PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Díez Picazo trata de «empurar» a Javier Borrego, exmagistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Javier Borrego, flanqueado por sus dos padrinos, en primer término, José Manuel Sieira, y Jorge Rodríguez Zapata, más allá, minutos antes de jurar su nuevo cargo. Poder Judicial.
|

El presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Luis María Díez-Picazo -famoso por sus conocidos prontos, estallidos de carácter y salidas de pata de banco-, la ha tomado con uno de los últimos magistrados elegidos por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ): Javier Borrego, exmagistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y abogado del Estado durante más de 40 años.

Todo indica que quiere «empurarlo».

PUBLICIDAD

Las desavenencias proceden, aparentemente, de la adaptación de Borrego a los procedimientos propios de la Sala y al estilo de escritura que utilizan los magistrados en ese entorno.

PUBLICIDAD

Adaptación que ahora es completa, según ha podido constatar Confilegal de varias fuentes.

La calidad de la escritura técnico-jurídica de Borrego está fuera de toda duda.

PUBLICIDAD
Luis María Díez-Picazo Giménez, presidente de la Sala de lo Contencioso-Adminsitrativo del Tribunal Supremo. Poder Judicial.

Aún así, Díez-Picazo, ha solicitado a la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, que preside, Carlos Lesmes, el hombre que lo elevó a esa responsabilidad – descartando al que había sido titular durante los cinco años precedentes, realizando una labor alabada por todos, José Manuel Sieira-, que remita el caso de Borrego al promotor de la Acción Disciplinaria del CGPJ, «por entender que existe materia disciplinaria».

Una decisión que tomó la mencionada Sala en su reunión del pasado 23 de mayo.

De acuerdo con las mismas fuentes, es más que evidente que Díez-Picazo no tiene «sintonía» personal con Borrego. 

PUBLICIDAD

El nombre de Borrego ha comenzado a sonar con fuerza como posible candidato a uno de los cuatro puestos que este año quedarán vacantes en el Tribunal Constitucional, cuando cumplan su mandato el presidente, Juan José González Rivas, la vicepresidenta, Encarnación Roca, y los magistrados Andrés Ollero y Fernando Valdés.

Es una de las primeras decisiones que tiene que abordar el Congreso de los Diputados el próximo otoño.

PUBLICIDAD

Lo mismo que la renovación del actual Consejo General del Poder Judicial, que tenía que haber cesado el pasado mes de diciembre.

Lesmes, una vez fuera del órgano de gobierno de los jueces, podría postularse para uno de los futuros puestos vacantes.

Borrego sería un serio rival.

Entre la clase política todavía se recuerda el gran trabajo que hizo Borrego en el TEDH, en Estrasburgo, como magistrado por España.

Un buen sabor que todavía permanece.

PUBLICIDAD

De ahí que su nombre sea uno de los primeros que han empezado a circular para el Constitucional español como posibles candidatos. Lo que sería una consecuencia lógica a una trayectoria como la suya.