PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Los abogados activistas de ONG no deberían poder ser nombrados jueces del TEDH”, según el coautor del informe sobre la influencia de Soros

Grégor Puppink, director del CEDJ y coautor del informe "Las ONG y los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos 2009-2019". Foto: Youtube.
|

“Es imprescindible que en la elección de nuevos jueces, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sea totalmente independiente e imparcial. Los abogados activistas de ONGs no deberían poder ser nombrados del TEDH”, afirma el francés Grégor Puppinck, director del Centro Europeo de Derecho y Justicia (CEDJ).

Puppinck es, además, el coautor del informe “Las ONG y los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos 2009-2019”, en el que se dice que entre el 1 de enero de 2009 y el 1 de octubre de 2019, 22 jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) han tenido vínculos directos con la Open Society Foundation (OSF) y con su rama jurídica, la Open Society Justice Iniciative (OSJI), ambas creadas por el multimillonario estadounidense nacido en Hungría, George Soros, y con seis ONG que colaboran con el magnate mencionado.

“Este tema no es algo nuevo. Es algo que conocíamos desde hacía tiempo desde el CEDJ. Pero ha sido ahora cuando nos hemos puesto a investigar después de constatar que a lo largo de los últimos años se ha producido un aumento de candidatos procedentes de organizaciones no gubernamentales (ONG). Activistas con vínculos a la OSF y a otras ONGs, relacionadas con la anterior, que acceden a ser jueces del TEDH“, añade Puppinck.

De acuerdo con Puppinck, se están introduciendo nuevos valores en el TEDH.

NUEVOS VALORES

“De los cien jueces que han servido durante el periodo que hemos investigado, 22 de ellos tuvieron fuertes vínculos antes de ser elegidos para esa responsabilidad, ya fuera como administradores, beneficiarios de su dinero o participantes regulares en sus actividades. Y se está produciendo una introducción de nuevos valores, bajo la etiqueta del multiculturalismo“, señala el director del CEDJ.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y cita, como ejemplo, la confirmación de la condena de una conferenciante del Partido de la Libertad de Austria que dijo, sobre el matrimonio de Mahoma con una niña de seis años y la consumación del matrimonio a los 9, “¿cómo lo llamamos si no es pedofilia?”.

La conferenciante quería advertir contra la práctica de los matrimonios de menores en el Islam, siguiendo el ejemplo de Mahoma.

“Aquella fue una decisión muy seria. Porque permitió amordazar las críticas al Islam en nombre de la convivencia. Lo que va en contra de la modernidad occidental que exige, por el contrario, someter al Islam a la crítica histórica, sin temor a perturbar las creencias de sus seguidores e incuso a provocar tensiones”, añade Puppinck.

PUBLICIDAD

De haber sometido a juicio del TEDH las caricaturas de Charlie Hebdo sobre Mahoma, desde ese punto de vista, la revista satírica habría sido condenada.

“La jurisprudencia del TEDH se proyecta a los 47 estados miembros. La estrategia de estas siete ONG se ha dejado sentir en la promoción de los derechos del colectivo LGBTI en Europa así como en la maternidad surrogada, por poner dos ejemplos más”, señala.

REFORMAS EN EL TEDH

Desde el punto de vista de Puppinck, este estado de cosas pone en tela de juicio la imparcialidad y la independencia del TEDH.

PUBLICIDAD

“Aparte de impedir que los activistas de ONG, abogados de profesión, puedan convertirse en jueces del TEDH, habría que evitar la sobrerrepresentación de las ONGs -incluyendo la que yo dirijo- durante el proceso de selección de los candidatos”, afirma.

PUBLICIDAD

“Y en caso de conflcito de intereses, los jueces deberían tener la obligación de informar al presidente del tribunal. El objetivo es preservar al TEDH de influencias no debidas. Porque hay que tener en cuenta que sus decisiones tienen traducción en 47 países de Europa. De ahí que sea esencial tomar medidas en ese sentido. La credibilidad, la ‘auctoritas’ del TEDH puede estar en juego”, concluye.