PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los radicales del ‘Ospa Eguna’ llaman ‘asesinos’ a los guardias civiles

El pasado sábado volvieron a pedir la salida de la Benemérita del País Vasco y Navarra'Txakurrak kanpora' (Perros fuera) o (Fuera de aquí, dejadnos en paz) o 'Fuera las fuerzas de ocupación', gritaban los congregados, muchos de ellos adolescentes; también había niños. Foto: Twitter
|

En el ‘Ospa Eguna’ celebrado el pasado sábado en la localidad navarra de Alsasua, en el que cada año radicales abertzales piden la salida de la Guardia Civil del País Vasco y Navarra, se calificó a los agentes de “asesinos”.

“Asesinos a sueldo, abuso de poder”, gritaban.

Sobre las siete de la tarde, decenas de individuos extremistas, muchos de ellos adolescentes e incluso menores, marcharon por las calles de la localidad con el lema ‘Ospa’ (fuera) lanzando proclamas como ‘Txakurrak kanpora’ (Perros fuera), ‘Alde hemendik, utzi pakean’ (Fuera de aquí, dejadnos en paz) o ‘Fuera las fuerzas de ocupación’.

El acto fue convocado bajo el lema ‘Zuek zarete birusa’ (‘Vosotros sois el virus’), comparando a la Guardia Civil con el coronavirus.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El cartel con el que convocaron este acto en Alsasua contra la Guardia Civil.

La jornada se desarrolló con el rechazo de PP, VOX y Ciudadanos, que pidieron al Gobierno que interviniera para impedir su celebración.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha lamentado que “los radicales hayan vuelto a esparcir su odio por el pueblo un año más” y ha expresado su apoyo a la Benemérita.

“Es un acto preparado para humillar a la Guardia Civil, la que siempre nos ha defendido frente al terror de ETA que ellos justifican”, ha denunciado la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, hermana del concejal del PP vasco Gregorio Ordóñez asesinado por ETA el 23 de enero de 1995 en San Sebastián.

PUBLICIDAD

Covite critica que estos sujetos “tienen la indecencia de llamar “asesinos” a los guardias civiles, que son los que han sufrido la persecución y el asesinato por parte de ETA”.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) también denuncia que este acto promueve “odio, hostilidad, discriminación y violencia” contra estos servidores públicos y sus familiares.

PUBLICIDAD

Tanto las asociaciones de guardias civiles como Movimiento contra la Intolerancia, que preside Esteban Ibarra, condenan que los agentes y sus familias están sufriendo “estignatización” y actos de intolerancia, y reclaman que además de reconocérseles el delito de atentado a la autoridad “cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas (artículo 550 del Código Penal)”, también estén amparados ellos y sus familias cuando ocurra fuera del acto de servicio, como delito de odio.

Señalan que los agentes están sufriendo actos de intolerancia como los acaecidos en Alsasua o en algunas zonas de Cataluña, y que “no reciben mayor amparo que los previstos para los delitos comunes en cualquier otro tipo delictivo del Código Penal”.

Piden “universalizar” la protección frente a los delitos de odio, lo “que incluiría a todas las personas y colectivos profesinales que están sufriendo incidentes de odio, hostilidad, discriminación o violencia por violación de su dignidad y derechos humanos“, explica a Confilegal Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia.

El Consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, ha acusado al Ejecutivo de “no hacer nada” frente a este “acto de ofensa a la Guardia Civil”.

“En Alsasua se está ofendiendo gravemente a una institución como la Guardia Civil sin que el Gobierno haga nada por evitarlo”, denunció ayer en declaraciones a los medios, y sentenció que el Ejecutivo debería estar “al servicio de los españoles para proteger y defender el honor de la Guardia Civil”, y no para “servir a los independentistas, los radicales y los que quieren destruir la unidad de España”.

El ‘popular’ ha expresado su solidaridad con la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Local, y “todos aquellos que trabajan por la seguridad y la democracia de los españoles”.

“En el País Vasco y en Navarra, aunque ya no nos matan, siguen secuestrando nuestra libertad”, advierte la presidenta de Covite.

El pasado julio alertó que en los seis primeros meses del año Covite ha contabilizado un total de 124 actos de apoyo a terroristas de ETA, y avisó del “preocupante aumento” de las acciones de esta naturaleza en los últimos meses, hasta el punto de que “ya se han superado en un 158% los registros de 2019”.

Noticias relacionadas:

La Audiencia Nacional permite el ‘Ospa Eguna’ de Alsasua porque no hay antecedentes de delitos graves