Firmas

El FC Barcelona de Bartomeu: Crónica de una muerte anunciada

El FC Barcelona de Bartomeu: Crónica de una muerte anunciada
Raúl Prieto, abogado de Lawyou especialista en derecho deportivo, opina en su columna que Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, debe dimitir y convocar nuevas elecciones en el club.
09/10/2020 06:45
|
Actualizado: 18/1/2021 14:34
|

Con fecha 17 de septiembre de 2020, se presentó a través de la plataforma “més que una moció”, un total de 20.687 firmas, de las 16.521 necesarias, para iniciar el proceso de moción de censura contra el presidente Bartomeu, por la caótica e infructuosa gestión realizada al frente del club en estos últimos años. El detonante de tal actuación colectiva deriva de lo sucedido este verano con el jugador argentino Leo Messi.

Esta situación ha sido la gota que ha colmado el vaso para los promotores de la moción de censura y los seguidores blaugranas, no solo por el hecho de poder perder al mejor jugador del mundo, sino por la mala imagen proyectada por el club en este aspecto.

La moción de censura se encuentra recogida en los estatutos fundacionales del Futbol Club Barcelona, concretamente en el artículo 55 de los mismos.

Este artículo 55 se encuentra dividido en 5 apartados, en los cuales se regula el procedimiento para llevara a efecto una moción de censura.

En el primero de ellos se establece quien son los sujetos participes en el voto de censura, con una aclaración, el voto de censura se puede dirigir contra la totalidad de la Junta Directiva o contra parte de esta.

El segundo de los puntos establece cual es el mínimo de acreditaciones para poder solicitar el voto de censura. Este mínimo se fija en el 15% de la totalidad de los socios, lo que hacen un total de 16520 firmas válidas.

CÓMO SE PRESENTA EL VOTO DE CENSURA

En el punto tercero, se indican cuáles serían las formas y procedimiento a seguir para solicitar el voto de censura:

1.- Previamente a la presentación formal de la solicitud del voto de censura, los que la encabecen dirigirán un escrito a la Junta Directiva anunciando su propósito, con la relación de los miembros de la Junta que quieran someter a censura.

2.- La Junta Directiva, en un plazo no superior a cinco días hábiles, facilitará a los solicitantes las papeletas de apoyo.

3.- Los promotores del voto de censura dispondrán del plazo de catorce
días hábiles, contando a partir del siguiente a la puesta a disposición de los boletos, para presentar la solicitud formal a la Junta Directiva, en la que harán constar la motivación, los miembros de la Junta que deberán someterse a la censura adjuntando los boletos de apoyo.

En el cuarto punto del artículo 55, se indica la forma en la cual se establecerá la mesa del voto de censura. Transcurrido el plazo de recogida de firmas, estas deberán entregarse al Club para proceder a su recuento y validación, y hacer público el resultado.

Dentro de los diez días hábiles siguientes a la presentación formal de la solicitud, se constituirá la Mesa del voto de censura, que será la responsable de promover y controlar todo el proceso

En el último de los puntos del artículo citado, se establece que la convocatoria de la votación será publicada por la Junta Directiva en la forma que señala el artículo 43.2 de los Estatutos y con una antelación mínima de cinco días hábiles.

“Publicación.

«La convocatoria se insertará en el tablón de anuncios existente en el domicilio del Club y deberá́ hacerse pública mediante el anuncio al menos en un diario de amplia difusión en Barcelona o por notificación directa a los socios. Asimismo, la convocatoria deberá́ publicarse en la página web del Club. También se comunicará a la Federación Catalana de Fútbol».

SOLUCIONES AL PROBLEMA SURGIDO

Una vez conocido el procedimiento y el funcionamiento del voto de censura en el FC Barcelona analicemos lo sucedido y las posibles soluciones al problema surgido.

La actual moción de censura ha llegado a presentar un total de 20.731 firmas de las cuales han sido validadas un total de 20.687 firmas que superan con creces el mínimo establecido para iniciar la moción censura, es por ello que estamos en disposición de indicar que… «Habemus Moción».

Con la Moción ya en marcha la pelota ahora se encuentra en el tejado del presidente Bartomeu, al cual se le plantean únicamente dos opciones, la dimisión anticipada o bien someterse a la votación de censura.

Ambas decisiones se encuentran reguladas en los estatutos fundacionales del Futbol Club Barcelona, concretamente en su artículo 35.2 que indica:

“El cese de los miembros de la Junta Directiva se producirá́ por alguna de las causas siguientes:

«e) por aprobación de un voto de censura;

«f) por dimisión o renuncia individual del miembro, aceptada por la Junta Directiva;

«g) por la dimisión o renuncia generalizada en los supuestos y condiciones regulados en los artículos 35.4 y 67”.

