceso, el escrito de petición de prueba de interrogatorio de parte, prueba documental o prueba testifical antes del juicio, recurso de reposición en el orden social contra la inadmisión de la prueba, recurso de casación por infracción de ley (error en la apreciación de la prueba), escrito de proposición de prueba en el orden civil, escrito de solicitud de recibimiento de prueba por nuevos hechos derivados de la contestación de la demanda contencioso-adminsitrativa y oposición al recurso de apealicón civil por prueba ilícita y prueba extemporánea.

Sobre estas líneas, la fiscal Escarlata Gutiérrez, fiscal especialista contra la criminalidad informática, con la última obra que ha coordinado, publicada por Colex.

Nosotros, desde Confilegal, hemos publicado varios artículos sobre Escarlata Gutiérrez. Uno de ellos, muy completo, es de 2020. En él contamos quién es esta fiscal divulgadora, una figura que, para los jueces, recomienda la Red Europea de Consejos de la Judicatura (ENCJ), en la que están representados todos aquellos países europeos que tienen consejos del poder judicial, como el español.

La ENCJ aprobó por asentimiento en 2012 el “Informe 2011-2012, Justicia, Sociedad y Medios de Comunicación (Report 2011-2012, Justice, Society and the Media)», en el que se aconsejaba a todos sus miembros la adopción de esta figura.

Fue en la Asamblea anual de la ENCJ -de la que forma parte el CGPJ y 19 consejos del poder judicial más-, celebrada en mayo de ese 2012, en Dublín.

La primera de las recomendaciones, y una de las más interesantes, fue la creación de los llamados jueces de prensa o jueces divulgadores.

Es una experiencia nacida en la judicatura holandesa para explicar a los periodistas de los medios de comunicación, en el lenguaje de la calle -pero sin perder la precisión jurídica- las decisiones que toman sus compañeros, ya sean sentencias, autos o procedimientos de todo tipo, además de la aplicación de las leyes. 

Porque de eso se trata, de contar de la forma más precisa y asequible posible las decisiones judiciales, ajustándose a lo que dicen las resoluciones judiciales. Los jueces de cada caso les informan de forma previa.

En el informe, se dice: «La justicia, la sociedad y los medios son un tema de interés especial para el ENCJ ya que todas las judicaturas europeas afrontan desafíos similares en esta área. La Judicatura europea es criticada por no ser transparente y por ser anticuada e insular. Pero al mismo tiempo la Judicatura carece de una voz en el debate público, porque se cree fuertemente que la Judicatura sólo se debería comunicar a través de sus decisiones. ¿Es esto todavía correcto, sobre todo si los medios mal informan a los ciudadanos? En este informe, contestaremos a esta pregunta negativamente porque la sociedad tiene el derecho de ser correctamente informado sobre el funcionamiento de la Judicatura y el sistema de justicia».

Y añadía: «Este informe proporcionará una perspectiva ENCJ e identificará recomendaciones para aumentar la comprensión hacia la Judicatura y para asegurar que el sistema de justicia sea más transparente para el público y la sociedad. Esto necesitará un enfoque de medios proactivo por parte de la Judicatura. A cambio, la Judicatura puede conseguir una mejor relación con los medios y puede estrechar el vacío que se percibe entre la Judicatura y los ciudadanos».

Los presidentes de tribunales superiores de justicia, de audiencias provinciales y jueces decanos ya se han pronunciado en favor de la adopción de esta figura.

Este es el mismo déficit que Álvaro García Ortiz reconoce que tiene el Ministerio Fiscal de España.

En sus filas dispone de personas más que capacitadas para afrontar este desafío. Personas como Escarlata Gutiérrez Mayo, una gran profesional. Competente, seria, cumplidora y sin miedo a la comunicación. Porque nació con ella.

Y no es la única fiscal. Hay más.

El fiscal general del Estado puede comenzar a ponerle remedio desde mañana mismo, si quiere.

Otras Columnas por Carlos Berbell:
Últimas Firmas