Firmas

La Ley Estatal de la Vivienda no puede demorarse un minuto más

La Ley Estatal de la Vivienda no puede demorarse un minuto más
Manuel Álvarez de Mon Soto, ha sido magistrado, fiscal y funcionario de prisiones. Actualmente es letrado del Colegio de Abogados de Madrid. [email protected]. El autor llama la atención sobre la necesidad de que vea la luz la Ley Estatal de la Vivienda. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
22/3/2023 06:48
|
Actualizado: 22/3/2023 00:16
|

La legislatura está llegando a su final y el proyecto de  ley de la vivienda, existente desde febrero de 2022, no acaba de aprobarse en el Congreso,  al parecer por las diferencias de los socios de gobierno principalmente en los puntos sobre la limitación de los precios de los alquileres en las zonas tensionadas, en la de la  subida de las rentas prorrogadas y en la cuestión de que el pago de la intervención de las inmobiliarias sea de cuenta de los propietarios y no de los inquilinos.

Todas estas medidas, así como establecer una prórroga forzosa que dé estabilidad al alquiler, son absolutamente necesarias .

No es limitar la libertad de contratación ni atentar a  la propiedad privada, como dicen grupos empresariales inmobiliarios y los partidarios de la total libertad económica capitalista, entre ellos relevantes personas del sector político .

No se atenta contra la propiedad privada. que reconoce el artículo 33.1 de la Constitución, sino que se trata de cumplirlo en su totalidad. Establece en su párrafo segundo que la función social determinará su contenido de acuerdo con las leyes y también es de  tener en cuenta el artículo 47 que  dispone que hay que  impedir la especulación del suelo .

De otro lado no atenta contra la libertad de contratación sino que la somete a los mínimos de su función social.

Tampoco atenta a las competencias de las comunidades autónomas en materia de vivienda pues el artículo 149.1.8 ° de la Constitución establece que las  bases de las obligaciones contractuales son competencia exclusiva del Estado .

Tampoco puede olvidarse el artículo 131 que dice que el Estado mediante ley podrá planificar la economía general para entre otros fines que cita, estimular la justa distribución de la riqueza .

¿Qué ocurre, entonces, que se demora la aprobación de la ley de la vivienda?

Pues posiblemente, por  la presión de los citados grupos empresariales, constituidos cómo ha dicho una ministra en auténticos cárteles por la influencia que tiene en el PSOE un indudable sector liberal de derecha económica como fue el de Miguel Boyer, primer ministro de Hacienda de Felipe González.

En 1984 derogó taimadanente, sin debate, en una mera disposición adicional legal la prórroga indefinida de los arrendamientos de vivienda que venía de la ley de 1964 y que hoy, entre otros, el exministro de José Luis Rodríguez Zapatero y ex alcalde de Barcelona, Joan Clos vinculado al sector empresarial inmobiliario, que aleja a veces al PSOE una auténtica política económica de izquierda que debería ser la enseña de la izquierda política y lo aleja de la O de obrero, como lo denominó su fundador Pablo Iglesias Posse.

El ultraliberalismo económico no quiere asumir que la propiedad privada no es, en modo alguno un derecho absoluto, como puso ya de relieve nada menos que el filósofo inglés John Locke, fundador en el siglo XVII del liberalismo económico, y toda la doctrina social de la Iglesia Católica. Iniciada la Rerum Novarum del papa León XIII, allá por 1891. Hasta los reiterados escritos del actual Papa Francisco, descalificados por la derecha económica liberal.

Algunos los han vituperado tildándolos comunistas y a Francisco de peronista.

Lo que sucede es que en ciertas materias fundamentalmente económicas, no en otras, evidentemente, como las relacionadas con la vida y el concepto de familia, hay  confluencia de planteamientos entre la izquierda económica la doctrina social de la Iglesia Católica aunque, como pasa en la izquierda, no siempre coincide el pensamiento y la práctica .

En definitiva para cualquier persona con sensibilidad social es necesario que el Estado haga todo lo posible para limitar el coste de los alquileres igualar los derechos de las partes en la negociación, en manos del más poderoso que es el propietario, e impedir en lo posible la especulación luchando contra los acaparadores de pisos que son los fondos inmobiliarios como las empresas que de dedican a comprarlos  ,para después ponerlos en el mercado con abusivas rentas de alquileres o de precios de venta.

SON MUCHOS LOS QUE SUFREN EL PROBLEMA DEL ALQUILER

El problema del alquiler lo sufren entre otros los jóvenes que quieren emanciparse o tengan que trasladarse por estudios o busca de trabajo, profesionales o funcionarios por causa de destino y otras muchas personas que los precisan por diversos motivos.

Problemas agravados con el auge de las llamadas viviendas turísticas y con la práctica de algunos propietarios para burlar las limitaciones legales a los abusos en los contratos de alquiler.

Especialmente grave es el problema de los médicos y sanitarios en general, profesores o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado destinados en zonas turísticas, como  las Islas Baleares.

En este territorio y, en general, en estas zonas está generalizado el fraude del falso alquiler de vivienda de temporada pare burlar la legislación de arrendamientos urbanos.

No cabe aceptar la especulación en bienes de primera necesidad como es la vivienda.

El Gobierno debe usar al máximo sus poderes como son, entre otros, la normativa fiscal para estimular el alquiler y atacar la especulación de los grandes tenedores o de quienes no pongan viviendas vacías en alquiler salvo por causas fundadas personales o familiares, pero nunca para especular y los tribunales deben amparar a quienes tengan la suerte de estar bien asesorados e impugnen los falsos contratos de temporada u otros fraudes como en  las subidas de renta o en las prórrogas forzosas.

La libertad total económica siempre es de los poderosos pero el Estado debe ayudar a los que no lo son para igualar en lo posible la libertad de contratación.

El momento es ahora. Si ya los especuladores tienen poder para frenar reformas más lo tendrían con un hipotético Gobierno de derechas que defienda  a los sectores empresariales inmobiliarios especuladores.

Ya Mariano Rajoy bajó la prórroga forzosa de los alquileres hasta 3 años y los partidos de la derecha, recurrieron el aumento hasta 5 y 7 años que hizo el actual Gobierno.

Regulación de la economía que también debería alcanzar a los precios de los productos básicos pues la oposición a ello no se sostiene jurídicamente pero eso ya excede de este artículo, aunque esté todo relacionado, libertad económica individualista frente a la solidaridad social.

La llamada libertad de mercado es realmente la del poderoso .

Otras Columnas por Manuel Álvarez de Mon Soto:
Últimas Firmas
  • Opinión | CDL: El pleito de M&A más complejo y largo de la Historia: La compra de Autonomy por Hewlett-Packard (V)
    Opinión | CDL: El pleito de M&A más complejo y largo de la Historia: La compra de Autonomy por Hewlett-Packard (V)
  • Opinión | Entidades especializadas en las ejecuciones civiles: la eficiencia de exportar un modelo de éxito
    Opinión | Entidades especializadas en las ejecuciones civiles: la eficiencia de exportar un modelo de éxito
  • Opinión | Un abogado civil en la corte militar: el caso de Cerro Muriano
    Opinión | Un abogado civil en la corte militar: el caso de Cerro Muriano
  • Opinión | ¿La Justicia es una lotería?
    Opinión | ¿La Justicia es una lotería?
  • Opinión | El reconocimiento «utilitarista» del delito durante el cumplimiento de la condena
    Opinión | El reconocimiento «utilitarista» del delito durante el cumplimiento de la condena