PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El alcalde de Burguillos sale a patrullar al llevar el 80% de los policías más de dos meses de baja

Domingo Delgado, que fue agente de policía, ha tomado la determinación de salir a patrullar por las calles de la localidad dentro de su agendaDomingo Delgado Pino, alcalde de Burguillos./Ayuntamiento de Burguillos
|

Hablar con traficantes y adictos, vigilar los lugares habituales donde se reúnen los delincuentes, saber en qué casas se vende droga o convencer a los ocupas para que se marchen a otra localidad son algunas de las labores que, según se ha explicado a Europa Press desde el propio Consistorio, Delgado ha adoptado en los últimos tiempos.

PUBLICIDAD

Los vecinos viven con «temor» ante la falta de policías y precisamente este miércoles el alcalde ha saltado la entrada a la casa de un ciudadano porque su vivienda estaba siendo objeto de robo aprovechando las vacaciones en la playa de los dueños».

«La víctima fue alertada por sus vecinos y ésta llamó al alcalde al ser más fácil denunciárselo a el que a los agentes. «Le pedí que se acercara y no dudó en saltarse la cancela y entrar para intentar detener a los ladrones y evitar el robo, algo que no sé cómo agradecer», según ha publicado en sus redes sociales.

PUBLICIDAD

Proliferación de ocupas en los últimos años, «especialmente desde que el anterior alcalde»

A ello se suma la proliferación de ocupas en los últimos años, «especialmente desde que el anterior alcalde, Valentín López, declarara a la localidad libre de desahucios y les facilitara el suministro de agua».

En la actualidad, «tenemos más de medio centenar de ocupas, que viven en viviendas en las que se han metido enganchando la luz de la calle», lamenta el regidor.

El alcalde denuncia que la situación es «insostenible» y el viernes volverá a tener una reunión con los policías y representantes sindicales para intentar llegar a un acuerdo acerca de unas cantidades económicas que el anterior gobierno les dejó sin pagar y sobre determinadas condiciones de trabajo.

PUBLICIDAD

«Mientras tanto, seguiremos patrullando para evitar que la situación empeore –lamenta–, porque los vecinos no merecen menos».

EP

PUBLICIDAD