PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Gobierno regulará por RDL el registro diario de la jornada de trabajo y modificará el Estatuto de los Trabajadores

Esta nueva reforma normativa se publicará en el BOE el próximo martes y deberá convalidarse en veinte días ante la Diputación Permanente al estar las Cortes disueltas.La Ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.
|

El Consejo de Ministros aprobaba este viernes a propuesta de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, un paquete de medidas urgentes que amplía la protección social, establece diversos incentivos para la empleabilidad y garantiza la calidad en el empleo.

Así se recupera el subsidio de desempleo para los mayores de 52 años y se establecen otras medidas asistenciales de este tipo para otros colectivos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Junto a ellas se anuncia la obligatoriedad de que las empresas registren la jornada laboral y la creación de un grupo de trabajo para analizar la reforma integral del Estatuto de los Trabajadores.

Habrá que ver realmente la publicación de dicho Real Decreto Ley en el BOE este próximo martes para conocer realmente cómo se van a realizar estos dos cambios notables.

El Real Decreto-Ley que modifica el texto refundido del Estatuto de los Trabajadores para establecer la obligatoriedad de registrar el inicio y la finalización de la jornada laboral.

PUBLICIDAD

De esta forma, se garantiza el cumplimiento de los límites del horario de trabajo y se posibilita el control por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Ese registro diario del horario de sus trabajadores  deberá incluir el inicio y finalización de la jornada, sin perjuicio de la flexibilidad horaria.

PUBLICIDAD

En concreto, establece que las compañías deberán conservar los registros durante cuatro años y que permanecerán a disposición de los trabajadores, sindicatos y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

PUBLICIDAD

Las empresas dispondrán de dos meses desde la publicación del real decreto ley para poner en marcha esta medida

 Se facilita, así, la resolución de discrepancias en cuanto a la jornada y por tanto, sobre el salario.

Con esta fórmula, se sientan las bases para acabar, según señalan desde este Ministerio, como  uno de los elementos que precarizan las relaciones laborales y se reconoce el papel de la negociación colectiva.

De manera complementaria, se modifica el texto de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS), para tipificar como infracciones en el Orden Social las derivadas de incumplimientos relativos al registro de jornada.

Nuestra publicación ha seguido este tema desde hace ya un par de años y constatado el debate existente de una medida controvertida, como es el control diario de la jornada de trabajo a todos los profesionales.

Una medida que habría que implementar si el TJUE mantiene las tesis del Abogado General Pitruzuella que señaló recientemente la necesidad de contar con una formula para la medición de esa jornada.

PUBLICIDAD

Sin embargo,  el debate está abierto en nuestro país sobre esta cuestión.

Martín Godino, socio director de Sagardoy, es el abogado que logró, en el ya famoso caso Bankia, que el Tribunal Supremo desestimase en 2017  la necesidad de controlar la jornada diaria.

Ahora advierte la dificultad de generalizar esta medida,“es posible que genere más desempleo”.

El propio despacho Sagardoy realizaba un estudio exhaustivo de dicha medida de control entre las jurisdicciones de su red de despachos Ius Laboris, presente en los cinco continentes.

La conclusión era importante: Este control de jornada solo se veía en determinados países porque ofrecía muchas dificultades de implantación.

Según el mencionado estudio Registro de jornada la hay en Italia, Chile, Portugal y Brasil.

Países como Alemania o Reino Unido y Argentina no tienen ese control mientras Francia y Bélgica lo tienen para algunos sectores, en concreto de la economía.

Habrá que ver como se implanta en nuestro país.

Otro experto como Bernardo Pérez Navas, socio del área laboral de Garrigues, ya comentaba a nuestra publicación que un régimen homogéneo de regulación para todos sobre esta cuestión, no parece lógico cuando hay profesiones muy diferentes.

Y citaba el caso de las propias plataformas digitales, ahora en auge, son complicadas de gestionar a nivel de control de la jornada diaria.

Por su parte, Pere Vidal, asociado senior de Augusta Abogados, también comentaba a nuestra publicación de forma reciente que esta medida tiene sus ventajas e inconvenientes.

Respecto a las ventajas resaltaba que “podría evitar situaciones de fraude y facilitará el control de la Inspección de Trabajo”.

En cuanto a los inconvenientes, coincidía con otros expertos en la dificultad de establecer un sistema de registro homogéneo, pues no es lo mismo una fábrica que una start-up o empresa tecnológica en la que los propios trabajadores valoran la flexibilidad horaria.

En este debate que lleva meses generándose expertos como Godino, Vidal u otros creen conveniente que  este registro de jornada diario  deba dejarse en manos de la negociación colectiva, a fin de ajustar el sistema, lo máximo posible, al modelo empresarial.

Reforma Estatuto de los Trabajadores

Otra de las novedades que avanzó este viernes la Ministra Magdalena Valerio y que incorpora la norma es la constitución del grupo de expertas y expertos para la elaboración del nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Se da cumplimiento al compromiso asumido con los interlocutores sociales, incluido también en la Agenda del Cambio.

A este respecto hay coincidencia entre los expertos en derecho del trabajo que la norma central que rige las relaciones laborales debe actualizarse de forma urgente para incorporar los problemas estructurales de nuestro mercado de trabajo

A este respecto hay que señalar como cuestiones importantes la elevada tasa de desempleo y la alta temporalidad- y el impacto en nuestro mercado laboral de las transformaciones digitales, la globalización, los cambios demográficos y la transición ecológica, así como la necesidad de restablecer el equilibrio en las relaciones laborales entre empresas y trabajadores y trabajadoras.

Desde el Gobierno se insiste en que con  la aprobación de este real decreto ley el Gobierno da un nuevo paso en su compromiso con la “agenda 2030 por el Desarrollo Sostenible” de Naciones Unidas.

Las diversas medidas que incluye la norma tienen un impacto directo en varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que conforman dicha Agenda 2030.

En concreto, tales medidas guardan relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible números 1 (poner fin a la pobreza),  5 (lograr la igualdad entre los géneros), 8 (trabajo decente y crecimiento económico inclusivo) y 10 (reducir las desigualdades).

Ahora habrá que estar pendiente del martes y su publicación en el BOE y de cómo se convalida en la mencionada Diputación Permanente.