PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Patricia Suárez (Asufin): ‘Es una aberración que desestimen las demandas del IRPH tras el fallo del TJUE’

Hasta el momento, 24 tribunales han fallado a favor de la interpretación favorable a los consumidores sobre el IRPH del TJUE y 9 en contraLa presidenta de Asufin explica en Confilegal qué es lo que más preocupa a la asociación en estos momentos e informa de los frentes que tiene abiertos. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), afirma que es “una aberración que desestimen las demandas del IRPH” tras el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Critica que se esté “alargando la lucha de los afectados cuando esto realmente debería estar ya zanjado y todos los tribunales deberían estar anulando los IRPH y devolviendo el dinero a las familias”.

“Al final, lo único que van a conseguir es que volvamos a Europa”, apunta.

El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) y las tarjetas ‘revolving’ es “lo que más preocupa” a Asufin en la actualidad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Suárez teme que muchos afectados por la crisis generada por el coronavirus “se vean tentados por estas tarjetas, que son muy fáciles de obtener, pero que generan una espiral de deuda peligroso de la que es difícil salir”.

Por esta razón, insta de nuevo al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a que acelere la publicación de la orden de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios que tiene como finalidad mejorar la publicidad de las ‘revolving’.

Asufin fue fundada en julio de 2009 por un grupo de afectados por derivados financieros con el objetivo de “cambiar la cultura bancaria de nuestro país”.

La preside desde entonces Patricia Suárez, licenciada en filología alemana, quien en 2008 descubrió que el banco le había colocado un “seguro” que le iba a costar más de 8.000 euros cancelar.

PUBLICIDAD

Comenzó a buscar por Internet y vio que no era la única.

“A principios de 2009 comenzamos a intercambiar información en un foro -publicidad, sentencias y resoluciones del Banco de España- y en julio de ese mismo año un grupo de afectados por clips e intercambios de Bankinter fundamos Asufin”, relata.

La asociación centra su actividad en la “prevención, información, formación y defensa de los usuarios financieros”.

PUBLICIDAD

El pasado mayo se incorporó a ‘Bureau Européen des Unions de Consommateurs’ (BEUC), la organización que vela por la protección de los intereses de los consumidores en Europa.

¿Qué es lo que más preocupa a Asufin en estos momentos? 

PUBLICIDAD

IRPH y las tarjetas ‘revolving’. El IRPH nos preocupa mucho porque vemos que algunos tribunales han tomado una iniciativa contraria a los razonamientos de Europa y están alargando la lucha de los afectados cuando esto debería estar ya zanjado y todos los tribunales deberían estar anulando los IRPH y devolviendo el dinero a las familias.

Las ‘revolving’ nos preocupan por el sobreendeudamiento que genera a las familias. La usura no es todo el problema, el problema es cómo se amortiza esta deuda, cuotas muy bajas con muy poca amortización de capital y muchísimos intereses. Esto es lo que más nos preocupa de las ‘revolving’.

El Juzgado de lo Mercantil número 4 de Valencia ha admitido a trámite la primera demanda colectiva por tarjetas revolving, presentada por su asociación…

PUBLICIDAD

Hemos iniciado esta campaña de demandas colectivas para intentar erradicar del mercado esta práctica abusiva del método ‘revolving’, de cómo lo explican, que no le digan a los clientes realmente que ese préstamo tan fácil que pueden tirar de tarjeta tan rápidamente se les puede convertir en un auténtica espiral de endeudamiento, que estamos hablando de intereses muy altos y, además, de muchos.

Tenemos casos en los que por 1.000 euros de deuda pagando 25 euros al mes, tardan siete años en devolver el préstamo y cuando han terminado han pagado 1.000 euros también de intereses. Son situaciones terribles.

Ha anunciado que a esta demanda seguirán otras, que ya han presentado y están a la espera de su admisión…

Efectivamente. Tenemos presentadas la que se ha admitido, que es la de CaixaBank en Valencia, y en Madrid contra Bankinter, WiZink y Carrefour.

