PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Paralizado definitivamente el proceso de renovación del CGPJ

La renuncia de Marchena provoca que PP, PSOE y Unidos Podemos abandonen el procesoLa Mesa del Congreso se reúne a las 12.30.
|

El PP, el PSOE y Unidos Podemos han comunicado en el Congreso, cada uno por su parte, la paralización sine die de la  renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), con lo que el proceso quedará cancelado.

Se produce después de que el presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, anunciase ayer que renunciaba como posible futuro presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo.

PUBLICIDAD

Tras el paso dado por este magistrado, los ‘populares’ dieron por rota la negociación y ayer a última hora retiraron su firma de los candidatos que iban a votarse mañana en el Pleno del Congreso.

PUBLICIDAD

Se mantenía la previsión de examinar hoy a dos juristas que no pudieron comparecer el pasado viernes.

Uno de ellos, el exdiputado José Miguel Castillo Calvín, había anunciado que no iba a acudir a la cita.

PUBLICIDAD

Hoy, el PSOE y Unidos Podemos también han decidido retirar su firma.

Al iniciarse la Comisión Consultiva de Nombramientos, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha anunciado que los grupos proponentes habían retirado todas las candidaturas, por lo que la Cámara no podía dictaminar la idoneidad de ninguno de ellos.

El Congreso prevía la votación de los nuevos vocales del Consejo General del Poder Judicial para mañana.

PUBLICIDAD

EL PP, AL JUEZ DE PRADA: ‘ES BUENO PARA LA JUSTICIA QUE DEJE DE PONER SENTENCIAS’

El primer candidato a vocal, por la cuota de juristas, que compareció ante la Comisión Consultiva de Nombramientos de la Cámara Baja, fue el juez de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada. 

El diputado del PP Carlos Rojas cuestionó los “méritos” del juez De Prada, para formar parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pese a haber aceptado la formación su nombre por el pacto alcanzado con el PSOE.

PUBLICIDAD
El PP culpó el pasado octubre ante el Supremo al juez De Prada de haber ayudado al cambio de Gobierno con su condena en Gürtel./ FIBGAR

“Con el mayor de los respetos, no comparto parte de su trayectoria. Hay muchos juristas de reconocido prestigio con más prestigio que usted”, espetó el popular al magistrado.

“Si se incorpora al órgano de gobierno de los jueces dejará lo que estaba usted haciendo, y es bueno para justicia española que deje de hacer lo que estaba haciendo, que deje de poner sentencias”, añadió.

De Padra fue uno de los tres jueces que conformaron el tribunal que juzgó el caso Gürtel, primera época (1995-2005), y se le atribuyen las frases más duras de la sentencia del caso, que dieron por demostrada la existencia de una caja ‘B’ en el PP.

El PP pidió el pasado octubre al Tribunal Supremo que anule la sentencia del ‘caso Gürtel’, dicte una en la que absuelva al PP como partícipe a título lucrativo o, en su defecto, que se repita este juicio por la primera época de la trama por un tribunal “sin apariencia de parcialidad”. 

El PP afirma que De Prada ha “coadyuvado” para el cambio de Gobierno a favor del PSOE. La sentencia de este proceso fue el origen de la moción de censura en el Congreso del PSOE contra Mariano Rajoy, que provocó la caída del ‘popular’ y su sustitución por el líder del PSOE.

PUBLICIDAD

“Mi independencia queda acreditada a lo largo de toda mi trayectoria profesional”, respondió Ricardo de Prada al ‘popular’.

Defendió que él es el único juez español que es titular en varias cortes internacionales -ha ejercido en el tribunal internacional por la guerra de Bosnia y actualmente revisa la condena al genocida Karadzic-, y le recordó que ha tratado los asuntos más complicados en su trayectoria de 28 años en la AN.

LOS JURISTAS QUE HABÍA PROPUESTO EL PP, EL PSOE Y UNIDOS PODEMOS

Los juristas propuestos por el PSOE eran cinco. Se trataba de José Ricardo de Prada, magistrado de la Audiencia Nacional; Carmen Sáez Lara, que es catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Córdoba y fue letrada en el Tribunal Constitucional; y Bernardo Fernández Pérez, profesor Asociado de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oviedo y exalto cargo del PSOE en Asturias.

A estos se sumaban Luis Martín Contreras, secretario judicial del Tribunal Supremo (fue secretario de Gobierno de la Audiencia Nacional), y la fiscal, Pilar Fernández.

La terna del PP estaba formada por tresManuel Altava, senador y presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara Alta; Rosa Rubio, fiscal, miembro del Consejo Fiscal y de la Asociación de Fiscales; y José Miguel del Castillo, exdiputado del PP, portavoz de justicia, y abogado.

Podemos compartía uno de los nombres de la lista de PSOE y PP, el magistrado José Ricardo de Prada. El resto de la formación eran Esther Palmés Bosch, abogada penalista de Barcelona; Félix Alberto Vega Borrego, profesor de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Autónoma de Madrid; y Juan Antonio García Jabaloy, abogado.

Cerrala la lista de Podemos, como suplente, el abogado ilerdense Simeó Miquel Roé, que fue secretario de Sindicatura Electoral de Lérida, la especie de ‘Junta Electoral’ que creó la Generalitat para el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y que no llegó a operar porque se disolvió ante la amenaza de sanciones.

Noticias relacionadas:

La renovación del CGPJ aplazada hasta enero o junio de 2020, como mínimo

Las funciones del CGPJ trascienden lo meramente administrativo, por eso Delgado sigue apoyando la elección parlamentaria de los vocales