PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

12 días de sueldo: El cabo López niega haber participado en un mitin de Vox y anuncia que recurrirá la sanción

El cabo Jenner López, a la izquierda, en la comparecencia ante las Cortes de Aragón para explicar la problemática de los militares que son despedidos al cumplir 45 años.
|

Falta de neutralidad política y hacer uso de la condición de militar en un evento político organizado por Vox son dos de los argumentos que esgrime la oficial instructora como propuesta de sanción de 12 días de sueldo al cabo del Ejército de Tierra, Jenner López, presidente de la Asociación 45 sin despidos, entidad que está denunciando la precariedad de los militares que a esa edad tienen que dejar el Ejército de forma obligatoria.

Lopez, de 39 años y de baja por ansiedad desde hace algunas semanas, lo niega todo e interpondrá un recurso de reposición ante el mismo órgano instructor para restaurar su honor.

PUBLICIDAD

En declaraciones a Confilegal, el cabo Lopez afirma que “Voy a recurrir por la vía contencioso-administrativa. El asunto debería haberse archivado. Sería lo lógico cuando he presentado pruebas suficientes para demostrar que no estuve en ningún acto político ni hice uso de mi rango de militar en él”. 

PUBLICIDAD

El abogado defensor del presidente de la Asociación 45 sin despidos afirma que no se trataba de un mitin político sino de la presentación del documental La revolución de los balcones, que destacaba la respuesta de Vox al movimiento independentista catalán, y que el militar jamás fue presentado como tal.

A juicio de Jenner, los testigos que aportaron desde la instrucción del expediente “no pueden serlo porque ellos mismos han declarado que no estuvieron presentes. Las pruebas que ellos presentan son recortes de periódicos y hacen alusión al decorado del Teatro la Latina donde tuvo lugar este evento. No creo que ese decorado pueda influir en mi neutralidad política o en la propia condición de militar que tengo”.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el Ejército de Tierra, López participó, en un mitin de Vox que se celebró el pasado 10 de marzo en el teatro La Latina de Madrid en el que tomaron la palabra el líder de esa formación, Santiago Abascal, Javier Ortega Smith-Molina, secretario general, y su responsable en Madrid, además de representantes de varias asociaciones, como Jusapol.

Su expediente militar carece de sanciones.

Nuestra conversación con López se produce en el preámbulo de un evento solidario en Getafe para niños con discapacidad en el que su organización, 45 sin despidos, creada este año para ahondar la problemática de los militares de más de 45 años que tienen que abandonar la vía militar al llegar esa edad, colabora ayudando a los pequeños discapacitados a asistir al evento portándoles en brazos y sus sillas de ruedas para subir al gimnasio y disfrutar de la velada de boxeo solidario.

PUBLICIDAD

Una situación sin resolver aún y de la que todavía estos profesionales militares esperan de la ministra de Defensa Margarita Robles recapacite y modifique la ley para evitar estas salidas.

La sanción

Respecto a las sanciones recuerda que había tres posibilidades, “entre 8 y 15 días de sueldo. Entre 15 y 30 de arresto, que sería prisión por ser una falta grave o la pérdida de destino. La instructora propone la menor sanción, pero entre 8 y 15 días han ido a 12, pudiendo haber sido 8”, indica López.

PUBLICIDAD

«Esos doce días no suponen dividir su sueldo entre treinta días y multiplicar por doce. En esos doce días hay  que incluir la parte proporcional de las pagas extras y del ISFAS. Al final se pone en un pico. La cantidad podría oscilar sobre los 800 euros de un total de 1100 que cobra el propio cabo López. “De alguna forma es la mitad de un mes mas el porcentaje de dos meses más”.

Para el propio militar afectado “lo peor es que es una mancha en un expediente que desde 1995 no he tenido ningún arresto”.

También nos comenta que cuando se culmine la sanción irá doce días con retraso respecto a su promoción.