Además, tenemos ya preparadas en salida contra Evo -la financiera, no el banco-, contra Alcampo, Barclays… Tenemos varias en marcha.

Queremos que ningún afectado se quede sin su demanda colectiva.

El pasado martes tuvimos un ‘webinar’ sobre sobreendeudamiento, en el que hablemos de las tarjetas ‘revolving’. Queremos que la gente identifique si tiene una tarjeta ‘revolving’ y si la tiene, intentar ayudarle a recuperar su dinero y a que no pague estos intereses que son claramente abusivos.

Asufin ha reclamado la creación de una autoridad independiente de protección al cliente financiero, después de que el Banco de España haya notificado un incremento en las reclamaciones bancarias por IRPH y las tarjetas ‘revolving’.

Sí. Esto es un tema del que lleva hablando años y cuando parece que se va a impulsar vuelve a quedarse encerrado en el cajón y en el olvido. Esperamos que la ministra Calviño lo vuelva a impulsar.

Lo último que se supo fue que Hacienda advertía de que no había dinero para ponerlo en marcha, nosotros pensamos que no es exactamente así.

Ahora mismo hay muchísimos tribunales saturados -eso también es dinero, lo pagamos todos los contribuyentes- y un mecanismo de resolución alternativa de conflictos, un organismo independiente que de verdad resolviese los conflictos y sancionase las malas prácticas de los bancos y también de las aseguradoras, ahorraría muchísimo dinero a los contribuyentes porque no tendríamos que ir a tribunales y recuperaríamos el dinero mucho antes.

Su asociación ha hecho un mapa jurisprudencial sobre IRPH en España.

La sentencia del 3 de marzo está clara, es contundente, zanja el problema. Sin embargo, algunos tribunales, como la Audiencia Provincial de Barcelona, Sevilla o Granada están dictando contra los consumidores, declarando válido este índice.

Para nosotros esto es una aberración, de la misma manera que es una aberración que si ganas -porque hay veces que se gana-, sustituyan por el IRPH entidades.

Asufin fue fundada por Patricia Suárez en 2009 para defender a consumidores que, como ella, habían sufrido las consecuencias de productos financieros inadecuados; desde 2015 trabaja con organizaciones europeas, asociaciones y sociedad civil, principalmente en la defensa de los afectados por hipotecas en divisas. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Arriaga Asociados ha presentado hasta el momento nueve querellas contra magistrados de Audiencias Provinciales por fallar contra la jurisprudencia del TJUE sobre el IRPH...

Sí, somos conscientes.

En Asufin estamos configurando y actualizando permanentemente este mapa jurisprudencial para ponerle nombre y apellidos a quién está dando la razón a los bancos y quién a los consumidores, para que sepamos el lugar que está ocupando cada uno en este conflicto.

A raíz de su publicación, muchos abogados nos están mandando sus sentencias para que las incorporemos.

Recientemente nos llegaron dos, de la Audiencia Provincial de Barcelona y la de Álava, una del Juzgado de Primera Instancia de La Laguna, en Tenerife, y otra de Jaén.

Esto lo que ha generado es una auténtica rebelión.

Con el suelo, nosotros tuvimos un momento en el que gracias al TJUE se zanjaba la polémica y todos los tribunales tenían claro que había retroactividad y empezaban a devolver el dinero.

Ahora con el IRPH se están agarrando, están retorciendo la interpretación de estas sentencias y están desestimando las demandas. Nos parece una aberración.

Al final, lo único que van a conseguir es que volvamos a Europa, de hecho, el juez del 38 de Barcelona, González de Audicana, ya ha dicho que lo hará, y que incluso este auto que comentaba pueda suponer que el propio Supremo decida ir.

¿Cuáles son las implicaciones de ir a Europa? Ahí tenemos el problema de retrasar la solución para todos los afectados y esto nos preocupa.

