Firmas

Núñez Feijóo y el PP se quitan la careta con el aborto

Núñez Feijóo y el PP se quitan la careta con el aborto
Manuel Álvarez de Mon es exmagistrado, exfiscal y abogado en ejercicio. En su artículo confronta al PP y a Núñez Feijóo con sus contradicciones con el aborto de fondo. [email protected]. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
11/2/2023 06:48
|
Actualizado: 11/2/2023 00:27
|

Que en la política hay mucho cinismo es evidente. Pero lo ocurrido con el aborto por parte del PP alcanza cotas máximas en un tema muy delicado de convicciones éticas y o médicas .

La cosa no es solo de ahora sino que viene de atrás.

Veamos el aborto no es, o no debería ser un tema de derechas o de izquierdas sino de actitud ante la eliminación de un ser concebido no nacido y por supuesto de acción de respeto y ayuda moral, social y económica a la mujer que se vea compelida a ese trance.

No voy a hablar ahora más de ello y me remito a lo que escribí en estas mismas páginas el 12 de junio de 2022 en las que señalaba el gran siniestro negocio económico que para muchas empresas es el aborto en todo el mundo.

Me voy a referir a que es más congruente una actitud favorable a un aborto libre, que no comparto pero que no engaña a nadie, que no una postura sin convicciones que baila según el interés electoral, pero engañando a mucha gente para atraer su voto, diciendo que tienen una postura contraria, pero que después traicionan con engaño hasta que este es imposible de mantener.

Eso ha hecho el PP con la regulación del aborto, engañar hasta ahora .

Veamos. Primero recurrió la Ley de Felipe González, de 1985, que simplemente despenalizó el aborto solo en determinados supuestos. Después, su sucesor, José María Aznar, la mantuvo íntegra, sin reformas, durante los 8 años de mayoría absoluta de los que disfrutó en la Presidencia de Gobierno, el favorable a la injustificada invasión de Irak .

Años más tarde, José Luis Rodríguez Zapatero fue más lejos que Felipe González con ley de plazos de 2010, promovida por Bibiana Aído, en consonancia con los intereses económicos capitalistas que defienden la pretendida Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas, garantes del capitalismo internacional, que, además, en un salto cualitativo, configuró el aborto como un derecho.

El PP la recurrió la ley pero cuando llegó al poder Mariano Rajoy, con una mayoría absoluta de 187 diputados, no la modificó, salvo en lo relativo al consentimiento paterno de las menores, con la disculpa del recurso pendiente ante el Tribunal Constitucional.

Y se preocupó de que éste, con mayoría de talante conservador, no resolviese ese recurso y así evitarse complicaciones políticas.

Es más, el entonces portavoz del PP, Rafael Hernando, decía que ese tema no era prioritario para su partido. El mismo Rajoy lo manifestó así en su debate televisivo preelectoral frente a Pedro Sánchez, eludiendo tratar sobre el tema.

En definitiva el PP que decía que se oponía a la concepción liberal del aborto y así tener votos prestados de personas con convicciones contrarias pero mantenía esa legislación e incluso se llegó a enfrentar el citado Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, con el congruente ministro de Justicia del momento, Alberto Ruiz-Gallardón, quien quiso ser coherente con el programa del PP y reformar la legislación, por lo que se vio forzado a dejar el Gobierno.

Ahora, tras 13 años, el Tribunal Constitucional ya renovado avala la solo formalmente recurrida por el PP ley de plazos de Rodríguez Zapatero.

Feijóo, «conforme» con la sentencia del Constitucional

Pues bien conocida la resolución, el líder del PP Alberto Núñez Feijóo, manifiestó a las pocas horas su conformidad con la ley de plazos sin manifestar reservas.

Se ha acabado un engaño de décadas, a quien hubiera querido engañarse.

El PP es tan abortista como los partidos favorables a una legislación que lo promueve, no solo desde las izquierdas sino también desde la derecha económica liberal como es el caso de Ciudadanos y ciertos nacionalistas.

La diferencia es que estos no han engañado a nadie y el PP, sí.

La consecuencia es que nadie, por convicciones morales o médicas contrarias al aborto libre (pues se puede ser agnóstico o de izquierda económica, que es la verdadera, y no estar de acuerdo con el mismo por razones médicas ), puede votar al PP de Feijóo por ese motivo, pues ese partido, en la práctica, es pro aborto libre.

Lo ha manifestado expresamente su líder. Sus convicciones parecen ser las centradas en la gestión del capitalismo económico .

Habrá, pues, que votar por parámetros como la defensa de los consumidores o arrendatarios frente a los precios abusivos, la búsqueda de trabajo estable para todos, la defensa de los servicios públicos, el mantenimiento actualizado de las pensiones, la lucha contra la acumulación injusta de patrimonio ó capital por algunos, la lucha contra los privilegios o la defensa de la convivencia en respeto de todos los territorios del Estado.

Deberían pensar en eso muchas personas que votaban hasta ahora por convicciones morales y que algunos que decían defender ya no lo hacen.

El engaño tiene una vida corta.

Por cierto ya en Estados Unidos y otros países como Francia, el aborto libre está siendo muy cuestionado.

Aquí parece que hay una carrera por ver quién es más abortista y nadie se ocupa de lo fundamental que es proteger económicamente y con la conciliación laboral a las madres y a las familias y fomentar la natalidad en una sociedad cada día más envejecida.

Eso claro cuesta dinero, solidaridad y esfuerzo y muchos lo eluden; el egoísmo social y el acaparar bienes se imponen en la cultura actual.

Otras Columnas por Manuel Álvarez de Mon Soto:
Últimas Firmas
  • Opinión |  Marca personal: cómo vencer las 7 barreras de la visibilidad profesional
    Opinión | Marca personal: cómo vencer las 7 barreras de la visibilidad profesional
  • Opinión | Por una Abogacía más visible, fuerte y unida
    Opinión | Por una Abogacía más visible, fuerte y unida
  • Opinión | Regularización masiva de ciudadanos extranjeros en España, ¿será en 2024?
    Opinión | Regularización masiva de ciudadanos extranjeros en España, ¿será en 2024?
  • Opinión | 19 novedades procesales civiles introducidas por el Real Decreto-ley 6/2023: aspectos prácticos
    Opinión | 19 novedades procesales civiles introducidas por el Real Decreto-ley 6/2023: aspectos prácticos
  • Opinión | Medidas legales para que cualquier municipio español como el de Burguillos pueda defenderse del Fondo Buitre
    Opinión | Medidas legales para que cualquier municipio español como el de Burguillos pueda defenderse del Fondo Buitre