PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Así se estaba gestando la tercera detención del juez Presencia, según sus abogados

Fernando Presencia en una foto llevada a cabo en 2015. Confilegal.
|

El juez Fernando Presencia no gana para sustos. Todo parece indicar que se estaba gestando su tercera detención. Detención que ha sido frustrada gracias a la rápida intervención de sus letrados defensores, de la firma Garzón Abogados, quienes ayer presentaron una denuncia ante el Juzgado Decano de Talavera de la Reina, contra José Luis Colmenero Ruiz, letrado de la Administración de Justicia (antes denominado secretario judicial) del Servicio Común de Notificaciones y Embargos y del Juzgado de lo Penal de esa misma ciudad.

Colmenero ya fue denunciado, cuando era secretario judicial del Juzgado de lo Penal, por Manos Limpias por su supuesta participación en la trama de corrupción denunciada por Presencia en 2015.

Y también por el magistrado.

Por eso cuando cayó en ese Juzgado de lo Penal una querella interpuesta contra Presencia por sus denuncias públicas contra la corrupción, Colmenero actuó, de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), apartándose del procedimiento argumentando acertadamente que en su persona concurría una evidente causa de abstención.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El problema se ha producido cuando a pesar de haberse apartado del caso, y de haberse nombrado un sustituto legal, Colmenero ha decidido seguir ejerciendo como letrado judicial en ese procedimiento. 

Una incongruencia que ha provocado la rápida presentación de la denuncia de los abogados del magistrado.

SEPARACIÓN DE LA CARRERA

Porque el letrado judicial, con su conducta, podría haber incurrido en una falta disciplinaria muy grave del artículo 468 bis 1. n, de la LOPJ, que describe como “La inobservancia del deber de abstención, a sabiendas de que concurre alguna de las causas legalmente previstas”.

Una de las consecuencias es la separación de la carrera.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la denuncia, a la que ha tenido acceso Confilegal, Colmenero ha mantenido su competencia en estas actuaciones, a pesar de haberse apartado oficialmente de forma previa, y ha dado órdenes para que se emita una “cédula de citación” al magistrado Presencia, que se adjunta con la misma.

En esa “cédula de citación”, sin dar traslado de resolución alguna, ni notificación; sin identificar siquiera la diligencia acordada o el órgano que la ha dictado, se avisa al magistrado Presencia para que se presente ante ese Juzgado de lo Penal, advirtiéndole de los perjuicios que le podían deparar si no comparecía.

La relación del secretario judicial con el magistrado es de manifiesta animadversión personal.

PUBLICIDAD

El escrito, en opinión del socio director de Garzón Abogados, el doctor José María Garzón, vulnera claramente el artículo 24 de la Constitución Española, que garantiza el derecho a la tutela judicial efectiva.

“Con toda claridad, y desde nuestro punto de vista, con dicha citación se estaba preparando una, más que probable, detención del magistrado don Fernando Presencia, por lo que decidimos presentar la denuncia contra el letrado judicial. De haber sucedido habría constituido un delito detención ilegal. El secretario judicial ha actuado, a nuestro juicio, de forma ilícita y debe responder por ello”, explica el doctor Garzón.

PUBLICIDAD