PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Jové se niega a hacer una prueba caligráfica sobre la agenda Moleskine del proceso independentista

La defensa quiere impugnar el registro de la casa del diputado en la que se halló esta agenda y 'Enfocats', la hoja de ruta secreta para la independencia de CataluñaJosep Maria Jové era el 'número 2' de Oriol Junqueras y en su casa la Guardia Civil encontró el 20-S los planes secretos para llevar a cabo la independencia de Cataluña y la agenda con todas las reuniones de los embarcados en ese fin. Foto: EP
|

Josep María Jové, diputado de ERC en el Parlamento catalán y ‘exnúmero dos’ de Oriol Junqueras en la Consejería de Vicepresidencia y Economía, se ha negado hoy a hacer una prueba caligráfica para determinar si las notas manuscritas de la Moleskine, con datos clave del proceso independentista que fue hallada en su casa, son de su puño y letra.

Según han informado fuentes jurídicas, se ha negado porque su defensa prevé impugnar la diligencia de entrada y registro en su domicilio ordenada el 20 de septiembre de 2017 por el entonces titular del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, el magistrado Juan Antonio Ramírez Sunyer, ya fallecido, en la investigación por la logística del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. 

PUBLICIDAD

En la actualidad la titular del Juzgado es la magistrada Alejandra Gil.

PUBLICIDAD

Jové ha declarado hoy ante la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJCat) Maria Eugènia Alegret como investigado por presuntos delitos de malversación, revelación de secretos y desobediencia grave por su implicación en el proceso separatista y la organización del 1-O.

NO HA QUERIDO ABORDAR SU SUPUESTA AUTORÍA DE LA AGENDA NI DEL ENFOCATS

Según fuentes jurídicas, solo ha respondido a su abogada sin querer abordar su supuesta autoría de la Moleskine ni del documento ‘Enfocats’, la hoja de ruta secreta para la independencia de Cataluña. 

PUBLICIDAD

La agenda contiene nombres y reuniones de los supuestos implicados en la misma.

Jové tampoco ha querido someterse a una pericial de reconocimiento de voz, ya que también prevé impugnar las llamadas telefónicas.

Al negarse a responder a la Fiscalía y a la acusación popular, que ejerce VOX, la declaración de Jové ha durado unos 20 minutos.

PUBLICIDAD

Además de querer impugnar el registro en su casa, el diputado ha negado la autoría e incluso la existencia de la documentación que la Guardia Civil encontró en su despacho en la sede de la Consejería de Economía en Barcelona durante un operativo ese 20 de septiembre de 2017.

El operativo ordenado por el juez Ramírez Sunyer, que se llevó a cabo entre el 20 y el 21 de septiembre para truncar los planes del referéndum en las Consejerías catalanas de Economía, Presidencia, Gobernación, Trabajo, Exteriores y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, desencadenó la importante protesta de unas 40.000 personas a las puertas de la Consejería de Economía.

PUBLICIDAD

Se saldó con la detención de 14 personas, la imputación de 20 individuos, 41 registros y la intervención de 9,8 millones de papeletas del referéndum suspendido por el Constitucional.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil, por orden de Ramírez Sunyer, fueron la base que posibilitaron a la magistrada del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional ordenar la prisión preventiva de Junqueras y siete exconsejeros.

Jové estuvo investigado por el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona hasta que, por su condición de aforado, la causa contra él se trasladó al TSJCat.

El TSCat estimó parcialmente la exposición razonada que le remitió el pasado agosto el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga los preparativos del 1-O, para que imputara a Jové y al vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonès, de ERC, dada su condición de aforados.
Abrió investigación contra Jové, mientras que descartó, de momento, investigar a Aragonès, después de que la Fiscalía Superior de Cataluña afirmara que no veía suficientes indicios para imputarlo por la organización del 1-O, en un escrito que remitió al TSJCat.

Jové está siendo investigado en el TSJCat por su presunta implicación en la «hoja de ruta» del proceso separatista para conseguir la independencia por la vía unilateral.

