PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Prisión incondicional para 3 de los 5 presuntos yihadistas detenidos el martes en Barcelona

Afrontan cargos por presuntos delitos de integración en organización terrorista, enaltecimiento, autoadoctrinamiento, y uno de ellos, además, por tráfico de drogas, hurto y robo con fuerzaEn el operativo antiterrorista desplegado esta semana fueron detenidas 18 individuos como presuntos autores de delictos de terrorismo, contra el patrimonio, contra la salud pública, organización criminal y falsedad documental. Foto: Mossos
| | Actualizado: 18/01/2019 13:40

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha dictado prisión incondicional sin fianza para tres de los cinco presuntos yihadistas detenidos el pasado martes en Barcelona.

Ayer tarde declararon los cinco ante el juez García Castellón.

Los tres que ha enviado a prisión incondicional sin fianza afrontan cargos de por presuntos delitos de integración en organización terrorista, enaltecimiento, autoadoctrinamiento, y uno de ellos, además, por tráfico de drogas, hurto y robo con fuerza.

A los otros dos arrestados en Barcelona los ha dejado en libertad con medidas cautelares: retirada del pasaporte, prohibición de abandonar el país, obligación de designar domicilio y comparecencias semanales en sede judicial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Fueron arrestados en una operación desplegada por los Mossos d’Esquadra en la Ciudad Condal y en el municipio barcelonés de Igualada, que se saldó con 18 detenidos, 17 en Barcelona y uno en Igualada.

Fueron detenidas otras 13 personas, en este caso de otro grupo vinculado que se centraba especialmente en delitos como el robo y el hurto. Estos quedaron en libertad tras declarar en sede policial, a la espera de ser citados por el juez.

El miércoles se informó del arresto de 17 personas, pero los Mossos avisaron el miércoles de que se había producido otro más.

PUBLICIDAD

La investigación del caso ‘Alexandría’ se inició a mediados del año 2017. Durante este tiempo, el Área Central de Información Exterior ha trabajado tutelado por el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y con la colaboración del Centro Nacional de inteligencia (CNI).

En el operativo, desplegado el martes a las seis de la mañana, participaron más de 100 mossos, de varias unidades, como el Grupo Especial de Intervención (Gei), los Tedax o la unidad canina, además de decenas de agentes de seguridad ciudadana.

Los agentes registraron seis viviendas en Barcelona e intervinieron material informático, que están analizando para comprobar el grado de radicalización de los detenidos que no integraban el núcleo duro del grupo, ya que inicialmente no se les atribuye el delito de terrorismo.

Según informó el consejero de Interior catalán, Miquel Buch, la investigación del ‘caso Alexandría’ ha durado casi un año y medio. Se ha estado investigando durante el último año a los presuntos terroristas detenidos, que «formaban parte de una organización criminal que había hecho del delito su ‘modus’ de vida» a través de robos y hurtos.

Explicó que cinco de los arrestados estaban en «avanzado estado de radicalización y tenían la convicción y el propósito de atentar», aunque “el trabajo de análisis e investigación de los Mossos d’Esquadra ha hecho que en ningún momento” hayan tenido capacidad de llevar a cabo ningún ataque.

«Estuvieron estrictamente controlados desde mayo de 2017», detalló.

Buch informó también que el “control exhaustivo” sobre los arrestados ha permitido acreditar hasta 369 presuntos delitos contra el patrimonio, principalmente hurtos, en el centro de Barcelona.

Por este motivo, aparte de los detenidos por terrorismo, hay 11 arrestados por pertenencia a organización criminal y delitos contra el patrimonio, uno para salud pública y uno por falsedad documental, han indicado los Mossos d’Esquadra en un comunicado, y han explicado que «la mayoría de ellos también constan como investigados por terrorismo».  

De los 5 detenidos por presunto terrorismo, residentes en Barcelona, tres son originarios de Argelia, uno de Libia y uno de Irak. El resto son de diversas nacionalidades: argelina, española, egipcia, iraquí, marroquí y libanesa. 

La mayoría de los investigados «se define por su perfil radical y el seguidismo de los postulados del movimiento yihadista. El grupo defendía los principios doctrinales y de acción del movimiento yihadista y consumía importante volumen de publicaciones con los postulados de DAESH», ha informado la policía autonómica.

Ayer se celebró en Cataluña una reunión extraordinaria del gabinete antiterrorista.

Noticias relacionadas:

El yihadista detenido en Málaga se quería inmolar en la feria de Manilva