 La primera de las opciones, la mas sencilla de ejecutar, pasaría por la dimisión del presidente, de su Junta Directiva y la posterior convocatoria de elecciones. Se constituirá una Comisión Gestora que sustituirá́ a la Junta Directiva en base a lo dispuesto en el articulo 35.4 de los estatutos fundacionales del Futbol Club Barcelona, para la gestión del club, en tanto en cuanto la nueva Junta Directiva es elegida mediante las correspondientes elecciones.

El proceso electoral se encuentra regulado en el artículo 43 de los estatutos del Club que dispone:

“Convocatoria de las elecciones

«La convocatoria de las elecciones la realizará la Junta Directiva del Club o la Comisión Gestora regulada en el artículo 35.4».

CÓMO SE LLEVA A CABO LA VOTACIÓN

Por el contrario, para llevar a cabo la votación se requerirá a la Junta Directiva del Club para que convoque el acto de votación, que deberá celebrarse en un plazo no inferior a diez días hábiles ni superior a veinte, contando a partir de la notificación del requerimiento de la Mesa.

Solo podrán votar los socios que en el acto de votación de censura disfruten de la condición de elector e incluidos en el censo cerrado el día del anuncio del voto de censura.

Una vez finalizada la votación, la Mesa realizará el escrutinio y el recuento de los votos proclamando con posterioridad el resultado. El voto de censura solo quedará aprobado si obtiene los votos favorables de dos tercios o más de los votantes, siempre que el número de estos sea como mínimo del 10 % de los socios del Club. Los miembros de la Junta Directiva censurados quedarán relevados automáticamente de sus cargos.

Si la censura no obtiene esta mayoría, no podrá plantearse de nuevo por los mismos motivos hasta que haya transcurrido el plazo de un año a partir de la realización de la votación.

Tras todo lo acaecido en estos últimos años, con la marcha de Guardiola, Neymar e Iniesta bajo el mando de la actual Junta Directiva, habría que añadir lo sucedido con Leo Messi este verano.

En mi opinión, la actual Junta Directiva del Futbol Club Barcelona no debería de someterse a la votación de censura ya aprobada. Debería de dimitir en bloque y así poder evitar un nuevo episodio bochornoso tanto para el club como para actuales los responsables del mismo, que no han estado a la altura de lo que el club exigía en todos sus años de mandato.

La gestión realizada en los últimos tres, cuatro años tanto a nivel deportivo como a nivel económico ha sido nefasta.

No se ha conseguido ganar la Champions League desde la marcha de Luis Enrique, objetivo prioritario del club cada temporada.

En la Liga el Real Madrid ha arrebatado este año la hegemonía que el club blaugrana venía ejerciendo. Se han vendido jugadores que no se deberían de haber vendido, se ha malgastado el dinero obtenido con esas ventas en jugadores infructuosos y de dudosa calidad para el club que representan.

Por último, han sumido al club en un colapso económico que ha no ha hecho posible fichar a jugadores de la calidad requerida para el club. Llama la atención que el club no haya obtenido los servicios del delantero Memphis Depay, refuerzo solicitado expresamente por el técnico Ronald Koeman, al no poder hacer frente a un fichaje inferior a los 10 millones de euros. Recordemos que el fichaje de Neymar por el PSG reporto al FC Barcelona la cantidad de 222 millones de Euros hace solo dos temporadas.

Es por ello que la Junta Directiva en conjunto y por medio del presidente Bartomeu deberían de dimitir y plantear elecciones anticipadas.

Estas elecciones como mínimo se celebrarían en el mes de marzo de 2021, en principio participarían todos los candidatos que en su día unieron fuerzas para presentar la moción de censura y de los cuales saldrá el nuevo presidente de un club que debe volver a ser más que un club.

Otras Columnas por Raúl Prieto Martínez:
Últimas Firmas
  • Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
    Opinión | CDL: Algunas curiosidades del ‘trust’ bajo el derecho de Inglaterra y Gales (IV)
  • Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
    Opinión | ¿Cómo se calcula la pensión de alimentos?
  • Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
    Opinión | De la ilusión al abismo: La trampa del pacto de no competencia
  • Opinión | Celeridad de la justicia: una asignatura pendiente del sistema judicial español
    Opinión | Celeridad de la justicia: una asignatura pendiente del sistema judicial español
  • Opinión | Carta abierta a la ciudadanía
    Opinión | Carta abierta a la ciudadanía