Ángel Garrido y el ‘filtrador’ del Máster alcanzan un acuerdo que evita la querella

El presidente de la CAM acusó a Salvador Perelló de urdir el asunto y de actuar como los 'psicópatas' Ángel Garrido, autor de las declaraciones sobre el profesor P., el "filtrador" del asunto del máster de Cristina Cifuentes.
|

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y el profesor Salvador Perelló, supuesto filtrador de la información relacionada con el Máster de la expresidenta Cristina Cifuentes, han alcanzado un acuerdo que evita una posterior querella.

Garrido estaba citado hoy, a las 12.30 horas, en los juzgados para un acto de conciliación, por sus declaraciones sobre el profesor Salvador Perelló.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Garrido acusó al docente de actuar como los “psicópatas”.

Además, lo culpó de urdir el asunto “con acceso delictivo”al sistema informático de la Universidad Rey Juan Carlos.

El presidente de la CAM hizo estas últimas declaraciones en el seno de la Convención Nacional del PP en Sevilla, celebrado el pasado abril. Entonces era consejero de Presidencia y Justicia.

PUBLICIDAD

Estas fueron sus palabras exactas en aquel cónclave:

“El profesor P. Militante del Partido Socialista Obrero Español, estuvo durante tiempo, meses tal quizá, urdiendo todo este asunto con acceso ilimitado a los registros informáticos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y seguramente al resto de los alumnos. Un acceso que desde luego, se puede calificar en cualquier caso como delictivo porque son datos protegidos”, declaró Garrido.

PUBLICIDAD

“Y lo que es más preocupante, dirigentes socialistas hablaron con él, fueron conocedores, por tanto, de este presunto delito y no dijeron nada”, añadió.

PUBLICIDAD

EL PROFESOR LE SOLICITÓ UNA RECTIFICACIÓN PÚBLICA

El profesor Salvador Perelló remitió por medio de su abogado un burofax a Garrido el pasado abril, en el que le reclamaba una rectificación pública de dichas declaraciones, al entender que le acusó de un presunto delito de revelación de secretos y de descubrimiento.

El acto de conciliación ha tenido lugar en el Juzgado de Primera Instancia número 60 de Madrid, en la calle María de Molina.

Ha acudido el profesor, pero no Garrido, que a esa misma hora se encontraba en el Pleno de la Asamblea de Madrid.

De no haber llegado a un entendimiento, la defensa del profesor podría haber interpuesto una querella abriendo la vía penal.

Preguntado por esta posibilidad, Garrido decía que si el supuesto filtrador de la información del Máster llegase a iniciar algún tipo de acción judicial, lo vería “con mucho gusto exactamente donde corresponde, que es en los tribunales”.

PUBLICIDAD

LA UCO REQUIERE DOCUMENTACIÓN A LA UNIVERSIDAD

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se personaron el pasado 5 de julio en el campus de la Universidad Rey Juan Carlos para requerir documentación relacionada con la filtración del expediente de Cifuentes cuya publicación inició el ‘Caso Máster’.

Lo hicieron por mandato judicial para tratar de determinar quién realizó los ‘pantallazos’ de las calificaciones de la expresidenta de la CAM y el cambio que se produjo en dos asignaturas en el año 2014.

El juez de Instrucción número 29 de Madrid solicitó en una providencia a la Guardia Civil  que investigue quiénes aportaron la información que permitió a ‘eldiario.es’ destapar el caso sobre las presuntas irregularidades en el Máster.

La solicitud del instructor a la UCO se produjo a instancias de la exmandataria madrileña, que acusa en este procedimiento a los periodistas de ‘eldiario.es’ Ignacio Escolar y Raquel Ejerique de un delito de revelación de secretos.

Entre los datos que requiere se solicita relación de las personas que tenían acceso a dicho expediente y los registros de acceso a la misma.

EL PROFESOR DECLARARÁ MAÑANA COMO ‘QUERELLADO’

El Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid ha citado para este viernes en calidad de querellado al profesor en una providencia en la que el magistrado aborda precisamente la querella interpuesta por la expresidenta regional contra los periodistas de ‘eldiario.es’ por un delito de revelación de secretos por las informaciones