PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El tribunal del jurado declara culpable a la mujer que mató a su marido en Cala Millor de Palma de Mallorca en 2016

La acusada es Svetlana B., de nacionalidad rusa y 46 años. Foto: EP
|

El tribunal del jurado emitió ayer por la tarde-noche un veredicto de culpabilidad contra Svetlanda B., la mujer rusa de 49 años acusada de matar a su marido, Horst Hans Henkels, de 70 años, en Cala Millor, isla de Mallorca, el 1 de abril 2016.

El jurado la considera autora de un delito de homicidio.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el jurado, la mujer le causó profundos cortes a su marido, hasta descarnarle los brazos, lo que hizo que falleciera desangrado. 

PUBLICIDAD

El tribunal, sin embargo, no considera probado, que el hombre hubiera sido sedado o que la mujer le diera a comer la carne a los perros para aparentar que habían sido ellos los culpables de su muerte.

Admiten que los animales mordieron y comieron partes de la víctima, pero de forma espontánea.

PUBLICIDAD

No fue, por lo tanto, un asesinato.

Con ese veredicto, ahora es el presidente magistrado del tribunal del jurado el que tiene que armar la sentencia, que se dará a conocer en los próximos días.

Según informó la Oficina de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, los miembros del Jurado consideraron probados los hechos por una mayoría de 7 votos contra 2, precisamente la misma proporción de miembros que consideran la culpabilidad de la mujer.

PUBLICIDAD

El juicio ha durado siete días, desde el 10 de junio, en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

En la última sesión, acaecida el pasado miércoles, durante el uso del derecho a la última palabra, la mujer defendió su inocencia y pidió ser sometida a un detector de mentiras.

PUBLICIDAD

Los detectores de mentiras no tienen ninguna validez en el sistema judicial español.

El crimen, por lo tanto, es un delito de homicidio con agravante de parentesco, y no de asesinato, como mantenía el Ministerio Fiscal, que solicitaba, en un principio, 25 años de cárcel.

El homicidio está castigado con penas de entre diez y quince años de cárcel, por lo que el fiscal ha solicitado para la acusada una condena de 14 años.

El defensor de la mujer, Bartolomé Salas, ha apreciado contradicciones en el veredicto que pueden fundamentar un recurso, y mientras ha pedido que le imponga la pena mínima, diez años.

 

PUBLICIDAD