PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Madrid y Barcelona, las dos ciudades de España donde más se ha disparado el alquiler de pisos

Según el portal pisos.com, el precio medio del alquiler sube un 5,96% en el primer semestre y tensa las relaciones entre propietarios e inquilinosLos precios del alquiler se han disparado en Madrid y Barcelona
|

Los precios del alquiler en nuestro país siguen muy altos. Aquellas medidas que el Gobierno puso en marcha el pasado mes de mazo apenas han tenido incidencia. Al mismo tiempo las ejecuciones hipotecarias por impago de alquiler en nuestro país crecieron de forma notable .

Desde pisos.com, se indica que la renta media de alquiler fue de 943 euros mensuales, subiendo un 4,31% en el segundo trimestre de 2019 y un 16,28% frente a junio de 2018.

PUBLICIDAD

Dos capitales superaron los 1.800 euros de renta media mensual: Madrid (1.969 €/m²) y Barcelona (1.899 €/m²). Palma de Mallorca (20,62%) arrojó el mayor repunte de un año a otro.

PUBLICIDAD

Según el informe semestral de precios de alquiler elaborado por www.pisos.com, la vivienda en alquiler en España tuvo en junio de 2019 una superficie media de 125 metros cuadrados y una renta media mensual de 943 euros.

Esta cifra marcó un ascenso mensual del 1,62%, trimestral del 4,31%, semestral del 5,96% e interanual del 16,28%.

PUBLICIDAD

Para Ferrán Font, director de Estudios de pisos.com, en declaraciones a Confilegal “la subida de las mensualidades de arrendamiento sigue tensando las relaciones entre propietarios e inquilinos, sobre todo, en aquellas ciudades que actúan de foco para la demanda del alquiler, bien por trabajo o por estudios”.

Confiesa que las medidas aprobadas en marzo por el Gobierno poco efecto han generado en este sector.

“Hay que darse cuenta también que la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos del pasado mes de marzo no perseguía resolver este problema del que venimos hablando en los últimos diez años de forma inmediata. Lo más grave es que no se ve síntomas de cambio de tendencia a la baja”.

PUBLICIDAD
Ferran Font, director de estudios de pisos.com.

El experto indica que en algunas ciudades más allá de nuestras fronteras se están poniendo en marcha planes específicos:

“Ya no solo se trata de proteger a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, sino de no poner en peligro a esa parte de la población que, aun teniendo capacidad económica, ve como el porcentaje de su sueldo destinado al alquiler no para de aumentar”.

PUBLICIDAD

El portavoz del portal inmobiliario señala que “urge la vuelta a unos niveles de precios razonables, puesto que nos estamos jugando la emancipación de toda una generación, poniendo trabas al emprendimiento y al enriquecimiento de la sociedad en su conjunto».

«Muchos de estos jóvenes no pueden acceder a la compra de una vivienda”.

Para enfriar el mercado, el directivo propone “un diálogo serio entre los poderes públicos y privados, sumando la ciudadanía al debate, con el fin de alcanzar soluciones viables que satisfagan a todos los agentes implicados”.

Se trata de poder contar con una oferta razonable en el sector desde el punto de vista de acceso a la vivienda.

Por encima del control de precios que alguna voz ya se ha vuelto a oír en este sentido, Font señala que “las administraciones deben colaborar con las empresas para crear un parque de vivienda en alquiler al alcance de todos los bolsillos, al tiempo que el empleo y los salarios deben mejorar hasta el punto de facilitar el ahorro y proporcionar una mayor solvencia”.

PUBLICIDAD

Para Font hay distintas variables a abordar de forma complementaria para que el alquiler esté en otros ratios más bajos que los actuales. “También se podrían plantear alguna ayuda fiscal para sacar al mercado algunos pisos que hoy en día están vacíos”.

El alquiler triplica a la compraventa

Curiosamente, los precios de los alquileres que crecieron casi un 6% triplican a los de la vivienda, subida de un 2,5%, según señala otro estudio de este portal inmobiliario.

“Hay que darse cuenta que a las subidas de Madrid y Barcelona en el alquiler se han sumado el resto de capitales de provincias del país. Así se ha visto en ciudades como Valencia, Málaga, Palma de Mallorca donde el tirón del mercado del alquiler es notable”, apunta Ferrán.

En el exterior, ciudades como Berlín, ahora y Viena en los últimos años han hecho una apuesta por el parque social del alquiler “la gestión de ese parque de alquiler es fruto de la colaboración público y privada, eso significa que el 60% de la gente vive en lo que se llama alquiler social».

«Se trata de invertir mucho dinero, ellos han hecho una apuesta de 600 millones de euros al año durante varios años”.

Para Font trasladar un modelo como el de Viena a nuestro país no será sencillo “hay una impronta cultural que hace al español preferir ser propietario de un vivienda que optar por un alquiler social».

«Lo hemos visto también en la gente joven que también quieren ser como sus padres, propietarios de una vivienda. No es por tanto sencillo impulsar el modelo del alquiler en nuestra sociedad».

«Las administraciones públicas deberían explicar las ventajes del mercado del alquiler”.

En cuanto al citado estudio, Madrid fue la capital más cara y Teruel la más barata.

El informe semestral de pisos.com reveló que las regiones más caras para vivir de alquiler en junio de 2019 fueron Madrid (1.671 €/mes), Baleares (1.339 €/mes) y Cataluña (1.194 €/mes), mientras que las rentas más económicas se registraron en Extremadura (466 €/mes), Castilla-La Mancha (555 €/mes) y Galicia (565 €/mes).

En el primer semestre del año, el incremento más llamativo tuvo lugar en Navarra (14,33%). Los únicos ajustes se produjeron en La Rioja (-3,27%), Asturias (-2,44%) y Aragón (- 0,85%). Respecto al año pasado, Cataluña (21,59%) fue la que más subió. No se registraron caídas en este periodo.

En la clasificación de provincias por renta, en junio de 2019 la primera posición fue para Madrid, con 1.671 euros al mes.

Le siguieron Barcelona (1.428 €/mes) y Guipúzcoa (1.376 €/mes). En el lado opuesto, Teruel cerró la clasificación con 391 euros mensuales. Otras provincias económicas fueron Jaén (404 €/mes) y Cáceres (431 €/mes).

La provincia que más encareció sus alquileres en el primer semestre fue Albacete (15,43%), mientras que la que más los abarató fue Álava (-7,31%). De un año a otro, la mayor subida registrada fue la de Málaga (24,78%).

La renta que más se ajustó fue la de Jaén (-6,99%). En cuanto a capitales de provincia, Madrid fue la más cara para los inquilinos con una renta media de 1.969 euros al mes. Le siguieron Barcelona (1.899 €/mes) y Donostia San Sebastián (1.436 €/mes).

Por el contrario, Teruel fue la más barata con 421 euros de renta mensual. Otras capitales de provincia económicas fueron Zamora (428 €/mes) y Lugo (466 €/mes). Tarragona (14,39%) protagonizó las subidas semestrales, mientras que Palencia (-10,23%) fue la capital que más se devaluó en este periodo.

Frente a junio de 2018, Palma de Mallorca (20,62%) lideró los incrementos. El recorte más llamativo lo arrojó de nuevo Sevilla (-10,64%).