Se sospecha su posible participación en el «comité ejecutivo» del entramado supuestamente creado por el Govern desde 2015 y otros actores, y en la organización del 1-O, así como en el presunto uso ilícito del fichero de datos personales de la población de Catalunya con el que contaba el Idescat.

PUBLICIDAD

La de hoy ha sido la tercera comparecencia de Jové fijada por la magistrada Maria Eugènia Alegret, quien fue presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y es miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), después de que fueran aplazadas sus dos anteriores convocatorias, del 1 y del 25 de marzo pasado.

ARROPADO POR MIENBROS DEL GOBIERNO CATALÁN, ERC, JxCAT, LA CUP Y LA ANC

Miembros del gobierno catalán, ERC, JxCat, la CUP, Demòcrates y la ANC han acudido a las puertas del TSJC a apoyar al diputado de ERC antes de su declaración ante la Justicia.

Entre los congregados estaban el vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonès; la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Teresa Jordà, y el consejero de Educación, Josep Bargalló.

Jové ha sido recibido a su llegada a los juzgados entre pancartas de ‘Por la libertad, la democracia y los derechos civiles‘, y ha recibido ánimos, aplausos y abrazos de todos ellos.

Jové y Aragonès fundidos en un abrazo. Foto: EP

También estaban el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent; el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall; la exconsejera y actual diputada de JxCat en el Congreso Laura Borràs; la exconsejera y ‘número dos’ de JxCat en Barcelona, Elsa Artadi, y también el diputado de la Cámara catalana Carles Riera y el vicepresidente de la ANC, Josep Cruanyes.

En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente del Gobierno catalán y número tres de ERC, Pere Aragonès, ha afirmado que el independentismo seguirá persiguiendo sus objetivos políticos sea cual sea el resultado de las causas judiciales abiertas.

«No nos rendiremos por muchas sentencias que pueda haber», ha asegurado.

También ha criticado que Jové tenga que declarar como han tenido que hacer otros mucho separatistas.

«Estamos en una situación de, cada vez más, una represión contra un posicionamiento democrático como es la independencia de Cataluña», ha señalado.

Ha definido a Jové como una persona honesta, comprometida con la justicia social y con la independencia de Cataluña, y ha lamentado que «un servidor público excelente» deba comparecer ante la Justicia.

Jové, a su entrada al Juzgado. Foto: EP

PUIGDEMONT ELOGIA A JOVÉ COMO UNO  DE LOS MÁS LEALES AL PROYECTO ‘DE UNA CATALUÑA LIBRE’

El expresidente catalán Carles Puigdemont, huido de la Justicia, también ha dicho que Jové es «una de las personas más leales al proyecto político de una Cataluña libre, republicana e independiente».

Puigdemont se ha manifestado en un tuit, en el que ha asegurado que el exsecretario general ha trabajado con honestidad y rigor, por lo que, según él, «le quieren hacer pagar con nuevas dosis de injusticia».

Puigdemont le ha mostrado su apoyo y reconocimiento.

LA ANC DICE QUE LUCHARÁ POR ‘EL ARCHIVO DE TODAS’ LAS CAUSAS JUDICIALES 

Por su parte, el vicepresidente de la ANC, Josep Cruanyes, ha dicho que lucharán para «el archivo de todas» las causas judiciales vinculadas al independentismo.

Cruanyes, que se ha pronunciado así en declaraciones a los periodistas a las puertas del TSJCat, ha reivindicado la legalidad del referéndum ilegal del 1-O, y ha lamentado que la comparecencia de Jové ante la juez es «un nuevo acto de represión política que se hace a través de los tribunales».

También ha criticado que España es «un Estado débilmente democrático», ya que ha considerado que debería haberse aplicado el dictamen de un grupo de trabajo de la ONU contrario a la prisión provisional de los acusados, publicado la semana pasada y en el que se pedía la puesta en libertad de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Cabe destacar que España ha denunciado ante la ONU «errores» y «distorsiones» en dicho informe.

También se ha quejado por escrito a  la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, por este grupo de trabajo.