Ha dicho que el Supremo está admitiendo los recursos de IRPH presentados en los primeros meses de 2017 y que “los estuvieron reteniendo hasta que hubiera sentencia del TJUE”…

Así es. Se estuvieron reteniendo, hay casi 200 de admisión. Me dicen que se han admitido ya casi 10 recursos, todos con esta coletilla permitiendo a las partes alegar sobre la sentencia del TJUE, y apunta a que probablemente se vuelva a plantear cuestión prejudicial por parte del Supremo.

¿Y qué dice de que en algunas promociones de las viviendas de protección oficial se establezca que el índice por el que se regularán estos préstamos es el IRPH?

Asufin pide eliminar el índice de las VPO. Es una decisión política.

Han pasado gobiernos del PP y del PSOE y nadie ha hecho nada por estas familias. Las VPO son viviendas a las que se accede porque son familias con menos recursos que el resto y se supone que las condiciones tienen que ser ventajosas.

Todos los años se actualiza y se hace con el IRPH cuando basta con una orden del Consejo de Ministros diciendo que este año cambia a Euribor.

Hace falta voluntad política, que no hay ahora mismo en este país, para quitarle el IRPH a las viviendas de protección oficial. Familias con menos recursos están pagando una hipoteca más cara que el resto de los españoles, no tiene ningún sentido.

Respecto a la moratoria hipotecaria, Asufin reclama al Gobierno flexibilizar las condiciones de acceso a la moratoria legal y ampliar a seis meses su aplicación. Su asociación advierte que la propuesta por el sector podría suponer un coste adicional para el cliente de hasta 1.000 euros…

Sí. Advertimos que la moratoria legislativa está dejando fuera a mucha gente. A pesar de que en las estadísticas del Banco de España aparentemente se le está dando al 80% de las personas, no es así, es el 80% de las tramitadas. Al que no cumpla las condiciones no se le tramita y por lo tanto está quedando fuera.

Esto ha hecho que los bancos ofrezcan moratorias sectoriales. Valoro positivamente que hayan tomado esta iniciativa ante la inoperancia de la moratoria del Gobierno. Ahora bien, advierto a los consumidores que cuando firmen estas moratorias, les dejen bien claro y por escrito que no va a tener mayor carga financiera.

Esto es un compromiso que las entidades han dicho que van a tener con los clientes, pero como siempre, los compromisos que estén por escrito. ¿Por qué? Porque la moratoria sectorial lo que hace es que tú pagas intereses ahora y el capital se aplaza, si este capital aplazado vuelve a devengar intereses, estarás pagando intereses dos veces, y supondrá que te va a costar hasta 1.000 euros más en una hipoteca media.

Esto es lo que le pedimos a los bancos que no lo hagan. Nos han dicho que no lo van a hacer, que lo pongan por escrito y así, todos tranquilos.

Ha dicho que “ahora tienen una oportunidad para recuperar la confianza perdida en los últimos años”…

Sin ninguna duda. Honestamente creo que lo están intentando al menos. Con la crisis del Covid, las entidades financieras están intentando ser rápidas, ser operativas, dar crédito… Lo están intentando, que sigan así.

También ha habido un acuerdo entre las patronales bancarias y el Ministerio de Trabajo y Economía Social por el cual los bancos adelantarán el pago de prestaciones por desempleo; una medida que contribuirá a evitar el sobreendeudamiento de muchas familias que no tendrán que recurrir a créditos rápidos para obtener liquidez…

Efectivamente. Esto fue una petición que nosotros hicimos. Reclamamos que de la misma manera que se estaban adelantando otras cosas, que muchísima gente que tenía el ERTE y que podía acreditar en el banco que lo tenía concedido, se estaba viendo que por la inoperancia de la Seguridad Social no iba a cobrar hasta pasados unos meses, que esas personas no entrasen en impago de sus hipotecas o de sus préstamos o de cualquier otro recibo y que el banco les diese un anticipo, que les adelantara esas cantidades que al fin y al cabo estaban actualizadas y tarde o temprano iban a recibir.

Publicamos un comunicado con esta reivindicación y parece que nos escucharon y las patronales se pusieron de acuerdo con Trabajo para que efectivamente se adelantasen todos los ERTE y estas personas pudiesen atender sus compromisos.

