PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Policía Nacional y la Guardia Civil ratifican que María del Mar Bermúdez falsificó la firma de su marido

María del Mar Bermúdez falsificó la firma de su marido, Francisco Palo, en la hoja de encargo por la que contrató los servicios del abogado José María Garzón, que actuó como acusación particular en el juicio contra los asesinos de su hija, Sandra Palo.
|

Un policía científico de la Policía Nacional y dos miembros del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil –los tres expertos en Grafoscopia– ratificaron, ante el magistrado del Juzgado de Instrucción 1 de Madrid, Pedro López Jiménez, que la firma de la hoja de encargo por la que María del Mar Bermúdez García y su esposo, Francisco Palo, habían contratado los servicios del abogado José María Garzón Flores, socio director de Garzón Abogados, era obra de la propia Bermúdez. 

No era una falsificación del abogado, como había afirmado la mujer. 

PUBLICIDAD

Bermúdez había asegurado que ella jamás había firmado ninguna hoja de encargo ni autorización de cobro a su abogado.

PUBLICIDAD

Sugirió así que Garzón había falsificado la firma de su marido y que se había quedado con dinero.

La ratificación de los tres agentes se produjo el 14 de noviembre pasado y deja el camino expedito para la celebración del juicio contra Bermúdez. 

PUBLICIDAD

El letrado se ha querellado contra su excliente por los delitos de calumnias, falsificación de documento, estafa procesal y denuncia falsa.

Garzón representó a María del Mar Bermúdez y a su marido, Francisco Palo Mauricio, como acusación particular en el juicio por el asesinato de su hija, Sandra Palo.

La mujer se había querellado previamente contra Garzón por un delito de estafa, que resultó ser falso. 

PUBLICIDAD

El magistrado del Juzgado de Instrucción 33 de Madrid, Tomás Martín Gil, no tuvo más remedio que archivar la querella de Bermúdez contra su exabogado. 

Martín Gil dio carpetazo al asunto tras leer estos dos informes que él había encargado a la Policía Científica de la Policía Nacional y al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, cuya ratificación se ha producido ahora ante el titular de Instrucción 1 de Madrid. 

PUBLICIDAD

En ambos concluían exactamente lo mismo: María del Mar Bermúdez García era la autora de la firma de la hoja de encargo y no Garzón ni su marido, Francisco Palo, que era el que tenía que haberlo hecho.

María del Mar Bermúdez García falsificó la firma de su esposo. 

De acuerdo con Garzón, Bermúdez ha tratado de engañar a la justicia. 

Además, le ha dado la máxima publicidad a esa mentira a través de los medios de comunicación con el fin último y claro de menoscabar su fama profesional.

“Vivimos en un estado de derecho. Nadie puede tener patente de corso para actuar por encima de la ley. Y ciertamente no puede considerarse como tal el haber sido madre de la víctima de un asesinato tan horrible como el que sufrió la pequeña Sandra”, declaró el abogado a Confilegal.

PUBLICIDAD

Bermúdez, de forma consecutiva a la interposición de la querella contra Garzón –ahora archivada–, realizada en 2016, presentó una  denuncia ante la Fiscalía Provincial de Madrid, sabiendo que el asunto estaba ya judicializado.

Paralelamente a la instrucción emprendida por el Juzgado 33, Bermúdez y su marido presentaron una demanda de reclamación civil por la que pretendieron que el abogado les pagara una indemnización de casi 500.000 euros.

Dicha demanda fue también desestimada.