PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El juicio del caso “procés” se transmitirá en “streaming”, en directo, a través del portal del CGPJ

El tribunal enjuiciador del caso procés: Andrés Palomo, Luciano Varela, Andrés Martínez Arrieta, Manuel Marchena (presidente y ponente), Juan Ramón Verdugo, Antonio del Moral y Ana María Ferrer.
|
Es la primera vez que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) va a servir una señal de un juicio directamente a través de su portal (www.poderjudicial.es). Hasta ahora la Oficina de Comunicación del Tribunal Supremo, cuyos miembros están contratados por el CGPJ, se limitaba a entregar la señal realizada a las televisiones y éstas se encargaban de distribuirla.

En este caso se ha apostado por la transparencia completa dando un paso adelante: distribuyendo la señal a través del propio portal, por “streaming”, una tecnología que permite ver una retransmisión audiovisual directamente desde internet en un PC, un Mac, una tableta o un “smart phone”.

A través del “streaming” se podrá ver el juicio en directo en cualquier parte del mundo. Ya sea Washington, Lima, Shanghai, Kuala Lumpur, Moscú, Londres, Johanesburgo, Bruselas y, por supuesto, Barcelona.

Mayor transparencia, imposible.

Esta fue la tecnología que utilizó la empresa Datadiar para retransmitir la señal del juicio del 11-M en 2007, que se celebró en una sala de vistas levantada en uno de los pabellones del IFEMA, de la Casa de Campo, en Madrid.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cualquiera podrá asistir a las sesiones del juicio, que comenzará, previsiblemente, el 12 de febrero, y para el que ya hay acreditados 600 periodistas de 150 medios de comunicación diferentes, de los cuales 50 son extranjeros.

Como curiosidad, alemanes y franceses son los más interesados, seguidos de holandeses y suizos, aunque también estarán presentes periodistas de EE.UU, Rusia y China.

Sólo hay dos Tribunales Supremos en Europa dotados de medios audiovisuales propios y que distribuyan a los medios de comunicación las imágenes de los juicios relevantes que se celebran en sus salas de vistas: Reino Unido y España y el español es el que lo hace desde más tiempo.

PUBLICIDAD

En  concreto, desde 2006, bajo el impulso del CGPJ que presidió Francisco Hernando Santiago.

“SI EL PRESIDENTE TORRA ASISTE SE LE TRATARÁ COMO A CUALQUIER AUTORIDAD PÚBLICA ESPAÑOLA”

Por otra parte, el presidente en funciones del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, informó ayer que el proceso se está dotando de la  de la “máxima transparencia”. En la sala habrá representación institucional, como la del Parlamento Vasco, ya confirmada.

“No consta”, ha afirmado Lesmes, “que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ni el vicepresidente, Pere Aragonés, vayan a acudir, aunque si lo hacen, contarán con la debida deferencia como cualquier autoridad pública española”.

PUBLICIDAD

Para Lesmes, este juicio es una “oportunidad excelente para poner en claro la calidad de la justicia española frente a quienes dicen lo contrario” y, en este sentido, ha transmitido “el esfuerzo organizativo  desplegado por el alto tribunal para dar la máxima transparencia a la vista”.

PUBLICIDAD

“La voluntad del tribunal es la de que se respeten al máximo la dignidad de los acusados”, ha añadido.

EL TRAYECTO DE LOS PRESOS A LA SALA DE VISTAS, LO MÁS CORTO Y DISCRETO POSIBLE

Sobre el traslado de los presos, siete desde la prisión de Soto del Real y las dos mujeres desde la de Alcalá-Meco, Lesmes ha indicado que se hará igual que se hizo cuando declararon durante la instrucción. Irán desde las prisiones a los calabozos de la Audiencia Nacional y, de allí, al Alto Tribunal, en el que entrarán con los vehículos que los transportan por la calle de Bárbara de Braganza.

“Se intentará”, ha dicho, “que el trayecto hasta la sala de vistas sea el más corto y discreto posible”.

Durante los descansos, los presos serán trasladados a la sala que se encuentra, situada justo debajo de la rotonda, el despacho oficial del presidente. Allí podrán podrán verse con sus abogados y se les dará de comer al mediodía.

PUBLICIDAD

En cuanto a la asistencia de observadores internacionales, Carlos Lesmes, como es lógico, explicó que esa potestad le corresponde al tribunal de siete magistrados que enjuiciarán el caso, “teniendo en cuenta que habrá un centenar de asientos”.

EL TRIBUNAL DECIDIRÁ SI HAY TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA DEL CATALÁN

Con respecto a la posible traducción de los enjuiciados que, como han pedido sus defensas, desean declarar en catalán,  el Supremo”, según ha indicado su presidente, “tiene capacidad para realizar traducción, tanto simultánea como sucesivas”, si bien “la determinación de esta circunstancia corresponde al tribunal enjuiciador”.