Ha advertido también de que la TAE de los minicréditos puede superar el 3.500%…

Estas herramientas de financiación no son la solución ante la falta de liquidez por la situación derivada del coronavirus. De cara al COVID-19 alertamos que se trata de un producto de fácil acceso que puede convertirse en una trampa financiera, por lo que instamos a los canales bancarios convencionales a facilitar anticipos y otras alternativas para los afectados por la crisis sanitaria.

Advertimos que ante la pandemia muchísima gente se podía ver tentada a tirar de un préstamo rápido por la difícil situación que estuviera viviendo y que nuestra recomendación era no hacerlo porque suponía un coste muy elevado para las economías de las familias.

A raíz de ahí, le decíamos a la banca “arrime el hombro, haga anticipos para que la gente no tenga que acudir a préstamos rápidos de devolución en uno o dos meses hasta que les llegue el ERTE y tener que que pagar estos intereses tan elevados”.

Por cierto, ¿cómo acoge la decisión de Consumo de llevar ante los tribunales a al menos 17 aerolíneas que supuestamente estarían omitiendo información a los clientes sobre su derecho de reembolso en caso de cancelación de un vuelo?

Me parecen unos valientes. Esto hay que valorarlo positivamente.

Se estaba detectando que la mayoría de las aerolíneas no daban opción, ponían difícil la devolución del dinero y te ofrecían el bono, cuando realmente la normativa es clara: El cliente puede decidir y si no quiere el bono, tiene todo el derecho a su dinero.

Han hablado de iniciar acciones colectivas, procesalmente no es fácil el camino en el que se meten. No es nada fácil.

Las acciones colectivas solamente las podemos poner las asociaciones de consumidores, la Fiscalía y las administraciones de consumo.

Las asociaciones de consumidores lo estamos intentando todos los días, ya era hora que una administración de consumo pusiera en marcha una acción colectiva para defender a todos los españoles. Esto hay que aplaudirlo. ¿Cómo saldrá? No lo sabemos, pero por lo menos no se puede decir que no lo han intentado.

¿Qué otros proyectos tiene Asufin a corto plazo además de las demandas colectivas y el tema del IRPH?

Continuaremos con todo lo que tiene que ver con educación financiera, tanto en finanzas y tecnología, como  finanzas verdes, como las finanzas familiares para intentar que los consumidores gestionemos mejor vuestro dinero y seamos capaces de comparar mejor productos y servicios para que las cosas funcionen mejor y nuestra economía también.

El COVID-19 ha sido durísimo para este país, hemos estado cuidando nuestra salud física, que es importante, y ahora viene la salud financiera. Muchas familias se habrán quedado con una merma de recursos importantes y habrá que ayudarles a que gestionen y no se endeuden, no metan la pata y no adquieran productos que no necesitan.

Comienza el momento de atender la salud financiera y es importante que haya asociaciones como la nuestra para ayudar a las familias a gestionar mejor la crisis económica que va a haber para muchas familias y que esperemos que no sea muy larga. Ya la están sufriendo muchas.

Asufin se ha integrado recientemente en la organización europea de consumidores BEUC. ¿Qué supondrá su incorporación?

La verdad es que es una de las cosas que más orgullo me han dado este año. El trabajo que veníamos haciendo en Bruselas en los últimos años ha sido grande, ha sido duro. Formar parte del BEUC es realmente pasar a ser representativo en Europa.

Somos la primera asociación española en incorporarse en 30 años y, además, somos la única especializada en finanzas, que es lo que va a marcar la diferencia de nuestra aportación en la organización.

Noticias relacionadas:

La cuestión prejudicial que prepara el Supremo en la sombra desconcierta y no gusta a unos y a otros

Tasa COVID-19: La Dirección General de Consumo advierte que es ilegal añadir a la factura el coste de desinfección

Asufin avisa que la moratoria que ofrece la banca suma costes de 500 a 1.000 euros al total de la hipoteca

Asufin denuncia que las comisiones por descubierto se disparan hasta el 10.000% TAE pese al fallo del Supremo