PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

1.806 personas fallecieron en las carreteras en 2018

Se ha registrado un notable incremento (45 %) de los atropellos mortales en las vías interurbanas, con 149 peatones fallecidos frente a los 103 de 2017La Dirección General de Tráfico (DGT) ha presentado hoy el balance definitivo, que contabiliza el número de muertes en los 30 días posteriores al siniestro, y que concluye que hubo una media de cinco fallecidos al día.
|

Un total de 1.806 personas fallecieron en las carreteras españolas durante 2018, 24 menos que en 2017 (un 1,3 % menos), según el balance definitivo de 2018 de la siniestralidad vial, que arroja un incremento del 45% de los atropellos mortales.

«Es una pequeña reducción», ha señalado el director de Tráfico, Pere Navarro, en la rueda de prensa donde ha presentado estos datos definitivos, a 30 días, de 2018, que se recopilan después de hacer seguimiento a los heridos graves que se registran y que no entran en las estadísticas, a 24 horas, que la DGT hace públicas en enero.

PUBLICIDAD

Navarro ha destacado que es «un pequeño paso hacia la mejora» tras varios años en los que no se registraba un descenso.

PUBLICIDAD
El director general de Tráfico, Pere Navarro, durante la exposición del balance. Foto: EP

Es el primer descenso en cuatro años.

Navarro ha señalado que el descenso final de la siniestralidad en 2018 se debió a los mejores datos del segundo semestre, y ha apuntado que algo pudo tener que ver la reducción del límite de velocidad a 90 km/h.

PUBLICIDAD

España cuenta con una estrategia de seguridad vial hasta 2020, año con un objetivo: 37 fallecidos por millón de habitantes.

Actualmente, la tasa es de 39 por millón, como en Alemania. La media europea es de 49 por millón.

La tasa de España más baja que las de Bélgica, Francia o Italia, pero más alevada que las de Reino Unido, Dinamarca, Irlanda, Suecia y Países Bajos.

PUBLICIDAD

LA DISTRACCIÓN, LA PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE

La principal causa de muerte en carretera en España es la distracción. Lo es, explica la DGT, desde 2016, y el año pasado supuso el 32% de los fallecimientos. La velocidad, con un 22%, es la segunda, y el alcohol y las drogas, la tercera (21%).

Andalucía, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid, Murcia, La Rioja y País Vasco son las comunidades que más han reducido su siniestralidad.

PUBLICIDAD

Por el contrario, en el resto ha aumentado.

RESULTARON HERIDAS 138.609 PERSONAS EN LOS 102.299 ACCIDENTES REGISTRADOS

Además de los fallecidos, 138.609 personas que resultaron heridas en los 102.299 accidentes registrados el año pasado. 8.935 de ellas precisaron hospitalización (25 al día).

Según los datos de la DGT, el año pasado se registró un notable incremento (45 %) de los atropellos mortales en las vías interurbanas, con 149 peatones fallecidos frente a los 103 de 2017.

Entre un 20% y un 30% de éstas son personas que se bajaron del coche en la vía, una situación que, según ha explicado el director de la DGT, está en estudio.

En total, hubo 386 personas atropelladas, de las que otras 237 fallecieron en ciudad.

PUBLICIDAD

También ha habido un aumento (en un 2%) del número de fallecidos entre los usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas y motoristas, «que ya son el 48%» del total de muertos en carretera, tanto en ciudades como en vías interurbanas.

En las vías interurbanas, y en concreto en autopistas y autovías, la siniestralidad ha aumentado un 5%, con un total de 323 fallecidos en 2018, 15 más que en 2017.

Por el contrario, las vías secundarias, han reducido el número de víctimas en un 2%, aunque siguen siendo las más siniestras, con 994 muertes el año pasado. En su mayoría (38%), son accidentes mortales por salida de vía, seguida de choque frontal (27%) y fronto-lateral (16%).

Del informe también destaca que el 63% de los accidentes con víctimas se han registrado en ciudad: Hubo 489 muertos en vías urbanas.

Aunque esta cifra supone 20 muertos menos que un año antes, Navarro ha señalado que la siniestralidad ha subido en ciudades como Madrid y Barcelona.

Y ha avisado que «frente a acciones y preocupaciones sobre la calidad del aire, puede estar quedando relegada la seguridad vial».

Dentro de las cifras recogidas en las ciudades, Navarro también ha puesto de relieve que el 81% de los fallecidos son usuarios vulnerables: peatones (237), ciclistas (15) y motociclistas (145).

MUERTES MENOS ENTRE CICLISTAS

Cabe también destacar que se ha reducido en 20 el número de ciclistas muertos. En 2018 murieron 58: 43 en carretera y 15 en ciudad.

Navarro ha señalado que hay esperar a que esta cifra se asiente para hablar de un cambio.

La siniestralidad entre motociclistas se mantiene igual que en 2017: 359 muertos.

Navarro ha informado que los fallecidos de 65 años o más han aumentado de forma significativa, pasando de 465 en 2017 a 496 en 2018.

«Los mayores son el 19% de la población y el 27% de los fallecidos», ha apuntado el director de la DGT,  y ha señalado que este colectivo es cada vez mayor.

Según los datos, más de la mitad de los mayores de 65 fallecidos en carretera eran conductores y el 82% que murieron en ciudad, eran peatones.

«En seguridad vial no hay que buscar culpables, sino soluciones», ha subrayado Navarro, y ha dado las gracias a los conductores y a la sociedad civil por «sus mil y una iniciativas».

El año más negro en España fue 1989, cuando se superaron los 9.000 fallecidos, y el de menor siniestralidad, 2013, con 1.680 muertos.

Noticias relacionadas:

El teléfono móvil, la primera causa de muerte en carretera en España

Cruzada de Pere Navarro contra el uso del móvil conduciendo: Serán 6 puntos menos

Tráfico realizará casi un millon de pruebas de alcoholemia en el dispositivo especial de verano