“Al perder esos doce días hay un retraso que asumo en el escalafón, por lo tanto si se diera el caso que fuera el primera de mi promoción, ahora no lo sería por este retraso. Cualquier cabo de mi promoción me adelanta ahora”, comenta.

Nuestro interlocutor sigue manifestando que no es culpable de nada de lo que se le acusa en esa propuesta de sanción que le fue entregada en su unidad de destino.

PUBLICIDAD

“Tengo diez días para alegar y al final mi abogado me ha convencido que lo haga. Lo hice con anterioridad tres veces y siguen enrocados en su postura. Esperemos que ahora recapaciten y cambien su opinion ante este asunto”.

Lopez, está dispuesto a llegar hasta el final este tema para aclarar que no tiene nada que ver con un acto político como viene reflejado en su propuesta de sanción.

Reconoce que este asunto ha dañado su salud. Lleva varios meses de baja por ansiedad en la unidad de la que es cabo del Ejército de Tierra.

El problema fue el atril con el logo de Vox

A lo largo de estos seis meses que no han sido fáciles para este militar, nuestro interlocutor no entiende el  por qué “de esta persecución en toda regla hacia mi persona”.

También muchos testimonios como el del secretario general de Vox y otros asistentes a ese evento señalan que no estuvo en ningún evento político.

“Me invitó al mismo el periodista Cake Minuesa, que también ha dejado claro que no era un evento político”, explica.

Jenner López señala que  “yo he demostrado lo que digo y ellos no. Tan solo lo que hice fue exponer el caso en el que se encuentran por desgracia sumidos una serie de soldados que han cumplido los 45 años y salen del Ejército”.

Y recuerda que “solo lo que hice, como he hecho en otros foros públicos (hablando de la igualdad promovido por UPyD, hablando de la mujer en el Ejercito con el teniente Segura o formando parte de la plataforma por la igualdad en protestas en Alcalá de Henares), es contar por lo que han pasado la tropa y marinería española, una situación muy difícil para ellos y sus familias”. 

Para este cabo el problema es que en el atril en el que intervine había el logo de Vox, “pero eso no le hace un acto político”.

Y vuelve a insistir en que “no he solicitado el voto de nadie ni he hecho uso de mi condición de militar. Tengo mi neutralidad política clara. Me reúno por mi condición de presidente de 45 sin despidos con todas las formaciones políticas muy a menudo”.

Hace escasos días compareció en Las Cortes de Aragón.

También unas jornadas atrás, López mantuvo un encuentro con Beatriz Becerra, vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, integrada en el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, aprovechando la estancia de esta política en España donde dio una conferencia sobre la igualdad en Europa.

En ese encuentro le explicó a la eurodiputada  la demanda enviada por estos militares a la Comisión Europea y mostró su apoyo a las reivindicaciones de estos profesionales, discriminados de forma injusta por edad.

López ha tenido que comenzar una campaña «crowfounding» para poder hacer frente al gasto económico de disponer de un abogado y a la sanción citada. Tiene claro que no dejará de luchar por la dignidad de la Tropa y Marinería.

1.500 militares han perdido su empleo tras cumplir 45 años

El problema de este colectivo ha sido tratado durante año y medio por una subcomisión del Congreso que, con los votos de PP, PSOE y PNV, probó el mes pasado un dictamen que incluye una serie de medidas para facilitar la reinserción laboral de estos militares, pero descarta una moratoria en los despidos.

El Ministerio de Defensa alegó que congelar su salida durante tres años aumentaría hasta más de 40 años la edad media de la tropa y costaría alrededor de 36 millones de euros.

En la actualidad hay más de 1.500 militares que han perdido su empleo por cumplir 45 años. Se han convertido en Reservistas de Especial Disponibilidad, por lo que reciben un subsidio de 7.200 euros al año.

Otros 4.000 más se verán en la misma situación hasta 2.021.