La Fiscalía estadounidense investiga a Cambridge Analytica por la filtración de datos de Facebook y su uso electoral posterior

|

La Fiscalía de Estados Unidos y el FBI han abierto una investigación sobre Cambridge Analytica, la consultora electoral contratada por Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales, la cual tuvo que cerrar recientemente tras el escándalo sobre el uso de la información personal de 87 millones de usuarios obtenida ilegalmente de Facebook.

De acuerdo con The New York Times, los investigadores están interrogando a los exempleados de Cambridge Analytica y a los bancos contratados por esta empresa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cambridge Analytica anunció a principios de este mes que cerraba tras la pérdida de clientes y de las demandas que se estaban presentando a raíz de las noticias que informaban que había estado haciendo uso personal de usuarios de Facebook desde principios de 2014.

El uso inapropiado de esa información ha provocado la apertura de múltiples investigaciones en Europa y ahora en Estados Unidos.

La investigación por parte del Departamento de Justicia (en Estados Unidos no existe Ministerio de Justicia; de este Departamento depende la Fiscalía General) y el FBI parece concentrarse en los negocios financieros y como accedieron y utilizaron la información obtenida de Facebook y de otras fuentes, según The New York Times.

PUBLICIDAD

Cambridge Analytica fue creada en 2013 con 15 millones de dólares del inversor multimillonario ultraconservador y republicano Robert Mercer -uno de los pilares económicos de Trump-; también participó en la misma el ultraconservador Steve Bannon, exjefe de Estrategia de la Casa Blanca, puesto que dejó en agosto de 2017.

Hasta su cierre, esta sociedad tenía oficinas en Washington, Nueva York, Londres, Sao Paolo y Malaysa.

PUBLICIDAD

De acuerdo con las informaciones publicadas hasta ahora, en 2016 Cambridge Analytica hizo uso de esos datos con un programa informático que permitió elaborar mensajes políticos diseñados expresamente para los votantes a los que se quería llegar, obteniendo con ello una ventaja competitiva indudable frente a la rival del republicano Trump, la candidata demócrata Hillary Clinton.

PUBLICIDAD

El escándalo fue destapado por Christopher Wylie, un “whistleblower” (denunciante de irregularidades) de 28 años, cerebro del método de recopilación de datos a través de esa red social desarrollado por Cambridge Analytica.

Wylie fue la “garganta profunda” de la investigación conjunta llevada a cabo por el periódico estadounidense New York Times y el británico  The Observer, publicada el pasado sábado en ambos países.